jueves, 12 de noviembre de 2015

¿Por qué la izquierda no se une en nuestro país?



Alberto Garzón (IU)
La derecha, casi siempre no ha tenido ningún problema de acercarse al centro derecha cuando ha visto peligrar su mandato para la gobernabilidad del país.

Otra cosa ha sido cuando la izquierda se ha encontrado en esa tesitura de poder gobernar acercándose al centro izquierda e incluso a esa izquierda dispersa, pero al fin y al cabo izquierda.

No hay forma de que de una vez por todas gobierne en nuestro país una coalición de izquierdas.

Lo hemos visto ahora en el intento en Portugal de formar un gobierno en ese vecino país.

También es cierto que la Constitución  de dicho país nació de la Revolución de los Claveles en 1974 y fue redactada para que el primer ministro y el presidente se vigilaran mutuamente. En principio nada que objetar.

Pero resulta que el actual presidente portugués Aníbal Cavaco Silva, se declara católico y anticomunista de siempre. La Constitución le otorga amplias facultades como por ejemplo, designar y derribar gobiernos, convocar elecciones o disolver la Asamblea de la República.

También tiene la facultad para enviar al Tribunal Constitucional cualquier ley aprobada por Cámara o cualquier acuerdo del Consejo de Ministros que crean oportuno.

Es decir, tiene mucho poder, pero mucho. Lógicamente al tener tanto poder y pertenecer al partido PSD, es proclive a hacer cosas en favor de su partido de centro derecha.

Por lo que en principio ha frustrado un gobierno de coalición del PS, PC y Bloco de Esquerda (BE), es decir digamos de un centro izquierda.

Pero precisamente hoy Aníbal Cavaco se encuentra con el dilema de formar gobierno con la izquierda o convocar elecciones, puesto que la izquierda (PS,PC y BE) ha presentado una moción de censura al gobierno de derechas y ha ganado ¿Qué hará ahora el presidente conservador Cavaco?

Pero ¿por qué la izquierda no se une en nuestro país?

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, creo que esa desunión de la izquierda que siempre hemos conocido, la llevamos en los mismos genes, creo que es un fenómeno que reside en la sociedad.
    En la sociedad hay mucha cizaña. Hay mucha gente predispuesta a no dejar ver que existen hombres buenos. Si recordamos esos episodios bárbaros y sangrientos de la guerra civil española, veremos: ¿cuánta gente moría por pensar diferente?, quiero decir que esa manera de ser de izquierdas, siempre ha sido atacado por la gente que no admite otra manera de pensar, gente intolerante, dominante, poderosa y sin escrúpulos capaces de matar, como ya se ha demostrado en el transcurso de de la historia.
    Tiene que pasar mucho tiempo para que haya una sana "transmutación" en el genoma humano; es seguir la ley de la evolución de todas las especies. ¡¡Aunque parezca a risa!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Vicente, de risa nada. Es una verdadera pena que en pleno siglo XXI, nadie haya aprendido a tener cordura.
    Siempre he pensado que escuchar al otro me hace inmensamente rico. Pues siempre veo que el otro puede demostrarme cosas que no no había visto.
    La democracia es diálogo, fundamentalemnte diálogo para poder actuar con políticas que convengan al bienestar del ciudadano.
    Estos políticos actuales solo les interesa robar y no escuchar.
    Desde luego un verdadero cambio yo no lo veré, pero deseo que mis nietos si.
    Un abrazo

    ResponderEliminar