miércoles, 6 de abril de 2016

En pie de guerra



Aunque nos resistimos, estamos en pie de guerra.

Puede ser muy fuerte lo que escribo, pero si hacemos una revisión de lo que está pasando  ahora mismo, nos hace estar en pie de guerra.

Aunque mejor sería decir dentro de una locura global, que no vemos un final de la misma.

Los desajustes que continuamente percibimos los de a pie, son desajustes continuos.

Bien es verdad que intentamos, con diversas formas de escapismo, desarrollando un auto engaño, que suelen acabar en estruendosas desilusiones.

No estamos para soportar más locuras.

Tenemos que estar con los pies en el suelo, aunque convenga tener la valentía de arriesgar en lo nuevo, pero siempre asentados en lo realizado con experiencia.

Luchar por lo que creemos merece la pena, seguro que siempre será saludable para nuestro caminar por la vida.

Aunque nos resistimos, es fundamental experimentar en lo nuevo, en las formas distintas para hacer las cosas.

Nuevas experiencias son necesarias, es posible que sea la única forma de seguir adelante, hay que estar en pie de guerra siempre, pero no olvidemos que debemos ser abiertos a las cosas nuevas que nos puedan presentar.

Quiero pensar que podemos seguir avanzando.

Sigamos en pie de guerra.

4 comentarios:

  1. Parece que hay esperanzas en el sentido de hacerte caso...creo que habrá cambio. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Tenemos que estar con lo nuevo, con las nuevas formas que vengan tenemos que confiar en ellas, aunque esto suponga algún que otro traspiés, que seguro que los habrá, porque, todo el mundo puesto en escena no está dispuesto a renunciar a sus principios.

    En estos ultimos días, amigo Javier, están pasando algunas cosas curiosas, sí, ocurre que los de antaño que parecian corderos, que fueron los primeros que se apuntaron al pacto, que tenían "sus miras", miras que obedecían a cierta elite con el propósito de frenar a esa "nueva" corriente bolivariana; ahora resulta, que estos "emisarios" del Ivex 35, parece que han descubierto que, les favorece ir a nuevas elecciones cuando hasta la fecha eran los menos interesados.

    Resulta chocante que, lo que tanto se ha criticado en todo este proceso de que, se sentaran los politicos a la mesa a negociar y no a repartirse los "sillones", ahora sean precisamente los primeros en ir en busca de tener sus sillones en el futuro Gobierno. Todo esto es debido, parece ser a que han cambiado las intenciones de voto de los ciudadanos y que van dándose cuenta de que el pacto con el PSOE cada vez va perdiendo fortaleza.

    Estos buenos chicos, dispuestos a todo lo que fuera necesario con tal de favofecer "LA GRAN COALICIÓN" PP,C's, PSOE, les ha salido el tiro por la culata. Nosotros debemos luchar para que no se produzca la gran coalición.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tendremos que luchar, pero ¿cómo?
    Ese es el problema, amigo Vicente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar