jueves, 7 de febrero de 2013

Demos el paso.

Compromiso en plural

Desde hace tiempo los sucesivos presidentes del Gobierno de España se comprometen en cada toma de posesión en una serie de puntos generales que, repasando  los discursos, son en general compromisos que pivotan sobre los mismos pilares: buenas palabras más o menos grandilocuentes y siempre crean esa esperanza sobre todo en los sectores de la población que les han votado, que esperan ilusionados grandes cambios que supondrán en algunos casos una nueva vida.

Ya he dicho y escrito alguna vez que los políticos cuando ganan unas elecciones todo son parabienes, abrazos, sonrisas y caras felices sobre todo los que saben que optan a la 'lotería' de algún ministerio, subsecretaría, y/o alguna que otra dirección general. Algunos podrán hacer realidad lo que un buen político, se presume  desea, que es poder aplicar lo que predica con entusiasmo en sus mítines, que por cierto nos cuestan un ojo de la cara.

Todavía recuerdo con bastante nitidez en una pantalla de televisión en blanco y negro,( no existían las de plasma), ver y escuchar en un bar con mucha atención por todos los presentes el discurso que dio por aquel entonces Adolfo Suárez.
Manuel Campo Vidal en su libro: "Adolfo Suárez. El Presidente inesperado de la Transición",dice que realizó su primer discurso  -después de ser nombrado Presidente por el Rey Juan Carlos I en 1976-  'en el sofá de su casa y diciendo que quería gobernar con el consentimiento de los gobernados'

Ciertamente eran tiempos muy distintos a los actuales, salíamos de una dictadura para con mucho cuidado, entrar en una democracia que bastantes no toleraban, pero  muchos queríamos. 
Fue difícil  montar desde el 'franquismo incrustado', una democracia. Por eso aquellos compromisos siempre estaban arropados con mucha delicadeza, para que el bebé recién nacido de la democracia  que apenas se le podía tocar sin que llorara por todas las rendijas de sus pañales recién puestos.

Recuerdo aquellos años, para decir sin miramientos, que ahora nuestro compromiso tiene que ser  regenerar definitivamente esta democracia, que debido a su origen de transición postfranquista, ahora en estos momentos, está haciendo aguas.

Aún estamos a tiempo de salvar a España (eso que pregonan algunos patriotas , pero lo que hacen es robarnos la Caja General del Ciudadano).

Aunemos fuerzas y sentimientos para que de una vez por todas quitarnos los pañales de esta pseudo democracia.

Compromiso de todos sin distinción. Demos el paso.

6 comentarios:

  1. Siempre he dicho que la transición fue un error, desde el momento en que partimos de una democracia con miembros de la dictadura dentro. Y así seguimos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algunos de mis escritos lo digo, 'Franco no ha muerto', debido a que la Transición fue conformada desde la dictadura y éstos de ahora eran los cachorros de entonces. Por eso digo que basta ya.Demos el paso.La unión hace la fuerza, pero parece que estoy sólo.Y mi edad me dice que me queda poco...Una lástima.

      Eliminar
  2. En la primera frase mencionas el gran fallo: "Toma de posesión". Ellos no poseen nada, o no deberían, el cargo es un préstamo, les prestamos nuestro voto, nuestra confianza y como eso deberían tomarlo. Desde el momento en que lo consideran, y consideramos suyo, empiezan a ocurrir los desatinos que ocurren... No deberíamos olvidar, ni dejarles que olviden que están a nuestro servicio, que trabajan para nosotros, y que como cualquier trabajador que no cumple con su misión serán despedidos. Además ahora podemos aplicarles su propia receta, la Reforma Laboral jajaja... Por terminar con un poco de humor ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu ironía, que siempre hay verdad.
      Apliquemos su propia medicina!!!

      Eliminar
  3. Los pañales como los políticos hay que cambiarlos muy a menudo y siempre por los mismos motivos, porque están llenos de mierda.
    La democracia no es sino el último periodo del franquismo y todo terminará para bien cuando se los gobernados tengan el poder.
    Salud!

    ResponderEliminar
  4. A eso tenemos que ir, tanta neomierda hay que, como tu bien dices barrela.Tenemos que intentarlo.

    ResponderEliminar