martes, 16 de diciembre de 2014

Desahucio


El otro día escribí en este blog, que nos han robado todo, ya no tenemos nada, ya nos han dejado sin nada.

Desahucio, el de la vivienda, que dejan sin vivienda por culpa de unos desaprensivos que jugaron con cartas marcadas por ellos mismos, tasando desmesuradamente las viviendas con hipotecas con suma facilidad y con trampas.

Desahucio, que llamamos energético, sencillamente porque cortan el suministro de energías para calentar las viviendas, ya que había que pagar las dichosas hipotecas.

Desahucio de movilidad pues nuestros jóvenes que nunca han podido trabajar en España, tienen que buscar trabajo en otras latitudes.

Desahucio de los medios de comunicación, pues ya no existe independencia de los mismos al estar en manos de grandes grupos que al depender de subvenciones, carecen de independencia para informar de lo que realmente ocurre.

Desahucio de la libertad, pues han decretado por mor de la mayoría absoluta una ley de Seguridad Ciudadana, que más bien es una ley Mordaza, que se han sacado de la manga para tener secuestrada a la ciudadanía.

Desahucio, en definitiva de la democracia, eso que está escrito en nuestra Carta Magna y no se cumple; tenemos un total desahucio.

6 comentarios:

  1. No se puede decir mejor y más claro, Es verdad, nos han desahuciado de la democracia. Lo dije en 2011, y siento haber acertado. Dieron un golpe de Estado a través de las urnas, y han impuesto una dictadura. La dictadura de los desahucios, sí.
    Abrazo enorme

    ResponderEliminar
  2. Así es Luisa, también nos han desahuciado de la democracia.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar

  3. No se puede expresar mejor de lo que tú lo haces. Mala gente.
    Un beso, Javier.

    ResponderEliminar
  4. Muy mala gente la que por desgracia nos ha tocado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Así es, Javier. Todos sabemos ya a estas alturas, que estamos desahuciados, sin remedio. Pero hay que luchar, para que no nos desahucien de nuestra dignidad, y dejemos de ser humanos.

    ResponderEliminar
  6. Por supuesto, sin lugar a dudas, nunca nos podrán arrebatar el pensamiento, nunca. El pensamiento es la suma de la vida misma.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar