martes, 11 de diciembre de 2012

Echar un pulso

No hace mucho, uno de mis nietos, me retó a 'echar un pulso'.
Me vino a la memoria de mi niñez, que  entonces 'alardeaba' de echar un pulso al primero que me proponía hacerlo. Ahora un poco más maduro ¿maduro?, he  de reconocer que mi nieto, tiene una 'habilidad' que yo a su edad creo no tenía. Estaba (luego me lo confesó) convencido de que por  mi edad, y sobre todo por 'experiencia' yo le iba a ganar. Lo que el no se imaginaba, es que  le 'engañé , haciéndole ver durante un rato que  me podía ganar, el me miró fijamente, como diciendo 'me estás engañando' pero sigo hasta el final. Dejo a vuestro albedrío, como quedó al fin dicho pulso.
Esto que cuento, viene a 'cuento' porque los jueces, fiscales y abogados le 'echan un pulso' a las reformas del ministro Ruiz-Gallardón.
No se si el ministro en cuestión está convencido de 'ganar' el pulso, no lo sé, es posible, no por experiencia, sino porque está en el poder, cosa muy distinta.
Estoy  casi seguro que los abogados, fiscales y jueces en conjunto tienen mucha más experiencia que el ministro.
Veremos en que queda toda esta historia, que si no fuera por la transcendencia que tiene , sería como un juego de niños.
Pero estamos ante un problema descomunal.
La justicia después de 34 años (se dice pronto) de andadura democrática, sigue estancada y llena de papeles. He perdido la cuenta de todas las 'reformas' que sucesivos ministros han clamado a los cuatro vientos para poner al día a nuestra justicia. Cuestión de 'puñetas'.
A ésta última 'reforma' asistimos a un pulso, que los administrados no entendemos, pues nos hemos quedado ya sin pulso y sin dinero.
Otra 'marca' más que nos adorna en el árbol navideño ante los ojos del mundo.
Ministro, deje ya los pulsos y 'pulse' a la ciudadanía qué es lo que demandamos.
Cuanto más tarde lo haga, más temprano perderá el pulso y seguramente los administrados  perderemos la paciencia.

6 comentarios:

  1. Sinceramente creo que le da lo mismo. Es lo que tiene creerse indestructible. Lo de dar indultos debe subir la moral...

    ResponderEliminar
  2. Es que lo que me enfada es que se metan en todo. Los industos de haberlos sería cosa judicial, no políca, es mi corto entender.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Javier, en el fondo somos unos ilusos. Una buena parte de los administrados son sus votantes, y los votan hagan lo que hagan. Son incondicionales. Es lo que tiene esta democracia (y todas las demás). Las mayorías amparan la impunidad y el abuso de poder...

    ResponderEliminar
  4. Los indultos no me gustan que los meneje el 'ejecutivo'
    El problema reside, creo yo en que los tres poderes no son independientes, esto es una 'neomierda'.

    ResponderEliminar
  5. Mientras el poder judicial no sea independiente, el legislativo siempre ganara ese pulso y seguirá haciendo trampa. Es el poder del pueblo el que debe hacer el pulso al legislativo, entonces ganara.

    ResponderEliminar
  6. Es el eterno problema de toda democracia, la reparación real de los tres poderes.

    ResponderEliminar