lunes, 30 de marzo de 2015

Podemos los ciudadanos


Díaz, Moreno, Iglesias y Rivera
Se está produciendo en general en la política un fenómeno que puede ser a simple vista normal, pero no lo es.

Estas pasadas elecciones andaluzas del 22 de marzo, han supuesto un cambio respecto  a las hasta ahora celebradas.

No me refiero a los escaños conseguidos por cada formación, ni tan siquiera los no conseguidos por algún partido político, ni tampoco me refiero al descenso o descensos de los diputados en otras formaciones; me estoy refiriendo a esas dos formaciones que han irrumpido en la vida política en este año, puesta la mirada en el rosario de elecciones a celebrar.

Podemos y Ciudadanos, tendrán que acostumbrarse a sentarse en una mesa de negociaciones o pactos, ya sean puntuales o no.

El partido que más escaños ha conseguido es el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con 47, por cierto los mismos que consiguió en el 2012.

Por tanto para gobernar con estabilidad tendría que conseguir 8 de los otros partidos.

Recordemos que Podemos ha conseguido 15, pero también sabemos que en la campaña de dichas elecciones, el PSOE dejó claro que no iban a pactar con ellos. 

Ciudadanos dijo que mientras Griñán y Chaves estuvieran en el partido, no habría entendimiento para gobernar. Más claro, agua cristalina.

Evidentemente ya no hablo de Izquierda Unida, pues con 5 diputados son insuficientes para alcanzar mayoría, y además el adelanto de las elecciones, fue precisamente por no entenderse la coalición del gobierno andaluz de 2012.

Así pues Susana Díaz al parecer ha decidido gobernar en solitario. Pero ¿se puede gobernar en solitario para sacar adelante políticas prioritarias que necesita Andalucía?

Tienen que sentarse en una mesa a negociar políticas concretas y eso es algo que no estaban acostumbrados los políticos hasta ahora. 

El problema fundamental que se plantea es que los pactos puntuales, tendrán que pensárselo mucho y ver que los votantes futuros y actuales de Ciudadanos y Podemos estén de acuerdo con esos pactos, ya que las elecciones de Mayo está a la vuelta de la esquina.

No es lo mismo Madrid, Valencia o Zaragoza, por poner algunos ejemplos. De aquí a Mayo, pueden suceder algunas luchas internas de estas dos formaciones, y no me cabe la menor duda, que saben que se la juegan en las elecciones generales.

Pregunto sin ánimo de ofender a nadie ¿podemos los ciudadanos?

Nota: a partir del martes 31 de marzo y hasta el 5 de abril (incluidos), sólo publicaré en 'La otra mirada'. Después volveré a publicar a partir del lunes 6 de abril aquí.

6 comentarios:

  1. ¿Se darán cuenta que DEMOCRACIA es respetar las convicciones de los demás, y que pactar es dialogar, dejando en ése diálogo, parte de las tuyas para llegar a acuerdos? Lo comprobaremos....
    Te seguiré en ésa "otra mirada", Felices días de descanso, Javier

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Miguel Ángel.
    Esperemos que sepan lo que es una verdadera democracia, aunque yo personalmente lo dudo.
    Felices días

    ResponderEliminar
  3. Tal como están las cosas en Andalucía, y con la arrogancia de doña Susana, no descarto que no consiga la investidura. Se lo merecería, por arrogante. Un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Javier, deduzco que te tomas unos dias de descanso aunque no vas a dejar de escribir; es normal en estas fechas tan señaladas por su carácter religioso, sobretodo en Andalucía, la gente lo celebra con gran fervor; aquí en Valencia predomina más la fiesta de salir al campo y al monte a celebrar la Pascua, aunque las fiestas religiosas también se celebran, pero, en menor medida comparándolas con las de Andalucía (Sevilla).

    Dejando el tema cultural-religioso, paso a comentar un poco lo que creo que puede suceder en el candelero político: el bonito resultado de las elecciones andaluzas, me hacen pensar que se ha iniciado un nuevo rumbo político muy beneficioso para nuestro pais; creo que, las dos nuevas formaciones que han surgido (Podemos - Ciudadanos) van a contribuir a una estable gobernabilidad en Andalucía y por supuesto, si se da el caso del fenómeno se expande a todo el País, mejor que mejor.

    Creo haber respondido un poco a tu "inegmática" pregunta, ya que las fuerzas que se van a sentar a negociar acuerdos puntuales, se supone van a tener pocas divergencias ideológicas, por ser ideológicamente similares.

    Ya sé que peco de un entusiasmado optimismo, pero, sabes?, me va muy bien para el relajamiento espiritual je je je. ¡¡Me siento mejor, esa es la verdad!!.

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Amigo Vicente, me alegro que mi escrito te haga decir cosas como las que dices. Me encanta.
    Y me gusta que tengas relajamiento, que te vendrá muy bien, estoy seguro. Sabes que en realidad mis neuronas siguen trabajando, no consigo controlarlas, pero aprovecho quizá para despegarme un poco de la política...aunque conociéndome sabes que no lo consigo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar