jueves, 24 de abril de 2014

El otro día aprendí muchísimo

El otro día aprendí muchísimo de fútbol jugaban un partido  el Atlético de Madrid y el Barcelona, es decir Atlético y Barça.

Repito, aprendí muchísimo de comportamiento, de conversaciones, de gritos, de grandes frases, en fin un elenco  de verborrea amplia.

De repente me dí cuenta que el día anterior habían debatido en el Parlamento  español sobre si admitían o no la consulta de los catalanes para declararse independientes de España.

Escuchando entre gritos, conversaciones y cosas así, resulta que me entero que algunas personas (que luego resultarían ser  defensores  a ultranza del Real Madrid), en esos momentos todos eran del Atlético de Madrid.

Se presentaban como enemigos en toda regla de los del Barça, y me di cuenta porqué hemos subsistido a reinos, dictaduras, repúblicas, otra vez dictaduras y ahora en esta democracia un tanto lacia, tan floja, tan débil, tan poco democracia.

Somos personas muy ruidosas, con mucho coraje, con mucho sentido de la propiedad, de equipos de fútbol increíbles, que sus seguidores delimitan enseguida  por regiones, naciones, independencias banderas y demás salsas que dicen nos son comunes; eso sí con distintas formas de expresarnos: en catalán, en gallego, en vascuence, en bable, en andaluz, en extremeño, en castellano en valenciano, en murciano. en...

Es cierto somos muy especiales, pero que muy, pero que muy especiales; hacemos de los gritos y exabruptos unas conversaciones larguísimas, extenuantes, para terminar sin ceder ni un solo pelo de nuestras posiciones; de verdad somos geniales.

Escuchemos a los libros, nos están diciendo tantas cosas que es una pena estar gritando tanto.

El otro día aprendí muchísimo.

8 comentarios:

  1. ¡Qué acertado retrato, Javier! Es como esas acuarelas que pintas, pinceladas acertadas para describir el sinsentido de los pobladores de este país sin remedio. Me ha gustado muchísimo. Y sí, los libros dicen cosas muy interesantes, lo malo es que al grueso de este pueblo privado de la necesaria formación por gobernantes que siempre pusieron, y ponen, buen cuidado en que la gente sea lo más ágrafa posible para poder dominarla mejor, le pasa como decía la tata de casa, 'a esos les estorba lo negro'.

    ResponderEliminar
  2. Me has hecho reír un montón. 'a esos les estorba lo necro'.
    Gracias por tu comentario doblemente, por tu (en este caso acertada ironía) y por captar el sentido mis pinturas por esas pinceladas. Es un verdadero sinsentido.

    ResponderEliminar
  3. 'A esos les estorba lo negro'... Genial entrada y comentario ;-))

    ResponderEliminar
  4. ¡Que difícil encontrar la verdad! Busquémosla... Estamos muy condicionados, cómo tu muy bien dices. Buen comentario. Eres incansable. Gracias

    ResponderEliminar
  5. La clase dominante cree firmemente que al pueblo llano no les hace falta para nada un buen libro. Para saber y pensar ya están ellos.
    Amigo Javier, con el antiguo régimen el dictador nos entretenía con el "fútbol". Esa era la asignatura más interesante del régimen "franquista". ¡¡Por eso tú, has aprendido tanto!!.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Vicente, no tengo nada contra el fútbol, pues siempre un buen libro te hace ver las cosas de otra forma, es una delicia poder leer e imaginar a tu gusto. Si se aprende mucho, es verdad.
      Un abrazo

      Eliminar