jueves, 26 de junio de 2014

Democracia



El verdadero problema que tenemos ahora en España no es si necesitamos realizar un referéndum preguntando por la forma que queremos de Estado, que también, a mi modo de entender no es un problema prioritario, aunque pueda ser necesario.


Lo que realmente es urgente, no es cambiar las leyes del Aborto, de la Seguridad ciudadana y del aforamiento  (por poner algunos ejemplos), lo que a mi me parece que  es muy urgente de verdad es meter mano sin complejos a la democracia que al cabo de 36 años de andadura sigue en un impasse peligroso de la Transición no Transitada (TNT).

Tenemos que tomar muy en serio reformar de verdad esta 'democracia'. Puede parecer  que es demagógico, puede, pero no lo es ni mucho menos; estamos faltos de democracia verdadera, auténtica;  una nueva Ley Electoral, en donde el sistema de elegir que tenga el ciudadano a los que elija para gobernar, estén en listas abiertas.

Otro asunto de máxima importancia es que los tres poderes estén convenientemente separados entre ellos, para que sean verdaderamente independientes.

Otro tema es el actual Senado, ¿Alguien me puede decir de verdad, para qué sirve?

Y luego está el tema de las CCAA; esto ya es para nota. No podemos tener 17 duplicidades y que en cada una tengan su reino de taifas.

Tenemos que arreglar todas estas cosas de inmediato. Y una vez solucionado esto (y alguna cosa más), entonces podremos preguntar al pueblo si quiere esta forma de Estado o quiere otra.
  • Pero lo primero que hay que hacer, es con un cedazo conveniente, la limpia de la actual llamada 'democracia', para que sea realmente eso, una democracia.

6 comentarios:

  1. Como cada noche ponen el punto en la ie de los problemas de este triste país de países con una visión certera. Es la democracia lo que hay no que modificar, sino recuperar. Nos han dejado sin las migajas que nos dió esa transición no transitada que tú muy bien defines. Tendríamos que transitarla de verdad, y asentar lo que nunca hemos tenido. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Si no vivimos una verdadera democracia, ¿para que queremos vivir en una monarquía o en una república?
    Un abrazo, amiga Luisa

    ResponderEliminar
  3. La propuesta y las ideas son buenas y están en mente de todos, salvo de los que realmente tienen el poder de cambiar y me temo que aún nos queda un año largo para poder cambiarlos y dar los primeros pasos en tan ansiada transformación, que dinamice y sanee este corrupto y lacónico sistema político.
    Elperroverde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Tenemos que presionar los ciudadanos para que esto suceda cuanto antes, pues como bien dices hay que sanear este podrido sistema político.

      Eliminar
  4. Amigo Javier, estoy en sintonía con Luisa y contigo. Estos malos gobernantes que tenemos no van a dar el brazo a torcer; somos nosotros los que tenemos que luchar y conquistar los derechos y libertades que nos han robado, no nos van a regalar nada esta ¡¡¡gentuza despreciable.!!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Gentuza, despreciable, mentirosa, inhumana, bueno y todos los adjetivos que quieras añadir, es una verdadera desgracia que esto esté sucediendo.
    Democracia, verdadera necesitamos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar