domingo, 5 de mayo de 2013

Las medidas eran temporales

Lo expresaron muy claro en aquel julio de 2012. 'Las medidas que ponemos ahora son temporales'.
La temporalidad del Impuesto de Renta de las Personas Físicas  (IRPF) y el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), ya no lo son, mire usted por mor de las promesas a Bruselas, no las promesas a los ciudadanos (sobre todos a los votantes del Partido Popular). Pues eso, más sangría para todos sin distinción de ideologías, a todos los que soportamos esta empecinada forma de hacer política.

El Ejecutivo se empeña en seguir las directrices de Merkel. Sabemos que todos los ajustes puestos en marcha han contribuído a agravar mucho más la situación económica; pues aún así, más de lo mismo. Vamos a una recesión cada vez mayor y en donde las capas más bajas de la población, sufrirá mucho más.

Este Gobierno sigue sordo, no quiere ver las posibilidades de otras políticas que pueden compaginar la austeridad y el crecimiento y salir de este embrollo creado sabiendo que cada vez estamos peor. Craso error de este Gobierno, no querer ver las 'otras posibilidades', sólo por estar a las órdenes de alguien que no hemos siquiera votado ni hemos tenido un referendum para que nos estén lloviendo estas medidas totalmente injustas y tremendas.

El Ejecutivo no sale a la calle, no habla con las personas que están padeciendo estos recortes, ajustes, o como quieran que llamemos a esta barbaridad. Este Gobierno no tiene entrañas, dice que tengamos paciencia. Paciencia es la que estamos teniendo con ellos, eso si es paciencia. Pero lo peor de todo lo que está sucediendo, es que están  instalándonos una política del miedo, del miedo a que si no hacemos lo que ellos dicen, entonces estaremos siempre peor de lo que estamos.

Si por ejemplo tuviéramos la valentía de enfrentarnos claramente a todas estas salvajes medidas, quizás otra cosa sería su actitud ante nosotros. Tenemos que dejarles claro que esto no puede seguir así, que no podemos seguir 'avanzando' hacia la miseria.

El problema terrible con el desempleo, con una Ministra del ramo que ni corta ni perezosa nos dice que la reforma laboral es la mejor que se puede tener ya que nuestra juventud más preparada, tiene una gran ventaja con esta ley puesto que abandona España en busca de trabajo gracias a la "movilidad exterior". Báñez por favor deje de decir memeces, la movilidad exterior que dice no es otra cosa que fuga de cerebros que nos han costado un montón su formación para que ahora no trabajen en España. Para que un país sea respetado no puede ni debe prescindir de su juventud. 

Si aquí no hay trabajo tendrá que marchar a otros países y eso significa desperdiciar algo muy importante. Las medidas eran temporales.

5 comentarios:

  1. Comentaba con Lola lo insólito que resulta tener cada poco reportajes sobre caridad, bancos de alimentos, etc. en la España del siglo XXI...

    ResponderEliminar
  2. Insólito es este 'desgobierno' que nos lleva al abismo total. Tenemos una España que retorna a los años 50. Lamentable esta 'neomierda'.Estoy indignado al máximo.Decepcionado totalmente.¿Qué pasa que la gente no reacciona?
    Saludos amigos.

    ResponderEliminar
  3. Envidio a aquellas personas que creían y creen que estas medidas eran temporales. Aunque cambiase el gobierno -cosa que tampoco-, las autoridades europeas estrangularían al presidente y a los ciudadanos para evitar cambiar estas medidas que ponen a salvo a los bancos alemanes, escandinavos... Si queremos un cambio, primero tenemos que dar un golpe encima de la mesa, sino, ya podemos esperar el milagro...

    ResponderEliminar
  4. Cuando tuvieron la des-facha-tez, de decir que eran temporales, me dió un ataque de risa por no llorar. La indignación mía es más contra el 'plasma' del presidente, que no tiene lo que tiene que tener un hombre que dice gobernar y lo que hace es esconderse con un elenco impresentable de ministros necios, memos e ineptos como el presidente. Me pregunto ¿que estarán pensando los casi 11 millones que le votaron?

    ResponderEliminar