jueves, 2 de mayo de 2013

Hachazo definitivo a la dependencia

Hasta que no acaben con la vida de los dependientes no se quedarán tranquilos estos del Gobierno. Nos van deslizando las medidas que el pasado día  (en la bochornosa rueda de prensa después del Consejo de Ministros, liderada por el triunvirato De Guindos Soraya Saénz de Santamaría y Montoro), nos incrustaron en nuestras pantallas televisivas. La letra pequeña que no desarrollaron en dicha rueda, está en el Programa Nacional de Reformas 2013, que es el plan de medidas que han enviado a Bruselas.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (rimbombante denominación), a  la aportación estatal para ayudas a dependientes le pegan un tajo de tal envergadura que supone un soberano recorte de 1.108 millones de euros.

En palabras del Gobierno, que ya indicó en julio del pasado año, esta poda brutal se debe  a "la profunda reforma del Sistema de Atención a la Dependencia" para "racionalizar y modernizar los servicios prestados garantizando su sostenibilidad" ¿...?

La página web de la Moncloa, lo indica sin duda. La suma de todas las partidas, las ya recortadas en el ejercicio pasado (599 millones) y las estimadas de 1.108 millones para este 2013, junto con los 571 millones para 2014, suponen un 'hachazo definitivo' para este importante colectivo. 

El Plan también dice que "Hay que adecuar las prestaciones a las necesidades reales de los dependientes y priorizar servicios profesionales sobre prestaciones económicas"¿...?

Por supuesto estas descomunales cifras, ha desatado la alarma fundada entre los profesionales de la dependencia. Desde que se aprobaron los recortes en julio de 2012 el número de beneficiarios de este sistema de dependencia ha disminuido, pasando de 780.543 persona a 756.423.

La Ley de  Dependencia atraviesa claramente un desmantelamiento, y supone también una bolsa de 224.000 personas,  -digo personas no números-  a las que se les ha reconocido como dependientes con derecho a la prestación y todavía no la perciben. ¿A qué esperan? ¿A que fallezcan? Gobernantes esto sí es es un escrache pero a los dependientes y sus familias y a ustedes no les podemos enviar policías para arrestarlos. No tienen vergüenza.



6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Indignado estoy, mejor dicho muy cabreado, pero que muy cabreado. Lo han publicado ayer en la web de La Moncloa. Sinvergüenzas

      Eliminar
  2. Una vez más un derecho solo para quien pueda pagarlo. No tienen vergüenza, ni empatía, ni saben lo que es, ni falta que les hace...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con alevosía y dictatorialmente destruyen lo que no iban a tocar.Sinvergüenzas

      Eliminar
  3. "Hay que adecuar las prestaciones a las necesidades reales de los dependientes y priorizar servicios profesionales sobre prestaciones económicas"¿...?

    el lenguaje engaña bobos del PP, han sido timados, pero como dice Juan Tortosa hoy en su blog, "el timado es tan cukpable como el timador"

    ResponderEliminar
  4. Pero no tenemos la culpa de que hayan engañado a casi 11 millones de votantes. Un gobernante tiene que escuchar a los gobernados, ellos sólo a lo suyo a su negocio privado. Sinvergüenzas.

    ResponderEliminar