lunes, 25 de abril de 2016

Gobierno de cambio



Estoy muy intrigado. He estado a punto de sentirme una persona integrada.

Qué horror integrado ¿en qué, en dónde, con quién? Me surgen muchas preguntas respecto a la integración. Llevan mucho tiempo diciendo -los que nos quieren gobernar-, que necesitamos un gobierno de cambio.

Pues bien, queridos políticos, definan de una vez por todas a qué cambio se refieren para los que les hemos votado en el 20-D.

Quiero que me digan claramente a qué modelo de cambio nos quieren integrar.

Sí, ya sé que pregunto obviedades, lo sé, pero yo quiero saber si por fin tendremos un mundo laboral en donde una persona, cualquier persona, que esté en edad de desempeñar un trabajo, tenga un trabajo digno, no una miseria de contraprestación del mismo.

Si queremos un cambio, yo quiero un cambio efectivo, también en la educación universal y sobre todo pública y que la educación privada, de verdad privada, no sea subvencionada por el erario público, eso que se han inventado y que se llama educación privada concertada.

Seamos serios y dignos de respeto. No jueguen con nosotros en su estrellato de conseguir sillones en un Consejo de Ministros, no vaya a ser que luego tengan que ir descabalgando de sus machitos, según indaguen en el pasado de sus vidas.

¿En qué plan económico se van a basar para un gobierno de cambio?

En general, sabemos lo justo en economía. En las campañas electorales nos atiborran con planes y políticas económicas infalibles, pero luego llega la realidad económica del día a día, de los de a pie, y nos fallan estrepitosamente.

No son capaces de trasladar su macroeconomía a nuestra microeconomía.

Sean serios, señores políticos, expliquen muy claro a qué llaman gobierno de cambio.

2 comentarios:

  1. Está clarisimo, amigo Javier, esa preocupación que manifiestas de que sean serios y que sepamos a que atenernos con un gobierno de "cambio", pues, con un gobierno de cambio y digan lo que digan estos politiquillos, van hacer lo mismo que estamos viendo ahora, nada, absolutamente nada, ¿por qué?, por la sencilla razón de que, en estos casi cuatro meses que llevamos el interés real de esta gente, no ha sido el ponerse pronto a trabajar por el bien común, no, no era esa su meta, su meta era ir de cabeza a unos nuevos comicios electoralistas; que "cojones" nos dicen que quieren un gobierno para el cambio,¡¡hipócritas!! ¿ a quién quieren engañar?

    Hay precentes, sobretodo, de personajes que nunca debieron subir a la escena de la política; Pablo Iglesias se asemeja mucho a este personaje que todos conocemos por las barbaridades que hizo por los años 20-30, sí, antes de la segunda guerra mundial, ya podeis saber que me refiero a Adolf Hitler; Hitler, era tan grande las ansias de poder que, en pocas legislaturas, empleando malas argucias en el Parlamento, conseguía a menos de la mitad de cada legislatura, se disolvieran las Cortes. En 4 legislaturas consiguió subir a la cumbre para poder gobernar a su antojo, consiguió matar a 6 millones de judios, gitanos,etc.

    Por eso digo que hay cierta similitud en los modos de conseguir "sus objetivos", a Hitler no le importaba lo más mínimo la ciudadanía alemana. ¿Acaso crees tú, amigo Javier, que los que quieren conquistar los "cielos", les preocupan mucho los ciudadanos que cobran sueldos míseros, o los que han perdido su casa por no poder pagar la hipoteca? ¿Crees de verdad que no habiendo hecho nada por los mas necesitados en todo este tiempo, tiene otra explicación?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar