miércoles, 10 de diciembre de 2014

Enseñar

Es obvio que la educación es fundamental para que un país prospere, es tan de sentido común, que es común que la gente pase de ello. 

Pero aunque sea obvio lo que he escrito antes, más obvio es que una vez pasada la capacitación necesaria para poder enseñar, es otra cosa más importante,  saber enseñar.

Pero esto que es tan obvio como todo lo reseñado anteriormente, sigue habiendo un inexistente plan de formación continuada de los profesores.

También es cierto que cada vez más universidades españolas están implantando esos cursillos de reciclaje, pero muchos profesores no han pisado nunca ningún curso, pues en España somos muy dados a que si hemos llegado a ser profesores, creemos que es suficiente para saber enseñar.

Menos mal que cada vez esto va paulatinamente desapareciendo y cada vez más se está concienciando al profesorado que cuanto más se sabe de una materia, más hay que saber enseñar la misma.

Es decir, no por saber mucho de una especialidad estás capacitado para enseñar, es de sentido común que tienes que saber enseñar.

Cuando por ejemplo un matemático explica un razonamiento complicado -ya que hay que saber mucho-, no necesariamente el profesor sabe explicar para que lo entienda el alumno.

También debemos trasladar esta cuestión de saber enseñar a las escuelas (que no existen en España) de administración pública.

Deberían tomar nota los políticos que ejercen su profesión que primero deberían de pasar por esas escuelas de administración publica y luego reciclarse con continuidad con cursos que dieran en la diana de saber enseñar lo que después van a aplicar.

Es cuestión de enseñar.

4 comentarios:

  1. Saber enseñar, dejar poso en el hijo, el alumno atrayendo su atención, manteniéndola...Es mucho.Sobre todo por ser solo eficaz si el maestro vive en coherencia por ser.
    Un abrazo, buena gente.

    ResponderEliminar
  2. Un buen profesor (en el sentido académico) es aquél cuyos alumnos aprueban en un porcentaje elevado; no aquél cuyos alumnos suspenden en un porcentaje elevado.

    ResponderEliminar
  3. Excelente posteo lleno de sensibilidad y razón, cualidades de las que carecen estos ágrafos desvergonzados que nos gobiernan, Los buenos profesores son aquellos que recuerdas al cabo de treinta o cuarenta años y que influyeron en el carácter de los alumnos. Hay muy poquitos, y desde luego, ninguno es del PP. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  4. Ninguno recuerdo que eran de la derecha cavernaria, eso seguro, sin guro eran de la izquierda de la la maravillosa que siempre he tenido la dicha de tener en mi educación.
    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar