martes, 9 de diciembre de 2014

Qué demonios está pasando

Ignacio Cirac
Estamos como aquel que dice a la vuelta de la esquina de unas elecciones, y me entero de que 100.000 dependientes han fallecido desde 2011 sin haber recibido ninguna ayuda que les correspondía.

Qué demonios está pasando, que armen un jaleo de mucho cuidado con un tema de un tal Errejón con la Universidad de Málaga.

Qué demonios está pasando, que seguimos con un paro de mil demonios, y aquí no pasa nada.

Qué demonios está pasando, que el otro día la audiencia de TVE subió de sopetón porque un tal Pablo Iglesias le concedieron una entrevista en la cadena pública ¿pública? después de 13 meses que habían dicho que la realizarían.

Qué demonios está pasando, que en la última reunión del G-20 en Australia, redactaron un montón de resoluciones que nadie va a cumplir, mientras en nuestro país nadie es capaz de solucionar el escandaloso paro que sufrimos; así como que millones de jóvenes en general bien preparados, van escurriéndose a otros países para mendigar un contrato en donde puedan esbozar un futuro mejor para sus vidas.

Qué demonios está pasando, que unos jefes de la secta católica se les ocurre echarse al suelo de una catedral, para demostrar que están pidiendo perdón por todos los desmanes pederastas que muchos de su colectivo han cometido.

Qué demonios está pasando, que un tal Ignacio Cirac a sus 25 años en el laboratorio de astrofísica de la Universidad de Colorado (EEUU) se puso a trabajar , hoy con 49 años se ha convertido en una referencia mundial en el campo de la física cuántica y que en 2013 recibió el premio Wolf (considerado la antesala del Nobel).

Por cierto Ignacio Cirac, está afincado en Alemania y dirige el Departamento de Teoría del Instituto Max-Plank, que es uno de los buques insignia de la investigación alemana y europea.

Se me olvidaba decir que Ignacio Cirac nació en Manresa, capital de la comarca de Bages, provincia de Barcelona (Comunidad Autónoma de Cataluña).

Qué demonios está pasando.

4 comentarios:

  1. Pasa que hay quienes quieren seguir siendo nuestros parásitos indebidos ! Ni lo esencial saben ganarse solitos, cuanto menos para sus muchas debilidades !
    Un saludo, Javier.

    ResponderEliminar
  2. Pregunta retórica sin duda, porque bien sabes amigo, que lo que pasa es que nos gobiernan unos parásitos fascistas, hijos y nietos putativos, o directos, de esa dictadura que nunca se fue a pesar de esa falsa transición que no transitó nadie, como bien dices. Un gran abrazo

    ResponderEliminar