jueves, 5 de junio de 2014

Reforma

Después de las elecciones europeas celebradas el 25 de mayo, no cabe la menor duda que con un análisis más detallado y con los resultados ya consolidados, estamos en condiciones de ver las cosas con calma.

Tenemos que plantear una Reforma de la Comisión Europea. La Unión Europea que se diseñó al comienzo de la misma (1951), ya no tiene nada que ver con la realidad que ahora tenemos después de 62 años transcurridos. Tenemos o formamos parte de esta UE 28 países. Somos pues muchos  después de aquellos que firmaron el ingreso en el año 1952.

Hago una clasificación de los 28 países por orden de antigüedad de ingreso.

1952
Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y Países Bajos.
1973
Dinamarca, Irlanda y Reino Unido.
1981
Grecia.
1986
España y Portugal.
1995
Austria, Finlandia y Suecia.
2004
Chipre, Eslovaquia, Eslovenia,Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia y República Checa.
2007
Bulgaria y Rumanía.
2013
Croacia.

Observamos que los ingresos de los países que lo formamos se han realizado por 'oleadas'de áreas o procedencias parecidas.

Creo que ha dado tiempo de ir creando una comisión de estudio para que a medida que se iban incorporando los distintos países, deberían haber adoptado reformas ineludibles en dicha Comisión Europea.

Lo que me parece más urgente es tomarse muy en serio la armonización fiscal de los impuestos fundamentales, como los directos a las empresas y a las personas físicas y por supuesto el IVA como impuesto indirecto básico sobre el consumo.

La actual Comisión Europea no puede seguir diciendo que la imposición directa siga siendo de competencia nacional de cada país integrante de la UE. Debemos presionar al nuevo Parlamente Europeo para que coja 'el toro por los cuernos' y aborde decididamente una reforma totalmente necesaria para que la convergencia de los países que integramos la UE sea cierta.

Creo que el descontento se ha puesto de manifiesto en muchos votantes europeos, para que sin dilación se aborde la reforma.

6 comentarios:

  1. Evidentemente, Javier, claro que sí, tienes razón, es imprescindible esa fiscalidad común que parece no interesar a los socios fundadores, a esos que en 1952 pergeñaron el asunto y que ahora son como los colonizadores del resto. Como si nos hubiesen conquistado al resto,sin necesidad de tanques, solo a golpes de euro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A golpes de miseria mi querida Luisa, de miseria inmisericorde

      Eliminar
  2. En resumen, lo que hace falta es una verdadera UNION EUROPEA, tanto económica como política. Que asuma la UE todas las competencias necesaria para la armonización europea

    ResponderEliminar
  3. Amigo Javier, Yo también prefiero esa Europa unida en las políticas sociales, políticas y económicas. Estoy de acuerdo contigo en la armonización fiscal. En definitiva, quiero una Europa que sea de los ciudadanos y no de la gran banca y grupos de poder.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Exactamente, amigo Vicente, nos han robado una vida entera estos mamones de la troika seguida por unos inútiles que son las marionetas del gran festival del capitalismo
    Un abrazo

    ResponderEliminar