jueves, 26 de marzo de 2015

Cultura


Estamos asistiendo a una cultura de andar por casa y en zapatillas. Es una forma muy ingeniosa de 'culturizar' a los ciudadanos, para que en definitiva no seamos molestos.

Los ciudadanos  que campamos por estos lares sin apenas darnos cuenta que estamos retrocediendo a pasos agigantados por las 'inyecciones' que nos ponen a traición sobre todo en los medios audiovisuales que pagamos todos los mortales con nuestros impuestos. 

Están empleando un camino de 'culturización' para embrutecernos. Quieren que seamos apolíticos y eso es muy fácil.

Llenan los espacios de TVE (cadena pública) de insulsos programas de series anodinas que no enseñan nada, culturalmente hablando.

Los telediarios de máxima audiencia, con noticias sobre 'hace mucho frío', 'hace mucho calor', que ha llovido tanto que nos estamos casi ahogando (por cierto nadie habla o dice por qué esto está sucediendo) y es que los recortes en medio ambiente han sido de tal calibre, que ni siquiera han limpiado los ríos de brozas que arrastran sus caudales y que producen taponamientos tremendos que los puentes no pueden aguantar.

En esos telediarios, dedica unos tiempos desproporcionados al deporte, incansables minutos dedicados principalmente al deporte 'rey': el fútbol, cuando TVE, tiene un canal específico dedicado al deporte, y que cuando la cultura del deporte nos está diciendo que existe un partido muy importante, pero la difusión del mismo lo hace un canal de pago, que dicho canal el Estado, tuvo a bien conceder a esa empresa privada.

Pero lo más escandaloso del tema de la cultura es que hay que aguantar en la cadena pública y volver a soportar programas como 'Quién sabe dónde', o a un Bertín Osborne, o de nuevo a ver y escuchar a Buruaga con sus relamidas formas de hacer, e incluso volver de nuevo a escuchar y ver a José Luis Moreno.

Esto sí es retroceder en tiempo y forma a los años ya muy pasados.

Y lo verdaderamente intolerable es que tenemos un Impuesto del Valor Añadido (IVA) cultural de lo más escandaloso. Ir al cine, teatro, conciertos y cualquier espectáculo hay que hincarse de rodillas y pagar un 21%. Intolerable, sobre todo haciendo un repaso del actual IVA cultural europeo, que os invito a echarle un vistazo y entenderéis enseguida que en ese espacio llamado Europa estamos, locos, muy locos.

Así hemos llegado a tener cultura.

6 comentarios:

  1. Tienes razón, no hay nada que le dé más miedo a las dictaduras que la cultura, eso que hace de las personas seres libres y no borregos. Lo de la televisión pública, que ha pasado a ser teleraxoi es escandaloso e impresentable. Afortunadamente las cuotas de pantalla dicen qeu no la ve casi nadie, afortunadamente. Abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Cada vez veo menos la tv y ya a penas la radio, pero para saber qué pasa tenemos que al menos leer lo que dicen y escuchar lo que nos meten con calzador, así estremos vivos y podremos decir lo que pensamos.
    Tengo temor en que como sigamos así de intervenidos ya no podamos ni escribir en internet. (Ley mordaza).
    Pero sabes una cosa, me da lo mismo. Pienso decir lo que me de la gana.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  3. Lo de la RTVE es escandaloso. En alguna ocasión he escrito sobre ella. Me indigna sobre todo cuando dicen que es la RTVE pública "la de todos". Tengo por costumbre desayunar muy temprano, y mientras lo hago veo 24h.. !Me suele dar vergüenza ajena! pero a esas horas es el único canal que da noticias.
    Un abrazo, Javier.

    ResponderEliminar
  4. Verdaderamente escandaloso y ruin, en el sentido literal de la palabra.
    Yo ya ni siquiera hago zapeo y en cuanto algún tertuliano en 24h suelta una memez, ya ni lo veo. Prefiero escudriñar en las redes y sobre todo en algunos digitales que todavía se asemejan a algo parecido a una libertad de prensa. Pero como esto siga así (Ley Mordaza), ni siquiera vamos a tener posibilidad de decir cosas de sentido común.
    Gracias por tu comentario.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. No tiene por qué continuar asi, amigo Javier, estoy convencido de que el nuevo cambio que se espera, va a barrer a toda esta gentuza que, creen que la cultura es sólo para los ricos.

    Sí, estamos todos en la misma onda, no se puede aguantar un gobierno que vaya en contra del progreso, porque cultura significa: saber, descubrir, valorar lo que es bueno para el progreso y que (nosotros) la gente en general, obtengamos una formación que nos permita vivir con dignidada y, que no sea pisoteada por malos gobernantes como son los que tenemos ahora.

    Cuando nuestra dignidad no sea pisoteada jamás, habremos dado un paso importante para nosotros y para el progreso ¡¡Entonces el avance será imparable!!.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Amigo Vicente, se que eres un asiduo seguidor y sé que estamos de acuerdo en muchas cosas. Pero este cambio que ha empezado, creo que va a tener muchos palos en las ruedas del camino que queremos.
    Tenemos que ser pacientes en la espera, veremos cosas que no nos gustan, hasta que for fin el cambio cale en las personas con sentido común y puedan votar en conciencia en todas las elecciones que quedan en el año y sobre todo el final de este año, en las generales.
    Espero que como bien dices el avance será imparable para toda la ciudadanía y no para unos pocos.
    Un abrazo fuerte, amigo.

    ResponderEliminar