miércoles, 13 de marzo de 2013

Dos mundos

En general en la vida cotidiana existen dos mundos uno privado y otro público. Digamos de otra manera, que en nuestras actitudes diarias unas son 'oficiales' y otras 'internas', y ahondando más podemos decir y decimos que unas actuaciones son ante el 'público en general' y otras en 'nuestra casa'.

Últimamente asistimos  un día sí y otro también a unas actuaciones que vemos en  personas, instituciones y sus derivados. Cuando generalizo prefiero ser lo más honesto posible en mis consideraciones. por tanto empiezo por mí mismo.

En mis círculos de personas que me 'muevo' hay de todo, como se dice 'en la viña del Señor' y naturalmente nuestras charlas son muy variadas y de muchos signos o tendencias políticas. Es una forma de actuar que personalmente me encanta, pues es muy de agradecer que te hagan pensar y rectificar o modificar tus conclusiones, que dicen es de sabios. Me estoy refiriendo  a las actitudes "públicas", las "personales" me las reservo para la intimidad como es natural.

Queda claro, creo que hay dos mundos, uno el que lanzamos al público y otro el de 'casa', ese que suele ser a 'calzón quitado' y muy enriquecedor a mi entender.

Pero tengo una duda. ¿No sería conveniente que sólo hubiera un mundo? Seguro que habéis adivinado a cual de los dos mundos me refiero.

Estas reflexiones me recuerdan  -no podía por menos que suceder-  a las últimas noticias sobre actitudes 'oficiales' de nuestros políticos en general, donde a sus pases teatrales oficiales, nosotros espectadores de saber qué es lo que ocurre, seguimos estando espectantes de dos mundos.

10 comentarios:

  1. Sería mucho mejor ser honesto en todos los ámbitos de nuestra vida, pero parece difícil, ¿por qué? Aquellos que no lo son nos obligan a nosotros a guardarnos trozos de nuestra vida en un cajoncito...

    ResponderEliminar
  2. Lola, hasta expresándote en prosa eres poeta.Guardemos nuestros secretos en ese cajoncito...

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu estilo de entrada. Son cortas, como mini-historias, pero profundas. En esta, tampoco me has decepcionado. Es más que cierto que los diferentes signos políticos acaban por derivar en la verdad plural. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. La lealtad y honradez con uno mismo tiene que tener una sola "cara", entonces podrás tener la "misma siempre" con los demás y dónde te muevas o sea tu círculo, por lo que mi reflexión me lleva a un "sólo mundo", buenas noches y saludos, Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en la vida la coherencia de tus actitudes hay que hacerla desde la ética.Esa que sólo tiene un mundo, la verdad.Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. Bonita entrada Javier.
    Yo procuro tener un mundo y a menudo es un problema porque cosas que debiera callar salen y viceversa pero logro algo que me mantiene muy estable: COHERENCIA Y BASE. Interesante reflexión!.

    ResponderEliminar
  6. Gracias María Paz. Intento ser coherente, pero siempre es bueno saber rectificar a tiempo y siempre desde un mundo basado en la ética.

    ResponderEliminar
  7. Yo hace tiempo que tomé la senda de llevar una vida lo más transparente posible. Cualquiera puede saber si me gustó el menú de un restaurante, si una película me pareció un bodrio, si estoy con fulanito en un concierto o si estoy disgustado con algo... Es una senda a recorrer, algunos me critican diciendo que hay que proteger una intimidad, que si me paso, que si tal o que si cual... Yo puedo entender los motivos de cada cual, pero a lo que voy... Realmente, ¿HAY que hacerlo?

    ResponderEliminar
  8. Dejo una pregunta en mi escrito "¿No sería conveniente que sólo hubiera un mundo?" y espero que la hayas adivinado, soy siempre muy transparente, dicen que demasiado y por eso al escribir lo hago ironizando de una manera sutil. Normalmente me 'cazáis' rápidamente. Y me gusta.

    ResponderEliminar