lunes, 24 de diciembre de 2012

A modo de felicitación








Hoy el mundo cristiano, celebra  su fiesta del nacimiento del niño Jesús, hace 2012 años según el calendario aceptado de su mundo. Es la Nochebuena.

Estoy viendo parpadear la llama de un candil. No sabe si apagarse o seguir alumbrando. Llega una ráfaga de viento e intenta apagar esa llama. Me recuerda a un amigo con su alumbrar al mundo con música.

Esa llama me parece al vida, sin más.

Vuelve el viento, el que no aventa las cosechas y entonces se apagará el candil y volverán a encender otras generaciones para seguir luchando por conseguir lo que es nuestro por derecho natural.

Es así de sencillo. Nada de florituras. Las cosas llegan en su estado 'natural'. Las que se producen sin preguntar.

Estoy, que no es poco.

La vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario