sábado, 16 de marzo de 2013

Exclusión

'Usted queda exluido'. Tremenda frase cuando a alguien la recibe de una determinada persona para anunciar, que se ha caído de una 'lista' de aspirantes a lo que sea.

 Aspira por ejemplo ¿a ser un paria?, ¿a una plaza del mercado de abastos?, ¿a qué aspira el aspirante? ¿a la única plaza convocada por un Ayuntamiento?

Es  fabuloso, pues lo único que aspiramos (sobre todo en las grandes ciudades) es el aire contaminado, y además no hace falta estar en una lista, aspiras la mierda aunque no quieras.

Oye, ¿estoy en la lista? y te responden: pues no no estás, te han excluido. Hombre no hace falta que te lo recalquen. Es muy fuerte ¿no? Muy fuerte es lo que nos indican los medios de comunicación. Cada vez hay más personas excluidas de su trabajo y sueldo. Empezamos con las comparaciones  que es lo que tienen las estadísticas que comparan hechos en diferentes momentos de nuestras vidas, por eso muchas veces ni las tomamos en consideración.

Ya no es que no estés en una lista de una oposición por ejemplo, por no haber pasado la primera prueba, es que sin más te han quitado tu trabajo y tu sueldo.

Los expertos en estadística siempre se inventan fórmulas incomprensibles para la gente  normal, la corriente.

Pues bien ahora nos indican así como si lo hubiéramos oído durante toda la vida que existe un indicador o índice llamado Gini, que mide la desigualdad entre las personas. Por ejemplo, en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas , vamos vulgarmente 'la Renta', este índice Gini nos  indica que se ha pasado del 11% en 2005 a un 13% en 2011. Vamos una pasada pero en negativo. Otro ejemplo el porcentaje de trabajadores con el salario mínimo, que en el mismo período pasa del 6% al 10%. Otra pasada más.

Conclusión de todo esto, es sencillamente ir expulsando poco a poco a las personas hasta conseguir la exclusión de las mismas de la  sociedad.

Claramente es un logro espectacular de las políticas seguidas con verdadero ahínco por este gobierno, como  recientemente ha dicho Rajoy : "Por fin estamos ganándonos la confianza de quienes nos contemplan desde fuera". Supongo que se estará refiriéndo al batallón de la exclusión.

Bienvenido Gini que nos lo explica.

4 comentarios:

  1. Javier, la pobreza es una de las pocas cosas que por más que se reparta nuca se acaba. Esos a los que se refiere Rajoy son "los mercados", esos señores gordos que fuman puros y se ríen de la gente que muere de hambre a su alrededor.

    ResponderEliminar
  2. Víctor, es tan certero tu comentario que me temo que la pobreza nunca se acaba, pero podía ser un poco menos machacona con los mismos.Esos señores gordos que fuman puros se olvidan que no se llevarán nada a donde irremediablemente acabaremos todos. Están ciegos!!!

    ResponderEliminar
  3. Luego resulta que una pobre mujer sin nada para alimentar a un hijo se encuentra una tarjeta de crédito y gasta el dinero en alimentarlo y lo básico y la quieren encarcelar....menos mal, que aún queda gente con sentido común en este mundo.

    ResponderEliminar
  4. Tu lo has dicho, lo que de verdad falta en este mundo es sentido común, menos mal que todavía hay excepciones.

    ResponderEliminar