sábado, 21 de junio de 2014

Perdonar si no me levanto

Estoy físicamente agotado. Desde aquél día en que anunció la abdicación de Juan Carlos I en su hijo Felipe (entonces Príncipe de Asturias), hemos tenido por activa y por pasiva ríos de tinta y montañas de programas de radio y TV en los que se ensalzar al que ya no es rey, aunque en realidad sigue teniendo el título.

Este relevo en realidad no es tal, pues nos han hurtado a los ciudadanos (los que votamos la Constitución del 78 y los que no), la posibilidad de al menos debatir con cierta tranquilidad sobre la forma de Estado que queremos.

En todos estos años "La Transición no Transitada" (TNT) ha jugado un papel autoritario y envolvente, con un 'susto' (23F) que sin querer o queriendo afirmó que lo menos malo era este sistema o forma de Estado, impuesto por la Constitución del 78.

Ahora Felipe VI tiene un reto importante, entre otros, como por ejemplo, hacer cierto eso que dijo su padre de que 'la ley es igual para todos', empezando por interpretar adecuadamente nuestra Carta Magna.

Eso de la inviolabilidad del rey, en cierta medida el Jefe de Estado no responde por sus actos públicos, pero otra cosa muy distinta es que tenga inmunidad jurídica en su esfera privada. Felipe VI tiene que tomar debida nota.

Y perdonar si no me levanto, cuando veo que un cargo civil como es ser el Jefe de Estado, se presente vestido de militar, concretamente de Capitán General del Ejército.

Sigo sin entender que se presentara Felipe VI para su entronización en el Parlamento (que representa la soberanía del pueblo, vestido de esta guisa, como queriendo contentar al Ejército, como dando carta de naturaleza al artículo 8 de la citada Constitución, algo que democráticamente hablando tiene un sentido nulo. Estamos hablando de una institución (Parlamento) meramente civil.

Perdonar si no me levanto.

4 comentarios:

  1. Magnifico posteo, y como siempre, cargado de razón y sentido común. ¡¡Bravo!! (el que se dedica a los buenos tenores, nada que ver con el soez de los tauricidas, conste? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. Por cierto pedazo de artículo hoy el tuyo..
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Siempre se ha dicho a rey muerto , rey puesto. No, no han esperado a tal acontecimiento, no; se han dado prisa para dejar atado y bien atado la continuación del régimen. No les gustaba que el pueblo se pronunciara en referèndum por monarquía o república. Ahora será más difícil de encajar una consulta que el pueblo hace tiempo quiere hacer.
    Por lo tanto todo sigue igual o peor, el antigüo rey gozará de inmunidad y será tratado como rey y será inviolable. ¿Y el pueblo........... no tiene nada qué decir?.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente, parece ser que el pueblo soberano, este si es soberano no tiene nada que decir porque quien no quiere mover un ápice es es espíritu, que hasta ahora les ha venido de perlas a toda la derecha.

    ResponderEliminar