miércoles, 12 de diciembre de 2012

Nos estamos acostumbrando


Esto no me gusta. 

Caminar sobre el fuego es costumbre en muchos países, como en España.
Casi nada nos sorprende, ni siquiera nos molesta o sencillamente pasamos de 'puntillas', sin que se nos note, como si el 'otro'  no estuviera.
Es normal que al abrir cualquier página de cualquier periódico, nos encontremos con una nueva 'gürtel' o un  nuevo 'reparto de comisiones'.
Tampoco nos asombra que cada dos por tres tengamos una 'operación' en donde los  nombres y apellidos que aparecen tampoco nos sorprendan, y hasta incluso nos parece normal que una 'organización' se apropie de millones de euros y que además nunca retornen a las depauperadas arcas del Estado.
Nos estamos acostumbrando también a que la gente tire la comida que les sobra, cuando podría repartirla antes de consumir a las personas que lo están pasando francamente mal.
Va siendo normal, que cuando paseamos por una calle (sobre todo de alguna gran ciudad) florezcan carteles pidiendo ayuda desesperadamente y ni siquiera a los portadores de esos carteles les miremos a los ojos.
Nos parece normal, que cuando alguien con un periódico metido en un plástico (para que no se deteriore), nos diga 'buenos días' y no les contestemos.
También es usual que los medios de comunicación nos estén diciendo que 'fulanito' llevaba a 'zutanito' sobres con dinero para acallar necesidades de las 'burbujas'.
Incluso, por acostumbrarnos, nos acostumbra casi todos los viernes a  la rueda de prensa del consejo de ministros para alegrarnos la sobremesa instándonos a que nos 'ajustemos' a la realidad del país y que sigamos  pagando los errores que nosotros no hemos cometido.
Pero (yo desde luego) no me acostumbro, a que este gobierno, durante más de un año nos ha mentido lisa y llanamente,  sin más.
Costumbre es, según la RAE :
Hábito, modo habitual de obrar o proceder establecido por tradición o por la repetición de los mismos actos y que puede llegar a adquirir fuerza de precepto.
Pues eso. Acostumbrados estamos. Bien estamos.

4 comentarios:

  1. Yo tampoco me acostumbro. Y me indigno cada vez más. No quiero que se convierta en precepto y quiero protestar. Solo una actitud de enfrentamiento y lucha contra esta realidad nos puede sacar de este, llamémoslo ... Bache.

    Un abrazo Javier

    ResponderEliminar
  2. Amigo Ramiro, esto es una indecencia, que nos ha rematado esta 'neomierda'.

    ResponderEliminar
  3. A fuerza de preceptos y de normas, este Gobierno está tratando de acostumbrarnos a un modo de proceder inimaginable en un Estado de Derecho. Costumbre que no vamos a consentir una inmensa mayoría.
    Un beso, amigo.

    ResponderEliminar
  4. Yo no me acostumbro amigo segoviano ni yo ni el mundo juridico , queremos la dimision de todos , el mundo juridico ve ilegal e inconstitucional, la le y de tasas y la reforma del Codigo Penal y para que estemos unidos una vez es por algo gracias por tu clamor que vi a traves de la UBP que hoy se crea y ya tiene estatutos NO NOS CONFORMAREMOS AMIGO

    ResponderEliminar