martes, 16 de octubre de 2012

¿Españolizar fronteras estratosféricas?


Foto de Herminia Sirvent
Mapa de España (Comunidades)

Momento del salto
Inicio del salto de Félix

    He estado dudando durante algún tiempo, qué título poner a esta reflexión.
    Españolizar. Fronteras. Salto estratosférico de 39.000 metros.
Pues he seguido escribiendo.
Españolizar. La acepción más conocida es hispanizar, castellanizar.
Se empeña -el ministro Wert- en acentuar su posición diciendo que la educación más importante que recibe el niño es en la escuela. Y yo no estoy totalmente de acuerdo. No voy a decir, naturalmente, que no sea fundamental, lo es y mucho, pero (casi siempre hay un pero), para mi tan importante es la escuela como la que se recibe en la familia. Ahí reside el éxito o fracaso de la identidad de cada individuo. Recuerdo en la época de la dictadura de Franco, como mucha gente que yo conocía, leía y hablaba habitualmente en su lengua en su entorno familiar (ya fueran vascos, gallegos o catalanes). Wert, no tiene mucha idea que digamos de lo que la  célula familiar es capaz de generar.
Fronteras. Manía que tienen de poner fronteras en los espacios terrenales."Hasta aquí, es mío y hasta aquí, es tuyo".Y ya está. Porque si. No existe una razón específica, como no sea el haber nacido en un lugar determinado y no en otro.Vale, pero por favor no nos empeñemos en poner más.
Así, como el que no quiere la cosa, nos hemos empeñado (y nunca mejor dicho) en 17 comunidades, regiones o naciones, como queramos  llamarlas. Son 17, nada más y nada menos que en un espacio de alrededor de 584.000 kilómetros cuadrados, ,suponiendo que todas fueran iguales, tendrían cada una 34.400 kilómetros cuadrados. Poca cosa. Creo que no se pierde identidad de ser español, por el hecho de hablar y escribir en inglés, por ejemplo. Sigo siendo yo, sin perder mi identidad, haya nacido en un sitio o en otro.
Salto estratosférico. Es cierto que es una "pasada" lo realizado por Félix Baumgartner. Puede que incluso sea una "hazaña". Pero desde luego el salto dado de 39.000 metros, llegando a traspasar en su caída la barrera del sonido, tiene su aquel. Recuerdo unas aventuras de un tal Félix el gato. Esto que ha realizado Félix, si que es un salto importante, no como los que daba en las historietas el gato. Bien. En una rueda de prensa, ha comentado: "conviene subir muy alto, para ver lo pequeños que somos". Pues sí.
¿Y ahora que?  

2 comentarios:

  1. gran entrada amigo y gran nombre de la entrada, si se ha cargado todo el peso de la formación del individuo al colegio, pero yo tambien recuerdo que mi madre me enseño la tabla, y bordaba y hacia mil cosas, y mi padre llegaba del trabajo y hablaba con nosotros, una de las causas de que los jovenes acudan a las drogas, y a pandillas, es que se ha resquebrado el nucleo familiar, padres que tienen poco tiempo para los hijos y el poco que tienen los malcrian.En cuanto al segundo tema el territorio toda la razón, da igual donde estemos, y esta en la Constitución, jovenes que luchan por una independencia territorial, cuando no se han emancipado aún de sus padres, situación ridicula, y en cuanto al salto yo tambien dije y ahora que? gracias por una entrada escrita por un gran hombre que escribe desde el corazon

    ResponderEliminar
  2. Gran amiga, eres tú y con mucha fuerza. Seguir en la lucha, cada uno en nuestra medida es como digo muchas veces la magia de la vida, que no es poco, incluso con sus malas pasadas, incluso.
    Desde el corazón te mando un abrazo.(Aunque sea virtual, pero es desde el corazón, eso seguro)

    ResponderEliminar