jueves, 8 de mayo de 2014

Muy pacientes


El presidente de todos los españoles, Mariano Rajoy

Rajoy:"No se puede ser un optimista absurdo, pero tampoco se puede tener un planteamiento cenizo o triste porque no corresponde a la realidad. A veces veo a gente que parece como que no le gusta esto, parece que lo bueno es dar malas noticias"

Lo pongo en negrita y cursiva para resaltar que el presidente del Gobierno de España (de todos los españoles, incluso los que son cenizos y tristes), se descolgó en la cadena SER (otrora una cadena de radio de referencia) entre otras cosas con ese párrafo que se me antoja como un insulto a los ciudadanos que por cierto no somos registradores de la propiedad, pero tenemos derecho a que usted, mire usted caballero, no nos insulte y nos mire despectivamente a los millones de españoles (incluso a los casi once millones (11) que le votaron.

Mire usted, ciudadano ilustre de la política, un pueblo que de momento está demostrando muchísima altura con respecto a usted. Lo que verdaderamente somos los españoles, es que nuestra paciencia es inmensa, con todos los atropellos que nos ha hecho.

Solamente le pido respeto, ya que es incapaz de arreglar este desastre que lleva usted aplicando desde que llegó al Palacio de la Moncloa. Además de no tener un gramo de estadista en su cuerpo y mente es usted un zafio en sus alocuciones y por supuesto un mentiroso compulsivo tan grande que hasta los niños se dan cuenta.

No nos lance soflamas como las de la entrevista de la cadena SER. Por favor y mire que se lo pido por favor, quiero mucho respeto, ya que tenemos un país totalmente precario en empleos, con una cifra que le tendría que dar vergüenza con esa tasa de desempleo, con la que usted parece estar muy contento.

Ya lo he dicho y escrito muchas veces, deseo se de  un paseo y pregunte al ciudadano; usted no se atreve a pasear por determinados barrios de nuestras grandes ciudades y constatar lo que está sucediendo. Usted no tiene vergüenza con lo que dice, usted no se merece ser el presidente de todos los españoles, de todos.

No se olvide Rajoy, también los ciudadanos pueden dejar de ser pacientes, no se le olvide.

4 comentarios:

  1. ¡¡Bavo!! Como a los tenores de la ópera, no como a los tauricidas. Magnifico artículo, Javier.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Luisa, te dejé comentario en el tuyo, como siempre genial

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Javier, por dar forma a lo que muchos pensamos.

    ResponderEliminar