martes, 23 de diciembre de 2014

Balance del año 2014

Lo que nos ha ocurrido este año que ya se nos acaba es un largo etcétera que voy a intentar resumir lo mejor que pueda.

Empiezo por el empleo, que a mi modo de ver es el problema más lacerante que tenemos en España, que no han sabido resolver desde el comienzo de la crisis, que se afianzó en nuestro país como un pulpo de los que no hay forma de zafarse.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el 3º trimestre de 2013, según la Encuesta de Población Activa, teníamos los siguientes datos:

Ocupados: 16.823.200
Parados: 5.904.700
Tasa de actividad: 59,59 %
Tasa de Paro: 25,98 %

Y en el 3º trimestre de 2014, los datos son:

Ocupados: 17.504.000
Parados: 5.427.700
Tasa de actividad: 59.53 %
Tasa de Paro: 23.67 %

El problema se mire como se mire, se maquillen como se maquillen los datos, una tasa del paro del 24 % es una verdadera salvajada, que cualquier gobierno democrático no debe de permitir por mucho que publiciten que "la crisis ya es historia".

En Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lo más esperado ha sido que por fin se produce la dimisión de Ana Mato y se sustituye por el que fue portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados Alfonso Alonso. Por supuesto el brote de ébola, culpando a la enfermera Romero de una imprudencia achacada a su persona y la sombra del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid por la nefasta gestión de lo sucedido, está en la memoria de los ciudadanos, sin duda alguna.

Apostillar que con un presupuesto que se asignó a este ministerio de Sanidad en el año que estamos terminando, supuso un 35,6 % menos, que el que se asignó en 2013.

Para hacernos una idea de esta otra salvajada en un ministerio tan esencial como la Sanidad Pública, que también engloba Servicios Sociales e Igualdad, no tienen perdón ya que en 2011 se presupuestaron 2.674 millones de euros, en 2012, fue de 2.309 millones de euros, en 2013, 1.936 millones de euros y por último en 2014, 1.907 millones de euros.

Es una vergüenza, ya ni la dependencia es atendida, prefieren que vayan falleciendo las personas que tenían ya adjudicadas las correspondientes ayudas y que no las han recibido nunca. Y eso que este gobierno es  muy católico.

Con respecto al ministerio de Educación, ese pilar fundamental para que un país pueda desarrollarse adecuadamente para ser una nación con peso específico en el mundo, debemos apuntar también que en ese ministerio se agrupan dos departamentos, como son Cultura y Deporte.

Lo verdaderamente insólito ha sido la aprobación de la ley Wert, así bautizada por el empeño del ministro Wert (con la anuencia de todo el Gobierno de España, encabezado por Mariano Rajoy) de dicho ministro Wert, llevándola a cabo contra viento y marea de toda la sociedad española; una verdadera wertgüenza, sin duda alguna.

Con esta cabezonada de este desgobierno nos vamos a pasar otros años de nuevo hasta poder situarnos los españoles en los primeros puestos de una educación pública que merezca la pena.

No quiero terminar este apretado resumen de 2014, sin hacer mención a la actuación del que fue ministro de Justicia, que sin duda alguna ha realizado la más nefasta gestión que se recuerde en muchos años.

Por supuesto me quedan más ministerios que reseñar, pero ya está bien con estas cuatro joyas, para dejar un somero balance del año 2014.

Os deseo que el próximo 2015, sea un poco mejor que el que ahora finaliza. Sed felices.

8 comentarios:

  1. Buen resumen de las iniquidades de este Gobierno fascistoide. Esperemos que el próximo año nos podamos librar de ellos. Pensar en que los seguiremos sufriendo unos años más no sé si lo podría resistir. Así que para ser medianamente felices habrá que esperar que nos los quitaremos de encima para digamos unos doscientos años, que son los que necesita este país para ponerse a la altura del resto de los estados europeos. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Luisa, siempre pones acento a mis escritos. Gracias.
    Esperemos que este país salga del agujero enorme en el que nos han metido.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti siempre Marian.
    Felicidad plena te deseo <8>

    ResponderEliminar
  4. Llevamos metidos desde la TRANSACCIÓN del '78 pero se agudizó en el periodo 2004-11 hasta las profundidades más abisales. La política que se ha seguido era necesaria, el único y gran problema es que el presidente por una evidente cobardía no puso las cartas boca arriba y jamas a sabido trasmitir a la ciudadanía. No ha ejercido de jefe y no ha cortado cabezas en los casos de corrupción, pero eso no lo ha echo ninguno, cosa que no lo justifica en absoluto. Yo pienso que nuestra solución sería una abstención masiva y luego un periodo de LIBERTAD constituyente. Por favor leer detenidamente este artículo http://goo.gl/i9N1uL y luego decidme si no tendríamos el poder en manos de quien tiene que estar, nosotros. Ya luego pensaríamos la línea a seguir, yo me quedaría con una República Constitucional.

    ResponderEliminar
  5. Estoy muy de acuerdo contigo, Antonio. Es por desgracia lo que sucede, llevamos con una Transición No Transitada desde el 78, efectivamente nos engañaron y mucho siempre con el miedo por montera.
    Debemos ser todos los ciudadanos que seamos los que construyamos un nuevo Sistema. Esa es la solución.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Amigo Javier, hemos oido infinidad de veces a este mal gobierno como se ha jactado hablándonos de la herencia recibida del anterior gobierno; creo que la herencia que deje el PPopular, no va a ser menor.
    Ahora podemos decir con total seguridad que, el pueblo va a corresponder castigando a este mal gobierno. El pueblo tiene memoria, el pueblo sabe lo que este mal gobierno ha hecho con la sanidad, con la educación, con la dependencia, pensiones y todos los avances sociales que han sido frenados por este desgobierno, llevándonos a los albores del "franquismo".
    Como tú dices, ha llegado el momento de hacer "balance" y poner a cada cual en su sitio: ¡¡a los ladrones que los metan en la carcel y devuelvan todo lo robado; a los que con malas argucias han conseguido el poder, para con ello avasallar y engañar al buen ciudadano, merezcan como castigo el desprecio y sean despojados del poder.

    Un abrazo de un convaleciente.

    ResponderEliminar
  7. Amigo Vicente, esperemos que los votantes en las próximas elecciones no se dejen embaucar por mentirosos y desgobernantes que sólo van a sacar su provecho.
    Hay que quitarlos del poder pues, si siguen acabarán con nosotros.
    Un abrazo, y espero que ya estés recuperado del todo y echo un chaval

    ResponderEliminar