martes, 19 de febrero de 2013

Voluntad política

Dos palabras: voluntad política, para que el arco parlamentario español las ponga en práctica de forma inmediata.

Los datos de los tres últimos trimestres seguidos, en la economía de la de la UE han sido suficientes para dejar claro que las políticas impuestas a ultranza en los distintos países que conformamos este conglomerado que llamamos Europa, dejan a Francia, Alemania, Italia y España en números rojos. Son cifras publicadas por Eurostat.

Los oráculos del Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional y la mayoría de casas especialistas en estos análisis, han resultado totalmente fallidos.

El empeño denodado de cortar y recortar a toda velocidad con la esperanza de solucionar esta crisis han generado unos pésimos resultados de la misma. Lo que la Unión Europea creía era una solución, es un mal peor produciéndose una recesión que algunos expertos indican será difícil salir de ella. Es evidente que si sólo se aplican políticas con una sola voluntad dirigida a rebajar el déficit  provocan, como se está comprobando en nuestras propias carnes, una despiadada sangría que ya resulta muy difícil detener.

Bastantes voces muy autorizadas indican que otras políticas son posibles y necesarias para salir de este atolladero y que no son otras que aplicar medidas de estímulo. Los 27 de la zona euro, están soportando un endeudamiento muy peligroso. Miedo existe sin duda, que algunos países no puedan pagar sus deudas,  no solamente se soluciona con la ayuda del Banco Central Europeo que empleó el pasado otoño.

Alemania tiene que dejar de concentrarse en la reducción exclusiva del déficit y posibilitar -con voluntad política- un plan de estímulo para Europa. 

Pero ya se sabe, en tiempo de elecciones no conviene espantar  votos. 

20 comentarios:

  1. No sé si son tozudos, burros, tercos o, probablemento ineptos. Todos los economistas dicen que las opciones de salir de la crisis pasan por políticas de crecimiento, pero freulen Merkel y sus adláteres, recortar y recortar, no piensan en otra cosa.

    ResponderEliminar
  2. Angélica, Cada vez más inhumanos.No saben que también se marcharán?

    ResponderEliminar
  3. Siempre procuro pensar lo mejor de la gente, aunque en este caso no estoy seguro de si, a la vez, no será lo peor: el caso es que estoy convencido que no son ineptos los líderes que nos empujan al precipicio, sino que nos ofrecen como moneda de cambio para salvaguardar sus intereses más privados y directos...
    El sur frente al norte, la clase trabajadora frente a la acomodada... vamos, un clásico...
    Y tampoco son lerdos, creo, los que los exculpan y defienden, sino que, siguiendo un clásico esquema psicológico, creen que identificándose con el líder, se les pegará algo de su fortuna, su suerte, su carisma, etc.

    ResponderEliminar
  4. Si es verdad los acomodados se acomodan más en los incomodados, que además les pagamos.Pero una Justicia Independiente es necesaria y eso por desgracia no tenemos.
    Gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  5. No es falta de voluntad... cada día estoy mas convencida que la voluntad existe. Lo que ocurre es que su voluntad y la nuestra no coinciden. Creo cada vez mas firmemente que todo obedece a un plan perfectamente trazado... Nos estábamos igualando demasiado por arriba, quieren vernos de nuevo en el lugar que ellos consideran nuestro. Y esta vez van a intentar que permanezcamos ahí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo están intentando, pero tenemos savia joven y hay que ayudarla con todas nuestras fuerzas. No nos derrumbemos. Soy capaz de hacer una labor en las redes que se note, pero quizás me pongan trabas ellos. Voy a madurar cómo hacerlo. Ya lo intenté pero nadie me siguió. Tengo que pensar cómo hacerlo.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  6. Sólo miran a sus propios intereses sin darse cuenta de que si recortan y ahogan también caerá el país completo y de que la solución está en crear crecimiento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero los ciudadanos tenemos un límite...No quieren dialogar no quieren ver sólo quieren tapar sus fechorías o echar la culpa a los débiles, como ya he contado lo de la subinspectora de trabajo.
      Estoy dándole vueltas de nuevo para intentar un métod en las redes sociales para implicar a la gente, que hay savia nueva y muy competente y con ganas...

      Eliminar
  7. No puedo enviaros mensajes ni a ti ni a Angelica Perez, y voy a ver si puedo arreglar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí me llega lo que has escrito: "no puedo enviaros mensajes ni a ti ni a Angélica, y voy a ver si puedo arreglar".
      El avatar sale un contorno de cabea y al lado pone Anónimo.
      No entiendo nada.

      Eliminar
  8. El capitalismo es el gran culpable de todo y sus ambiciosos manadatarios. El reparto de riquezas es la idealización de una gran buena voluntad de muchos; pero de éstos que están, no, sólo quieren PODER y el pueblo que se muera... Saludos

    ResponderEliminar
  9. Nueva forma de gobernar honesta y de servicio al pueblo, no para unos pocos.

    ResponderEliminar
  10. En La Biblia, Abrahán estaba dispuesto a degollar a su propio hijo, Isaac, para complacer a su Dios. Un Dios, "bondad infinita", que no dudaba a la hora de aniquilar a fuego y azufre a quienes no seguían sus preceptos. Hoy no hay más dios que el dinero, y este es mucho menos piadoso que aquel de las escrituras. Se sacrificarán cuantos hijos sean necesarios para alabanza y gloria del único dios. El dinero. Así se ha venido haciendo, solo que nos quedaba más lejos.

    ResponderEliminar
  11. La bondad infinita que como mucho se la llevará al cementerio, tan desnudo como hemos llegado a este globo terráqueo.
    El problema es que mientras pasamos algunos desalmados sacan las entrañas de sus semejantes y les induce al suicidio.Lamentable.

    ResponderEliminar