lunes, 29 de febrero de 2016

Buenos y malos



Cuando éramos jóvenes, íbamos a ver películas de 'buenos y malos'. Lo de siempre, los buenos eran los policías y los malos los ladrones.

Bueno, no estoy muy seguro de ello, pues algunas veces, creo que a mí me gustaban algunos malos y aborrecía a veces a los buenos.

¿Qué es ser bueno y malo? Seguramente mi generación en general, fue educada en una planicie en donde sólo nos mostraban a los buenos y nunca podíamos distinguir que algunos eran buenos, siendo realmente malos.

Desde hace mucho tiempo, en general, los malos son la izquierda y los buenos la derecha. Pero yo nunca he estado nada seguro de ello.

Si no hay un sistema bueno del todo, tampoco puede haber un sistema totalmente malo.

Cuando alguien cree que lo bueno es seguir todas las leyes que han hecho los malos, siempre tengo la misma duda, cuando dichas leyes las han formulado por los buenos y llegan a ser también leyes malas.

Por eso digo de nuevo ¿qué es ser el malo y el bueno de la película? La ciudadanía ¿es buena o mala? O quizás mejor decir que lo que nos dicen que es bueno, no es tan bueno como nos indican, y que cuando nos dicen que eso es malo, puede ser que no lo sea tanto.

Esto, en realidad, es un relativismo que ya hace tiempo formuló Albert Einstein.

¿No será que todo lo malo algo de bueno tiene, y que todo lo bueno algo de malo, también tiene?

No comprendo por qué la humanidad se empeña en buscar vida en otros espacios cósmicos, cuando tenemos en este mundo en que vivimos, no nos ponemos de acuerdo.

¿Para qué entonces gastar ingentes cantidades de dinero buscando vida inteligente en otros lugares?

Si acaban encontrando vida inteligente, es posible que sigamos teniendo buenos y malos.

viernes, 26 de febrero de 2016

Solo la investidura



En un cordón de electricidad, suele tener dos cables, uno positivo y otro negativo. Si juntamos ambos, se funden los 'plomos' de la caja.

También sabemos que los cables de electricidad, algunos tienen otro más que se denomina de fuerza, o más comúnmente de tierra.

Pedro Sánchez, pongamos que es el polo positivo, y Pablo Iglesias el negativo.

Pues bien, podemos decir que el tercer polo, que hemos denominado de tierra es Albert Rivera, que de alguna forma ha propiciado que Alberto Garzón facilite una mesa de diálogo a cuatro: Partido Socialista Obrero Español, Podemos, Compromís, más Izquierda Unida-Unidad Popular.

El problema que se nos plantea es que Sánchez negocia solo la investidura e Iglesias quiere Gobierno de coalición.

Son dos cables que si se unen produce un chispazo y como digo antes, los 'plomos', se funden.

Hay que ser suficientemente dialogantes, pensando siempre lo que es mejor para los ciudadanos en general, y no ponernos los escudos partidistas de cada cual, pues así no nos vamos a entender nunca.

Entre tanto se produce un acuerdo en algunos puntos entre PSOE y Ciudadanos, que parece que dos fuerzas de signo distinto, han conseguido una especie de temas con olor a socialdemocracia.

Volvemos a recordar lo que dice el artículo 99 de nuestra Constitución, en cuyos apartados 4 y 5 dice:

Apartado 4. Si efectuadas las citadas votaciones no se otorgase la confianza para la investidura, se tramitarán sucesivas propuestas en la forma prevista en los apartados anteriores.

Apartado 5. Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso.

Así pues, nada impide al Rey que vuelva a proponer de nuevo a Pedro Sánchez. No se puede olvidar la gran avalancha de casos de corrupción que han arrollado al Partido Popular.

Por eso, parece que es acertado que Pedro Sánchez negocie solo la investidura.

jueves, 25 de febrero de 2016

La cuadratura del pacto de investidura



Todos sabemos aquello de la cuadradura del circulo, pero en estos momentos al parecer es un problema que se ha planteado en estas negociaciones de la posible investidura de Pedro Sánchez.

Mariano Rajoy se empeña en un triángulo de tres vértices PP-PSOE-C's.

No hay que olvidar que el secretario general del PSOE forzó en el Comité Federal de su partido hacer una consulta a la militancia sobre el acuerdo de investidura que se pueda llegar. Veremos.

La habilidad que tuvo Pedro Sánchez en su momento, fue esquivar a la resistencia de la mayoría de los barones a un posible pacto con Podemos. Veremos.

Parece que, aparentemente, las apuestas sobre la celebración de nuevas elecciones (según publicitó Mariano Rajoy en Bruselas) el 26 de junio próximo, van aumentando, pero ya se sabe que en política, todo es posible.

Es factible que ahora, el empeño de Mariano Rajoy de producirse el triángulo antes dicho, al final la cuadratura puede modificarse si entra en los pactos la formación Podemos.

Entonces, estaríamos ante un posible acuerdo de investidura (no de gobierno), en donde hubiera un triángulo transformado en un exhágono formado por PSOE, C's, PNV, Compromís, IU-UP y Coalición Canaria, el 5 de marzo próximo veremos que puede ser probable más votos negativos que positivos. O no.

Podemos ha suspendido las reuniones sobre los pactos. Esto supone intentar la cuadratura del pacto de investidura.

miércoles, 24 de febrero de 2016

Saqueo



Desde que en el año 1978, se votó la Constitución en España, está claro que los partidos políticos no se pueden financiar con el dinero de las cuotas de sus afiliados.

Así pues, buceando en diferentes fuentes de prensa, intento hace un resumen de lo que el sistema nos ha robado a los españoles.

Los sumideros por los que se han evaporado y siguen evaporándose los dineros públicos, son diversos: comisiones ilegales, subvenciones que se perdieron por caminos varios, sobrevaloración de contratos, facturas falsas, testaferros, recalificaciones de terrenos, concesiones, ERE's, apropiación indebida de fondos públicas, etcétera.

El saqueo de las instituciones ha propiciado entre otras cosas, una gran desigualdad entre todos los más desfavorecidos por esta larga crisis global, y en contra han hecho más poderosos a los que más tienen.

Tenemos casos muy llamativos, sobre todo desde el año 2000, y esos casos han sido los que más nos han golpeado. Me estoy refiriendo a una quincena de esos casos, en los que están implicados políticos, empresarios, altos directivos.

En el digital abc.es en su edición del 30 enero 2013, publicaba: "la corrupción se ha cobrado 6.839 millones de euros".

En aquella noticia reseñaba: "el 89 por ciento de la población cree que la justicia trata mejor a los políticos que al resto de los ciudadanos".

A medida que se están abriendo juicios orales de algunos casos, estamos sabiendo mucho más de lo que se nos decía por aquel entonces.

El digital elmundo.es con fecha 4 enero 2014, contabilizaba 140 casos por corrupción en los que los políticos en activo estaban o están imputados (ahora se dice investigados).

Lo peor de todo esto es cómo podemos recuperar todo lo robado. Queda bastante claro que la corrupción política ha sido una constante desde la aprobación de nuestra Carta Magna en 1978.

En la pasada X Legislatura de España, se contalibizan más de 10 casos de corrupción, y se siguen añadiendo otros más.

Según se van levantando secretos de sumarios, aparecen muchos más millones de euros de los que creíamos. 

Algunas informaciones (que no he podido contrastar) evalúan en más de 150.000 millones saqueados en España.

En fin, un verdadero saqueo.

martes, 23 de febrero de 2016

El sostén de las cosas




La vida es la consecución de errores que, poco a poco, nos van señalando los caminos adecuados, y al final, quieras o no, son el sostén de las cosas.

Estamos tan ricamente apoltronados en nuestras verdades, y somos incapaces de ver las otras verdades, las de los otros, sobre todo las verdades reales, las que seguramente, no están acomodados adecuadamente, y necesitan dormir dentro de un cajero de ese banco que nos escupe billetes para una supuesta felicidad.

Es relativamente fácil sostener alguna cosa en una mano, siendo liviana de peso, pero no es fácil aguantar toda la desigualdad que supone no tener nada.

Recordar que cada vida, cada persona, puede sostener cosas, pero no todas, es evidente.

Pero cuando nos referimos al terreno político, la 'cosa pública', el problema que nos encontramos es que se vaya diluyendo y se acabe sosteniendo un negocio, y como quien no quiere la cosa, se llegue a convertir la política en una profesión.

No puede existir la política como una profesión, pues a la política hay que dedicarse, y esa dedicación no es otra que cumplir el mandato que los votos de los ciudadanos le han otorgado al político, precisamente con la entrega del acta correspondiente, que es el sostén inequívoco de dedicarse al buen hacer, para que los ciudadanos que le han dado ese contrato, lo cumpla y se dedique a la cosa pública y no a la profesión sosteniendo un negocio en su provecho.

El que piense que ser político es ser un profesional para hacerse rico, a ese hay que expulsarle para siempre de la cosa pública.

Sabemos que esa prenda íntima femenina denominada sostén, sirve para realzar el pecho. pues bien, la persona que se dedique a la política tiene que saber muy bien cuál es el sostén de las cosas.

lunes, 22 de febrero de 2016

Tener la mano tendida



Últimamente, casi todas las formaciones políticas dicen tener la mano tendida para que se pueda dialogar y así intentar la investidura de Pedro Sánchez, que ahora tiene la posibilidad de al menos intentarlo.

Lleva ya varios días con rondas, reuniones, llamadas, haciendo prospecciones para logra acuerdos de otras formaciones.

Pedro Sánchez ha enviado  con fecha 8 febrero 2016 un acuerdo marco-propuesta para un Gobierno progresista, a todas las formaciones para que lo estudien en sus reuniones. 

Lógicamente es un documento para facilitar a todos los partidos políticos, para poder desatascar el proceso de investidura que por declinación hizo Mariano Rajoy al Rey, pasando a manos de la segunda fuerza política más votada, es decir el Partido Socialista Obrero Español.

Es cierto que en esa ambigüedad a la que nos tiene acostumbrados el ahora presidente en funciones, parece ser que ha desarrollado una estrategia, que yo creo que es la estrategia del miedo, que no es otra que, si no se forma gobierno con el PP, todo será una debacle, será algo anti natural, en fin, la hecatombe del país.

Y en estas estamos, desde que el Partido Popular declinó ante el Rey ser investido y se apartó dejando paso al PSOE.

Mientras según transcurren los días y las conversaciones que se producen y que los de a pie no sabemos si se están asentando principios de acuerdos, o simplemente siguen sin desatascar el proceso de posible investidura de Pedro Sánchez.

Se dan treguas y facilidades entre las formaciones, que daremos en llamar 'tener la mano tendida'.

Pero hablando de manos tendidas, queda en las hemerotecas una fotografía un poco chunga, esa mano que tiende el líder del PSOE al líder del PP, como congelada y no estrechada, quizá por un despiste de Mariano Rajoy.

Hay momentos que una foto dice mucho más que tener la mano tendida.

viernes, 19 de febrero de 2016

No importa la hora



Lo tengo sufrido, no importa la hora que sea, de madrugada, a la hora de comer, cuando intentas sestear en algún sillón, cuando se apagan las luces de la naturaleza y empiezas a pensar qué clase de caprichos tiene el 'sabio', de turno, que tienes hay que cenar, aunque sean las primeras horas vespertinas.

Da lo mismo, no importa la hora, conectas la radio o la Tv y ¡zas!, España está encendida, se oyen toda clase de razonamientos sobre tal o cual tertuliano o político que ha dado con su particular 'piedra filosofal', en toda la diana de la memez.

Pero lo peor no son estos monólogos que sueltan de carrerilla, casi sin darse tiempo a tomar el aire para que no se ahoguen.

Lo peor es que siguen y siguen con los mismos razonamientos una y otra vez, y no quieren darse cuenta que no nos tienen para soltar el disco de siempre y volver a poner, tengas o no tengas ganas.

Luego están los medios de comunicación de prensa. Es muy curioso ver las portadas de los principales periódicos de la prensa que editan en papel.

No fallan, la portada varía en esas supuestas y sesudas manifestaciones que cada medio pone como le da la gana, aunque la noticia sea la misma, y acabemos los lectores haciendo un crucigrama irresoluble; definitivamente nos vuelven locos y en vez de leer, solo asentimos o negamos con un gesto con la cabeza, pero ni siquiera nos atrevemos a comentar nada de dichas portadas ni con el vecino que tengamos más a mano.

Mejor no decir ni pío, es posible que tu corazón lo agradezca.

El caso es que da lo mismo. No importa la hora.

jueves, 18 de febrero de 2016

A ver si pasa



¡Qué hartazgo! Todo el día y todos los días, con las mismas historias. Los juicios nos apabullan, no nos dan tiempo ni para criticar cómo estaba de afectada la infanta, tanto que osan decir, que en ningún momento cruzó las piernas.

¡Qué angustia! Que si un tal "Pepote" dijo que todo  pasaba por Jaume Matas, que si la presidenta del tribunal que les juzga le preguntó que cómo quería que le llamara, si Jaime o Jaume y parece que le contestó que Jaume.

¡Qué agobio! Tantos periodistas acreditados con sus fogonazos continuos de las máquinas de fotografiar.

¡Qué barbaridad! Que si dos titiriteros han representado una obra que les ha llevado a la cárcel durante 5 días. Que si nadie se leyó la obra antes, que si los niños ahora que estudian varios idiomas no sabían que 'eta', en eusquera, es en español la conjunción copulativa 'y', que si esto no puede ser, que si la alcaldesa de Madrid no se entera que tiene en su gobierno una concejala que hace lo que le da la gana.

¡Qué cantidad de cosas están pasando! Además nadie sabe por qué, de pronto, todo se amontona en un mismo espacio de tiempo. Que si el muy ex honorable Jordi Pujol, todo el dinero que no declaró fue una herencia de su padre, que si su mujer no sabía nada.

En fin, una verdadera faena que se nos arroja a los ciudadanos para que comprendamos de una vez por todas, que somos los únicos que debemos solventar las diferencias que existen entre las distintas formaciones políticas para hagan posible una investidura en esa casa de todos que es el Parlamento.

Lo único que pido, de todo lo relatado, es para que piensen, que los de a pie, además, tenemos que vivir día a día, es muy claro, tan claro (que ellos no lo saben), pero les estamos diciendo a gritos ¡a ver si pasa!

miércoles, 17 de febrero de 2016

Imagino



Siempre imagino que podríamos haber nacido en el sitio adecuado con la familia concreta y llegar a ser amigo de un tal Iñaki Urdangarín.

Cito el amigo que fue Ballester de Urdangarín. Según informaciones que nos brindan los medios de comunicación, Urdangarín y José Luis Ballester se conocieron en la Blume, cuando por aquellos fechas, seguramente ambos querían ganarse la vida con el deporte, cuando vivían en la residencia antes citada en Barcelona.

Once años después alcanzaron medallas (oro, Ballester y bronce Urdangarín), cada uno en su especialidad.

Pero siempre, hay un pero en la vida, Jaume Matas fichó a Ballester como director general de Deportes del Govern Balear (2003-2007) y aprovechando que la familia real veraneaba en Mallorca, Urdangarín propuso que el Gobierno balear patrocinara el equipo del entonces Banesto de ciclismo.

Ballester fue detenido en la operación policial del llamado 'caso Palma Arena'.

En fin, ya sabemos lo que está declarando "Pepote" Ballester en el juicio del 'caso Noos', una vez llegado a un acuerdo con el fiscal, y me quedo con una frase de Ballester: "No es mi intención dañar a nadie, pero quería que se conociera la verdad".

Todo esto que estamos viendo, estoy sintiendo que nos han robado y mucho.

Imagino.

martes, 16 de febrero de 2016

Cleptocracia



Cleptocracia: "Sistema de gobierno en el que prima el interés por el enriquecimiento propio a costa de los bienes públicos".

Esta es la definición que me encuentro en el Diccionario de la Lengua Española en su edición del Tricentenario.

Entonces, consulto la palabra democracia, y en dicho diccionario, en su primera acepción dice: "Forma de gobierno en el que el poder político es ejercido por los ciudadanos", y en su tercera acepción pone:"Doctrina política según la cual la soberanía reside en el pueblo, que ejerce el poder directamente o por medio de representantes".

Deliberadamente, os he puesto esto que dice el diccionario porque la verdad, ya no distingo qué es ser político y qué es ser ciudadano.

En algunos casos, está tan diluido el político en 'sus negocios' que es como si solo existiera cuando pide el voto en su campaña electoral al ciudadano. 

Lo que ocurre después es que el ciudadano, como tal, no existe, hemos desaparecido.

Lo que les importa a los que hemos elegido para que nos representen en la gobernanza de lo público, es poder obtener, las más de las veces sus particulares réditos.

Bien es verdad que siempre existen excepciones, pero el que más y el que menos, se va conformando a ese poder que cree ser suyo, y hay que recordarle que se lo hemos dado los votantes.

Deberían saber los representantes que el conocimiento de la gobernanza, reside en lo que piensen los votantes que han ejercido el derecho al voto para que le representen en la 'cosa pública', no en la 'cosa privada'.

Para gobernar, es hacerlo con honestidad y por supuesto pensando siempre en los ciudadanos, en todos, los que hayan votado y los que no, insisto, para todos.

Por tanto, la democracia, nunca debe desembocar en una cleptocracia.

lunes, 15 de febrero de 2016

Alguien como ellos





Tengo la sensación, cada vez más intensa de que los de a pie (como dice Galiana), somos muchos, pero no somos tontos, ni mucho menos.

El repaso diario que hago de la prensa, más las audiciones de alguna de las emisoras de radio y sus comentaristas políticos, de uno u otro signo, me producen un verdadero hartazgo puesto que ya empiezo a no distinguir incluso de qué se está tratando.

Procuro leer, lo más apaciguado posible, determinados editoriales de algunos medios de prensa, pues es evidente que el día tiene unas horas concretas y no da tiempo a leer todo lo que yo quisiera para tener la cabeza suficientemente amueblada y poder distinguir qué es lo que está sucediendo.

Estamos aprendiendo mucho de cómo con influencias reales, se puede llegar a delinquir y que la mayoría de las veces no pase nada.

Pero gracias a la perseverancia de algunos jueces, tenemos ahora de sopetón un montón de juicios orales, y eso nos hace pensar que en ese trajín de tanto chorizo involucrado, podríamos haber sido atrapados y en estos momentos fuéramos  alguien como ellos.

viernes, 12 de febrero de 2016

La realidad y los deseos

Lo he dicho y escrito algunas veces, quizá, algunas personas, no distinguen que los deseos pueden superar a las realidades concretas.

Tenemos muchos deseos, que por cierto las más de las veces, no se cumplen como realidad, y quizá por eso mismo los seguimos teniendo, y no es malo ni pernicioso ni nada parecido, es sencillamente, real.

Como vulgarmente se dice: "esto es lo que hay", por cierto, frase que no me gusta nada, pues para mí es como una claudicación a la vida, a que te sigan ocurriendo cosas y hechos buenos, malos, óptimos, que en definitiva te ocurran realidades que te ilusionen.

¿Por qué ese empeño en deslindar la realidad de lo que nos sucede, con el deseo de que nos ocurra? ¿No será que en general, tenemos un sentido crítico exagerado?

¿No deberían los políticos, intentar situarse en otro plano menos exigente, para así poder percibir los deseos del otro?

Me temo que la soberbia está incrustada en algunos políticos, eso de que "por ahí no paso, eso de ninguna de las maneras", sea como un escudo contra el otro, una especie de raya roja.

Este país, tan aficionado a decir cosas como "si yo fuera presidente, eso lo solucionaba ya", tengo que decir, que mal vamos por ese camino, ya que es confundir el liderazgo con la soberbia, y la soberbia está reñida con la realidad y los deseos.

jueves, 11 de febrero de 2016

La corrupción



Hasta aquí hemos llegado, así dice el presidente en funciones Mariano Rajoy, refiriéndose, naturalmente a los últimos acontecimientos destapados o hechos a la luz en la Comunidad Valenciana, que ha quedado como un referente de la corrupción en todo su gobierno como si de una mascletá explotara ante los asombrados ciudadanos que ven como no se termina esta plaga como es la corrupción.

Pero no hay que olvidar que en la corrupción intervienen los corruptos y los que se prestan para que ello suceda. No sé hasta qué punto es antes el huevo que la gallina o al revés, que, en este tema, la verdad es que a veces no se puede distinguir qué es lo primero para que suceda lo segundo.

El Partido Popular se enroca en sus contestaciones a todo el mundo, político y no político, y dice que su partido se ha encontrado con unos sinvergüenzas y que hace tiempo ya no pertenecen a su formación.

Ya sabemos que la estrategia de repetir y decir muchas veces, que no ha sucedido lo que se dice, llegan a calar en los votantes y efectivamente eso se ha reflejado en las últimas elecciones generales celebradas el 20 de diciembre de 2015.

Últimamente, como guinda del pasteleo corrupto, de este robo increíble que llevan realizando el PP, con sus distintos dirigentes que ha tenido esta formación desde que se denominaba Alianza Popular, ha explotado -como digo-, como una mascletá la corrupción de la Comunidad Valenciana, durante muchos años del gobierno del PP.

Hay que recordar que la corrupción siempre ha existido desde que se acuñó esa frase célebre de 'vuelva usted mañana'.

Como muy bien describe Manuel Rivas en el artículo publicado en El País Semanal del pasado 7 febrero 2016, estamos ahora por la mucha exageración, que los españoles tenemos en casi todo. La exageración, siempre ha sido bandera en la derecha conservadora, en sus diferentes versiones de neoliberalismos.

La corrupción, hoy, la 'ventaja' que tiene, es que se ha extendido tanto que ya es como algo inherente a la idiosincrasia de nuestro pueblo.

Pero han surgido unos partidos 'nuevos', tan nuevos como en esas fechas de Cánovas, que el entonces Partido Socialista se presentó a las elecciones, y todo el mundo se mofaba de un tal Pablo Iglesias, fundador del PSOE.

Ahora, los políticos tienen y deben gestionar otra forma muy distinta a los tiempos de entonces, en donde, entre otras cosas, quepan políticas del cambio que necesitamos en este nuevo siglo XXI, muy distinto a los anteriores.

La corrupción hay que atajarla de tal manera que tiene que desaparecer de raíz, hay que desterrarla definitivamente, no podemos seguir, así con la corrupción. 

miércoles, 10 de febrero de 2016

Se busca presidente



No hay nada más real, que cuando quieres que una persona se ilusione con alguna posibilidad de hacer algo, siempre aparece otra rumiando cómo hacer para que esa ilusión se estampe con la realidad y acabe 'tirando la toalla'.

Parece ser que el Partido Popular presiona para que la investidura sea el 22 de febrero de 2016.

El actual presidente del Congreso es el que tiene que convocar el pleno de investidura, puesto que el artículo 170 del Reglamento del Congreso dice "en cumplimiento de las previsiones establecidas en el artículo 99 de la Constitución, y una vez recibida en el Congreso la propuesta de candidato a la presidencia del Gobierno, el presidente de la cámara convocará el pleno".

La Mesa y la Junta de Portavoces son instrumentos de relevancia ya que "la investidura no puede quedar al albur del presidente de la Cámara".

El Partido Popular insiste en que "habiéndose recibido la propuesta de candidato del Rey el martes 2 de febrero, parece de todo punto arbitrario y carente de un mínimo de racionabilidad que el presidente de la Cámara decida suspender la tramitación de la propuesta de Su Majestad durante más de un mes".

Conviene recordar que en 1996 cuando, siendo presidente del Congreso Federico Trillo del Partido Popular, recibió el 12 de abril el escrito del entonces Jefe de Estado, para que José María Aznar se sometiera a la investidura y le dio, por su cuenta hasta el 2 de mayo para, entre otras cosas poder negociar con CiU, PNV y Coalición Canaria.

Dadas las circunstancias de dos renuncias a ser investido del candidato más votado Mariano Rajoy, que de no conseguir la investidura Pedro Sánchez, propongo poner un anuncio, sufragado por todos los diputados del Parlamento donde dicho anuncio diga: "Se busca presidente".

martes, 9 de febrero de 2016

Otra vez tenemos dos bloques




Aunque las cosas están muy complicadas para formar Gobierno, no tengo la menor duda de que dialogar, lo que se dice dialogar, en este país, no está muy acostumbrado que digamos.

En política, es muy difícil saber lo que pueda ocurrir. Es mi opinión (de momento), que, en política, siempre está todo por hacer, y cuando se está aplicando lo que se piensa que es lo adecuado aplicar, es cuando dices: veamos lo que están haciendo.

Quiero hacer notar, que en política nada es seguro, nada es excluyente, por mucho que los dirigentes de los partidos nos digan lo contrario.

Aunque sé que lo que estoy escribiendo ahora, dentro de un rato, ya será viejo, ya no será actual, pero, aun así, pongo negro sobre blanco, que, aunque no lo parezca, ahora volvemos a tener dos bloques, uno de derechas y otro de izquierdas.

La formación Ciudadanos ha jugado a ser neo-liberal, pero con raíces que se han ido acomodando a lo que piensan o creen pensar sus votantes, que, de todas formas, leyendo su programa último con atención, vemos conexiones clarísimas con muchas de sus políticas que son de derechas.

Por tanto, de nuevo tenemos un bloque, supuestamente de izquierdas, que representan actualmente las formaciones PSOE, Podemos e IU.

Otro bloque, Partido Popular y Ciudadanos, ambos de derechas, y luego están unas formaciones que se posicionan hacia donde más 'tajada' puedan conseguir, y estos son los variopintos partidos que siempre hemos denominado nacionalistas.

Pero lo que quiero destacar, aunque sé que en cuanto lo deje escrito, ya me estaré arrepintiendo, es que otra vez tenemos dos bloques.

lunes, 8 de febrero de 2016

Inestabilidad

"Rajoy y su gobierno no han tenido ninguna sombra de la corrupción en estos cuatro años".

Perplejo es poco, el término perplejo, es muy suave para decir lo que realmente pienso. Hace falta tener cara dura, como poco, para que, con toda tranquilidad, decir que su partido no está hasta arriba y algo más de corrupción, y no me vale que digan que otros partidos también tienen corrupción.

Estamos hablando de un partido en que su presidente, que ahora es presidente en funciones del Gobierno de España, no ha respondido nunca a todas las preguntas que se le han formulado por activa y por pasiva, a lo largo de estos últimos cuatro años de la anterior legislatura.

Por mucho que diga el presidente del Partido Popular, que ellos han apartado a las ovejas negras de su formación, no es de recibo, ya que ahora el Partido Popular, como institución está imputado o investigado.

Cuando se destapó abiertamente la supuesta financiación ilegal del Partido Popular, el ahora presidente en funciones del Gobierno de España y candidato a presidente de las últimas elecciones por su partido, Mariano Rajoy Brey se empeñó, como si fuera un marchamo de la verdad absoluta y única, que serán ellos, como partido más votado a los que les corresponde formar Gobierno.

Pero Rajoy se olvida que ahora es presidente en funciones, esto es, ya no es el presidente del Gobierno de España y eso significa que, en las decisiones importantes, tiene que consultar con las otras formaciones, puesto que la XI Legislatura se constituyó el pasado día 13 de enero de 2016.

El Partido Popular arremete con todo el mundo político representado actualmente en el Parlamento, amenazando a todo el que no piensa como ellos.

Entre otras cosas, arguyen que España necesita un Gobierno estable. ¿Y qué es un Gobierno estable? ¿Lo que conviene a lo que representan las empresas que componen el Ibex 35? ¿A que siga el entramado de corruptos y corruptores, sin que se les pueda meter mano? 

¿Es que los ciudadanos, inmersos en una brutal desigualdad, no cuentan para nada? ¿Es que tenemos que esperar a que los jueces resuelvan todas las tramas de corrupción para que seamos estables?

Todas esas preguntas que hago y alguna más, a eso, parece ser, se llama inestabilidad.

viernes, 5 de febrero de 2016

Taula


(*) Monumento megalítico frecuente en Menorca, constituido por una piedra colocada verticalmente en el suelo, que soporta otra horizontal con la que forma como una mesa.

No hace falta que los políticos se sienten alrededor de esta mesa, que así describe el actual Drae.

Recién instaurada la ronda por el propuesto para la investidura por el Jefe de Estado, conviene que después de hacerse la foto ritual con todos los que va recibiendo, comiencen de inmediato a negociar los puntos comunes que tienen en sus programas, que seguro coinciden mucho más de lo piensan.

Pedro Sánchez, tiene que hilar muy fino con todos, sin perder tiempo y emplear cada cual, a sus negociadores, y así ir ganando tiempo para anotar las políticas coincidentes, dejando a un lado las líneas rojas, verdes, azules, naranjas, amarillas y moradas.

Ahora hay que tener la valentía de ir tejiendo una red de políticas a realizar, en las que cada cual ceda en sus ambiciones en beneficio, en definitiva, de los ciudadanos a los que sirven.

Existen muchos problemas y variopintos que solucionar. Tienen que poner en negro sobre blanco lo que se debe y puede hacerse en los temas más prioritarios, para poder formar un Gobierno con los mejores.

Creo que somos los ciudadanos en general a los que nos deben los políticos en particular, una atención muy especial. Seguro que estarán de acuerdo dichos políticos en poner especial atención las políticas adecuadas a aplicar en Educación, Sanidad, Empleo al servicio de todos los españoles.

Después, podrán consensuar entre todos las leyes que haya que aprobar para desterrar de una vez por todas esta verdadera infamia que han urdido desde hace muchos años, tanto corruptos como corruptores.

Hay que eliminar definitivamente las tramas en todos los partidos políticos, quiero que la palabra taula (*), no se emplee para denominar alguna corrupción, como por ejemplo, la denominada Operación Taula.

jueves, 4 de febrero de 2016

Tal y como está el patio



A veces conviene mirar en nuestro alrededor y sentir qué es lo que está pasando, tal y como está el patio, es saludable y conveniente. Muchas personas se escandalizan, pues ya es demasiado tiempo que nadie se pone de acuerdo, en lo que sea. 

Digo que nadie se pone de acuerdo, ya que existen mesas y sillas en donde sentarse con tranquilidad para, repito, ponerse de acuerdo, sobre todo en políticas a realizar antes que efectuar llamadas de teléfono, para decirse lo de siempre, o convocar ruedas de prensa, a modo de mitin electoral.

Antes de ponerse las galas de ministro hay que tratar, al menos, algo tan sencillo como ver en qué se puede pactar.

¿Tan difícil es, que cada cual, con su programa, ver en qué puntos coindicen? Dejen de hacer las cosas, como si fueran los únicos que llevan la verdad debajo del brazo, y menos aún, creerse que los problemas de los ciudadanos, tengan que pasar por las soberbias de tal o cual político o partido.

La sensación que tenemos los de a pie, es que siguen aún en campaña como si las elecciones generales del pasado 20 de diciembre de 2015, no hubieran sucedido.

Políticos y asesores, dejen ya de hacer campaña y siéntense a la mesa del diálogo, y, sobre todo, pongan sus respectivos programas al descubierto -incluso, con sus actualizaciones que han hecho desde que se celebraron dichas elecciones, que ya han pasado 46 días- y vean los puntos coincidentes, que de seguro tienen sus programas, y a partir de esa buena acción, dialoguen, para, escuchándose todos, puedan elaborar un acuerdo de Gobierno.

Eso es lo que los ciudadanos les hemos dicho que hagan.

Ahora es el momento de dejar las soberbias a un lado y llegar a un pacto, para que los ciudadanos ganemos, que es de lo que se trata. Hay que resolver muchos problemas. Háganlo, ya sin demora.

Conviene, tal y como está el patio.

miércoles, 3 de febrero de 2016

Casi un tercio

Cuando entras en una cervecería y oyes que alguien pida un tercio, ya sabes que le van a poner un botellín de 33cl.

Los que estéis leyendo esto, que estoy escribiendo, pensaréis que es una obviedad, y por supuesto, lo es.

Pero me voy a referir a una cifra, que solo verla escrita me produce escalofrío en el cuerpo y no precisamente por disfrutar de un tercio de cerveza.

La Comisión Europea presentará el próximo día 24 de febrero de 2016 el informe España 2016.

Los indicadores de exclusión social y de pobreza son verdaderamente uno de los peores de la Unión Europea.

Es decir, tenemos una especie de espejismo de recuperación económica, que nos dice y reitera el Gobierno ahora en funciones.

Casi un tercio de la población en España está en riesgo de exclusión social, es decir tiene unos ingresos inferiores al 60% de la mediana de los hogares, o lo que es lo mismo, cuentan con 663 euros al mes.

La ya 'famosa' desigualdad, continúa creciendo en nuestro país, a pesar de ese dato mágico que nos indica que la economía en 2015, creció un 3,2%.

El elevado paro de larga duración y del crecimiento del trabajo a tiempo parcial, nos hace indicar que los contratos precarios en 2015, han alcanzado sus máximos históricos.

Lo que las cifras encierran, es una gran nebulosa en este tema del trabajo y nos hace bajar a la realidad del día a día, de tal forma, que tenemos que afirmar que el mercado laboral español lleva, efectivamente, recuperándose dos años, tras siete de caída.

Pero también es cierto que ha crecido en ese tiempo, un empleo muy precario casi un tercio.

martes, 2 de febrero de 2016

Comienzo con una cita

"El zapato que va bien a una persona es estrecho para otra: no hay receta de la vida que vaya bien para todos". JUNG.

Aparentemente, casi siempre tenemos muchos problemas que suelen, muchas veces, acumularse, pero solo aparentemente. Si somos capaces de hacer una lista de dichos problemas que creemos tenemos, es posible, que los podamos resumir en un solo problema.

Los filósofos se hacen preguntas continuamente, por eso para mí, la filosofía es verdaderamente 'la madre del cordero' para entender la vida.

Pensemos por un momento que, de toda esa lista de problemas, elegimos el que creemos que es el más acuciante, el más importante.

Primero, analizaremos si ese problema podemos comprender por qué se nos ha presentado, es decir llegar al origen del mismo. Las preguntas que nos hagamos serán las que, en definitiva, nos alumbre en dónde puede estar la solución del problema.

Es como una especie de bucle, que nos ocurrirá con todos los problemas de la lista. En realidad, lo que estamos haciendo con nuestras neuronas, es conocer cómo funciona nuestra mente.

Si con cada problema de esa lista, hacemos el ejercicio en cada caso de esa lista, iremos concatenando y construyendo un camino, dejando inconscientemente, mojones como accesorios para llegar a la meta, que no es otra que saber por qué el problema se ha presentado y al mismo tiempo, hemos llegado a la mejor solución del mismo.

Cuando ese camino esté despejado de todos los problemas, entonces, seguramente estaremos en la respuesta adecuada para resolver el problema.

Digo el problema, pues habremos llegado a un punto en el que todos los problemas que teníamos en la lista, es, en realidad, un solo problema.

Así, pues cierro este escrito con la misma cita de Jung que lo comencé:

"El zapato que va bien a una persona es estrecho para otra: no hay receta de la vida que vaya bien para todos". 

lunes, 1 de febrero de 2016

A ver que sucede



El pasado viernes, 29-01-2016 escribí sobre la desigualdad social. Así, dicho sin más, casi nadie repara, y como diría un conocido mío, eso, no es noticia.

Efectivamente no es noticia, pero no es noticia 'nueva', 'exclusiva', o como se quiera denominar esa terca desigualdad social en la que nos han instalado los que nos han gobernado y siguen gobernando.

El hecho en sí es que, a lo largo de muchos años, tantos como los que van desde que se aprobó nuestra Carta Magna hasta nuestros días, se han ido acumulando esas desigualdades, ya que la realidad es muy tozuda, se empeña en hechos que suceden día a día, sin casi dar tiempo a comentar y analizar día a día.

Por ello, por ese motivo que expongo, es por lo que dicha desigualdad social, al parecer, ya no es noticia. Nos ha superado la realidad contante y sonante.

Sí, sonante, sobre todo en las rugientes tripas de las personas que poco tienen que comer, e incluso algunas de ellas, nada que llevarse a sus estómagos vacíos.

Esa es la estresante realidad que los políticos no les interesa, ni siquiera comentar.

La realidad, no necesita ser explicada, está ahí continuamente. Otra cosa es que tenga razón de suceder. Esto, es harina de otro costal.

La realidad es como ese grifo que por mucho que cierres bien la llave, no sabes por qué sigue goteando, unas veces con más abundancia y otras con menos, pero sigue goteando.

Por mucho que nos digan los políticos y no políticos que la corrupción, son hechos aislados, la realidad está ahí y sigue diciéndonos que dicha corrupción sigue y sigue, y además, nos mosqueamos mucho, pues esos mismos políticos, quieren e insinúan que no sabían nada, que se han enterado por la prensa, que todos son presuntos, sean imputados o investigados y que por supuesto, ya dirán los tribunales lo que tengan que decir.

Pero ahí está la 'madre del cordero', que es muy probable que esa realidad, no nos la muestren hasta pasados varios años, y entonces, es probable, que ni siquiera algunos ya no estemos en este mundo.

Por tanto, espero y deseo que la realidad se transforme en hechos fehacientes y concretos y dejemos de esperar a ver qué sucede.