martes, 2 de febrero de 2016

Comienzo con una cita

"El zapato que va bien a una persona es estrecho para otra: no hay receta de la vida que vaya bien para todos". JUNG.

Aparentemente, casi siempre tenemos muchos problemas que suelen, muchas veces, acumularse, pero solo aparentemente. Si somos capaces de hacer una lista de dichos problemas que creemos tenemos, es posible, que los podamos resumir en un solo problema.

Los filósofos se hacen preguntas continuamente, por eso para mí, la filosofía es verdaderamente 'la madre del cordero' para entender la vida.

Pensemos por un momento que, de toda esa lista de problemas, elegimos el que creemos que es el más acuciante, el más importante.

Primero, analizaremos si ese problema podemos comprender por qué se nos ha presentado, es decir llegar al origen del mismo. Las preguntas que nos hagamos serán las que, en definitiva, nos alumbre en dónde puede estar la solución del problema.

Es como una especie de bucle, que nos ocurrirá con todos los problemas de la lista. En realidad, lo que estamos haciendo con nuestras neuronas, es conocer cómo funciona nuestra mente.

Si con cada problema de esa lista, hacemos el ejercicio en cada caso de esa lista, iremos concatenando y construyendo un camino, dejando inconscientemente, mojones como accesorios para llegar a la meta, que no es otra que saber por qué el problema se ha presentado y al mismo tiempo, hemos llegado a la mejor solución del mismo.

Cuando ese camino esté despejado de todos los problemas, entonces, seguramente estaremos en la respuesta adecuada para resolver el problema.

Digo el problema, pues habremos llegado a un punto en el que todos los problemas que teníamos en la lista, es, en realidad, un solo problema.

Así, pues cierro este escrito con la misma cita de Jung que lo comencé:

"El zapato que va bien a una persona es estrecho para otra: no hay receta de la vida que vaya bien para todos". 

6 comentarios:

  1. Cadacvez más convencida que algunos de nuestros axones están interconectados.
    No puedo llegar a Madrid pero sigo contando que toda mi lucha se la debo a las alas de un Ángel.
    TQ <8>

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila, tu sabes que todo lo que te propones, lo consigues.
      Yo TOQM <8>

      Eliminar
  2. Amigo Javier, filosofar no es mi fuerte, pero, entiendo que los problemas que nos acucian todos los días, no les ocurre a toda la gente por igual. Creo que cada persona tiene su propia idiosincrasia y, lo que para mí es bueno, puede ser perjudicial para otros. También creo que el mundo que percibo, es mi mundo y no el de otros; el valor y significado de las cosas que percibimos, son directamente proporcionales a la capacidad de entendimkento que a la vez depende del grado de formación.

    Perdona amigo, me he metido en un berenjenal y no sé como salir.

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Vicente, en ese berenjenal que tu crees que te has metido, no es tal berenjenal es la vida misma, sencillamente, al menos es así como lo veo yo.
      Los problemas siempre es saber cómo se produjo su origen y ahí esta la cuestión. Lo difícil es saber que las preguntas que nos hagamos, tienen que ser sinceras. Muchas gracias por tu comentario, amigo
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Que bien dices Javier, que para saber como hemos a un problema, solo tenemos que pensar en su origen. Y porque no lo hacemos? ... probablamente porque no nos guste nada lo que nos ha llevado a él, y pensamos que ignorándolo se solucionará.

    Pero no...

    Cuanto tiempo, Javier. Cuanto tiempo sin leerte y sin poder disfrutar de tus consejos ...

    Un abrazo muyyy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto me alegro que me digas algo, te sigo echando de menos con tus estupendos escritos en los que me hacías decir cosas que me gustaban expresarlas.
      Espero y deseo que alguna vez, de nuevo escribas.
      Supongo que tienes mucho trabajo y entiendo que asomes por estos lares poco.
      Un abrazo muy especial de los míos <8>

      Eliminar