miércoles, 8 de mayo de 2013

Paraísos fiscales

Blanqueando al mundo
¿Cuántas sociedades existen en el mundo que estén domiciliadas en los llamados paraísos fiscales? ¿Cómo se puede arreglar el mundo, cuando un 'mundo' no quiere arreglarlo? ¿De qué se quejan los políticos en muchas partes del mundo?

Indagando, de una tacada he contabilizado más de 300.000 empresas que están en  unos doce países o ciudades. Pero para más información os podéis pasar por el Real Decreto Ley 1080/1991, de nuestra legislación y os encontraréis con  una lista de nada más y nada menos que cuarenta y siete (47).

El llamado paraíso fiscal, es aquel que no tiene impuestos, que tiene 'secreto bancario' o fiscal con otros países y que permite a los no residentes aprovecharse de su no política fiscal. Con sólo recaudar lo escamoteado a Hacienda podríamos incluso 'rescatar' a otros países y el BCE no tendría el trabajo que ahora tiene. No haría falta pedir rescates ni favores ni sacrificios a la ciudadanía. Con lo recaudado podríamos incluso poner en marcha la llamada Economía de Bienestar,  y recuperar todos los Servicios Públicos que nos han robado poco a poco con esa habilidad que caracteriza a esta casta que nos gobierna.

Ahora nuestro Presidente Plasma, nos dice que durante más de año y medio ha incumplido su programa electoral por el bien nuestro ¿...?, dice que ha venido actuando de esta forma para evitar el 'crac', y como no de paso arremete contra el principal partido de la oposición y desprecia el Plan del PSOE, porque, según su sabio parecer, conduciría a un rescate. El 'crac' es el sonido de mis huesos, cada vez que tengo que pagar cualquier impuesto que nos ha subido por nuestro bien  y el rescate tan temido lo estamos protagonizando los ciudadanos, que hemos visto como llegaban dineros para la banca privada para tapar sus tropelías y manejos de nula ética que con su 'rigor' profesional engañaron a muchas personas con productos que ahora se han evaporado. La culpa naturalmente reside en que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, faltaría más.

Señores del Gobierno, ya va siendo hora de que se quiten los tapones que tienen en sus oídos llenos de soberbia y cara dura, y oigan y estudien lo que con otras políticas se puede hacer, compaginando una buena gestión de recursos de esos paraísos fiscales que debieran recaudar e invertirlos en políticas de crecimiento, llenando de contenido al Estado, con unos Servicios Públicos que la mayoría añoramos en aras del buen hacer político hacia el verdadero protagonista: el ciudadano.

Paraísos fiscales, es lo que sobra en este mundo de codicia, avaricia y sin sentido. Una Economía del Bien Común es posible. Tengan arrojo y sean conscientes del enorme problema en el que este sistema nos ha colocado. Podemos y debemos cambiarlo.


6 comentarios:

  1. Mi primer conocimiento de esta materia vino en mi adolescencia, jugando con un amigo cuyo padre era capitán de marina mercante... Él me explicó que había barcos de armador español con bandera de conveniencia de Liberia. Yo no entendía por qué, y él seguro que tampoco se explicó muy bien, pero me guiñó el ojo y me dijo: "conveniencia, Jesús, ¿entiendes?". Y en nuestra inocencia, los dos entendimos que la clave estaba en la conveniencia...

    ResponderEliminar
  2. Tu comentario lo dice todo y añado y mientras los que no podemos, que somos los más, pagando nuestros impuestos y algo má todavía, viendo como el 1% del mundo se hace más rico a costa del 99% restante. Aquí si que debiera entrar de lleno la polítíca auténtica.

    ResponderEliminar
  3. gracias javier por tu clamor si los paraisos fiscales han existido siempre aqui en España solo el pueblo tiene cuentas en los bancos españoles, y que mal trato nos han dado, recuerdo una pelicula protagonizado por alfredo landa donde su fin era llevar el dinero a Suiza gracias por tu clamor diario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca hay voluntad política para quitar de enmedio esta lacra a veces asesina (narco).Gracias por tu comentario

      Eliminar
  4. Muchos de los paraisos fiscales son paises con muy poca capacidad de respuesta a una invasión, pero cualquiera se atreve a atacarlos. Le pasaría lo mismo que a Sadam Hussein, cuando invadió Kuwait.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema, no es otro que están detrás los sinvergüenas que son los amos del mundo. Son los mismos que están en todos los lugares con apariencias legales (incluyo el gran grupo del narco). Los gobiernos son esclavos de ellos, por eso no se puede hacer nada, a no se que los borremos del mapa, ese que he puesto en el escrito. Una verdadera desgracia.

      Eliminar