martes, 28 de mayo de 2013

Hablemos de Aznar

Expresidente Aznar
La mejor estrategia ahora para el Partido Popular es inundar materialmente a los medios de comunicación de un tema preferente: hablar de Aznar.

No falla, si quieres que las cosas que tienen verdaderamente importancia y que nos invaden en estos momentos y quieres que se vayan al limbo del olvido, lo mejor es hablar de Aznar del "mejor Presidente que el Gobierno de España ha tenido en estos años" según palabras del Presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González (el Presidente nombrado a dedo).

Me veo obligado a recordar el aluvión de barbaridades que este actual Gobierno de España presidido por Mariano Rajoy Brey inoculándonos una batería de medidas=recortes todas ellas de una dureza extrema, insufribles,  que estamos soportando.

Todo ello acompañado de toda la información que poco a poco también nos invade mostrándonos las financiaciones de los partidos políticos, de las fechorías de las 'preferentes' y todos los estamentos varios bancarios en los que están imputados en casos de corrupción (Gürtel, Bárcenas, Bankia, y un etc. demasiado extenso)

De como se puede burlar a la 'Pesticia' para al final 'irse de rositas' sin pecado ni mancha alguna por todas las tropelías cometidas. Realmente se debe y se tiene que hablar de Aznar, sobre todo de su 'buen hacer' que tuvo cuando fue Presidente del Gobierno de España; pero me temo, es más estoy seguro que el balance (excepto para los suyos) no fue muy brillante que digamos.

Hoy día, la soberbia parece ser uno de los 'valores' a tener en cuenta para hacer las cosas 'como Dios manda'

Eso sí, con los cánones de la Conferencia Episcopal de España.

6 comentarios:

  1. Ya lo se, pero es que ya me están tocando los 'bemoles'
    Lo siento pero tengo que denuciarlo.

    ResponderEliminar
  2. Si el Sr. Aznar, hubiera hecho las cosas bién, España no estaría en bancarrota. Ningún gobierno ha sabido poner a este país en el lugar que le corresponde.
    Me repugna.

    ResponderEliminar
  3. Impresentable este ngreído soberbia que nos dejó a pie de las caballos de la historia que nunca quisimos. Neomierda 'salvapatrias'

    ResponderEliminar
  4. Buen artículo Javier. Efectivamente, para desviar la atención de la gente, de asuntos importantes que les interesa ocultar, que no se hable mucho de ellos, que pasen automáticamente a segundo plano o sencillamente se olviden, por que si no fuera así tendría consecuencias negativas, visto desde el punto de vista suyo; la clave está en la estrategia de la distracción es un método que suelen utilizar, aunque para ello tengan que fabricarse cualquier montaje verdadero o falso esto es lo de menos, lo importante es conseguir desviar la atención de la gente y que preste atención a cosas sin importancia; este método les permite hacer y deshacer, aprobar o no, normas y leyes, que les sería mas difícil de llevar a cabo si se le diera publicidad.

    ResponderEliminar