miércoles, 1 de mayo de 2013

El mundo financiero

Sáenz, Botín y Marín
¿Quién manda en los gobiernos? A lo largo de esta democracia desde la Transición, sin duda la respuesta no es otra que el poder 'financiero', para entendernos los bancos, pero los bancos privados no los públicos para ser más exactos.

El Banco de Santander es un banco privado no hay duda, es el primer banco en España y  español en Europa. Sabemos que esta entidad no ha sido intervenida por el Estado y por tanto, en teoría, sus accionistas son los que 'mandan', los que deben valorar en sus juntas, entre otros puntos la conveniencia o no de los sueldos, indemnizaciones o pensiones de sus ejecutivos. No pongo ninguna duda de la legalidad de esto que acabo de escribir.

El que hasta ahora era el Vicepresidente y Consejero Delegado de la firma, ha dimitido digamos que 'voluntariamente'; se adelanta al Banco de España (banco 'público') a lo que pueda resolver. Desde la entidad privada Santander dicen, se trata de un relevo 'generacional' (tiene 70 años) y le sustituye Javier Marín de 46 años. Rejuvenecer la dirección de cualquier empresa, me parece de sentido común, pero también es cierto que en este banco su Presidente Emilio Botín creo que está cruzando la línea de los 80 años. También podría dejar el asiento a otra persona más joven. Como es un tema privado, pues justo es que lo resuelvan sus accionistas.

Si yo estuviera en el lugar de Alfredo Sáenz (ahora aceptada su dimisión), me iría muy contento a mi casa con 88,17 millones de euros, una cifra nada desdeñable para un buen retiro, que traducido en la anterior moneda se transforma en 14.670.253.620 pesetas. Lo que quiero resaltar es las facilidades con las que los gobiernos de turno han concedido al Sr.Sáenz.

Recordemos que este señor fue condenado por el Tribunal Supremo en una sentencia firme dictada en febrero de 2011 a tres meses de cárcel e inhabilitado para ejercer funciones de dirección de la banca privada, por un delito de acusación falsa. Según la sentencia ese delito lo cometió en 1944 cuando, mire usted por dónde era Presidente del Banesto - que por cierto en estos días quedará engullido por el Santander-  al autorizar la interposición de una querella a unos empresarios a sabiendas que no tenían ninguna responsabilidad penal. No podemos olvidar que varios de esos empresarios estuvieron en la cárcel por su culpa.

Después vino el indulto dictado por el gobierno de Zapatero el 25 de noviembre de 2011 (se dieron prisa desde la sentencia del Tribunal Supremo), que más tarde a causa de un recurso de un accionista  del Santander ante el Supremo, consiguió que anularan 'parcialmente' ese indulto.

Para rematar 'faena' Mariano Rajoy aprobó un Real Decreto  -eso que le gusta tanto utilizar para gobernar-  para que Sáez pudiera dirigir una entidad bancaria privada aunque tuviera antecedentes penales, como era el caso.

Resumiendo: ¿Quién manda en los gobiernos 'democráticos'? ¿El mundo financiero?

1 comentario: