lunes, 28 de abril de 2014

Objetiva y plenamente justificada

Elpidio y su abogado
"Objetiva y plenamente justificada", así ha manifestado el presidente de la sala quinta del Tribunal Superior de Justicia de Madrid Arturo Beltrán, que ha recalcado que solo podría aceptar la renuncia del abogado de Elpidio Silva,  Cándido Conde-Pumpido Varela.

Es más Arturo Beltrán, según indicó el tribunal, "tiene que apercibir" a dicho abogado del todavía juez Silva, que la renuncia a defenderle ha podido cometer una infracción disciplinaria "sancionada con la multa equiparable a la más alta de las previstas".

Sin ser especialista en estos temas, creo que Elpidio José Silva, que se le juzga por prevaricación en su investigación a Miguel Blesa, es de libro que las presiones ante el tribunal quieran quitarse de en medio a un magistrado con muchos años en ejercicio, porque les resulta muy incómodo, como también ocurrió con el juez Garzón.

Es bastante evidente que la Justicia, está en manos de los políticos y los poderes económicos y financieros del país. Es una vergüenza inadmisible que con la justicia en un país que se dice democrático, estén ocurriendo estas cosas.

Y digo, sin ser especialista en estos asuntos repito, hay que proceder (como en todos los órdenes de la vida) con sentido común.  Si previamente  a Miguel Blesa le debió de cabrear un montón que le metieran en la cárcel (por dos veces), el sentido común me está indicando que al menos habrá que profundizar en las investigaciones que se llevaron a cabo por el juez Silva, para encarcelar a Miguel Blesa.

A nadie se le escapa que muchos jueces y magistrados no están acostumbrados a investigar asuntos de orden económico y financiero, porque entre otras cosas son delitos muy difíciles de demostrar y destapar asuntos de muchos miles de millones de euros que afectan a miles de ciudadanos, naturalmente los empresarios o profesionales de este mundo financiero, se defienden muy bien por especialistas de lo penal.

Estos delitos aunque a veces no haya un asesinato concreto,  pueden tener sus consecuencias indirectas en los usuarios de los servicios financieros y pueden ocasionar muertes indirectas por dejar a las personas que confiaron sus ahorros a individuos que con su proceder a provocar con  'guante blanco' algo parecido.

No entiendo lo que quiere decir Beltrán con que la renuncia para admitirla debe de ser "objetiva y plenamente justificada".

No hay comentarios:

Publicar un comentario