lunes, 22 de diciembre de 2014

Las palabras amables

"Las palabras amables pueden ser cortas y fáciles de decir, pero sus ecos son realmente infinitos". Madre Teresa de Calcuta.

He arrancado a escribir inmediatamente nada más terminar de leer esta magnífica frase de una persona tan especial.

Es todo lo contrario que hace este Gobierno de España. Se acaba de inaugurar una etapa al final de las sesiones del Congreso de los Diputados, en el que un nuevo portavoz en dicho congreso ha irrumpido con su lacerante discurso de ver la realidad que nos deslizan día a día empezando con que "La crisis, ya es historia" y que "desde 2007 pasaremos las mejores Navidades de nuestras 
vidas".

El nuevo portavoz del Congreso de los Diputados del Partido Popular, -que ya fue cuando José María Aznar gobernaba con mano dura- y no se sin tan dura viendo como lo está haciendo su designado presidente del Partido Popular Mariano Rajoy.

Estamos acostumbrados a engaños, cobardías y falsa seguridad.

Viene a cuento poner aquí otra frase de mi admirado Platón: "Los sabios hablan porque tienen algo que decir; los tontos, porque tienen que decir algo".

Sí, efectivamente tenemos una pandilla de tontos que siempre tienen que decir algo, aunque sean las memeces más grandes por encima del bien y del mal, y naturalmente, acaban cagándola sin remedio.

Pero se observa que no se inmutan, están en el poder que les han otorgado los votos, esos votos que cada cuatro años se sumergen por las ranuras de las urnas.

Qué lástima que no lean y se culturicen como es debido estos poderosos.

Estos individuos se olvidan de algo sustancial en la forma de ser de los humanos: nos gusta relacionarnos con quien nos trata bien, sonríe de verdad y valora todas las buenas actitudes que toda buena gente posee.

Requiero insistentemente  que digan las palabras amables. 

4 comentarios:

  1. Estos gobernantes que sufrimos no solo dicen cosas por decir algo, sino que las sandeces que dicen por decir algo, además, suelen ser lesivas y ofensivas. No esperes de ellos palabras amables, amigo, solo sabes robar, herir y fastidiar. Como los sátrapas que son. Un enorme abrazo

    ResponderEliminar
  2. En sus bocas, sucias bocas, la palabra amable es falsa ! Besos de Judas !
    Un beso, amigo mío

    ResponderEliminar
  3. Esta gente, amigo Javier, nunca ha sabido ni sabrá de palabras amables, sólo saben hacer lo que hacen: robarnos hasta la dignidad y solo valoran lo que les conviene a efectos de conseguir el poder.
    No hacen más que decir mentiras a cerca de la economía y que la crisis ya ha pasado. Es una gran burla decir que todo empieza a ir bien cuando tenemos una tasa de paro de más del 24%, habiendo gente que apenas puede subsistir y uno de cada tres niños esté pasando hambre y necesidades de todo tipo. No tienen vergüenza!!.
    Un abrazo de un convaleciente.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Vicente, efectivamente esta gentuza nunca sabrá de palabras amables. No se en donde estudiaron pero desde luego en la dura calle trabajando de todo lo que se aprende en ella, seguro que no lo han catado nunca.
    Son unos sinvergüenzas
    Un abrazo y a recuperarse

    ResponderEliminar