jueves, 1 de noviembre de 2012

A un paso de Noviembre

Cuando esto escribo, son las 12,05 a.m. del último día de Octubre de 2012.
Siempre que escribo, hablo o escucho  la palabra Octubre, me recuerda el libro maravilloso escrito por José Luis Sampedro "Octubre, octubre". Cosas que me pasan, y la verdad, no sé el por qué, pero me ocurre. Será que en su día lo leí  durante un verano y la narración, conforme avanzaba en su lectura me iba atrapando de tal manera, que años más tarde, volví a saborear con mucha más atención, y me he dado cuenta  que, para mi era y es  una obra maestra.
Resumo con una de sus citas: "Si no fuera por amor, ¿cómo podría existir nada?
Octubre ha sido un mes plagado de variopintos sucesos diarios. Pero no voy a reseñar ni a detallar lo más importante que ha sucedido. Cada cual ha pasado su calvario, instantes de felicidad, o no ha pasado nada  digno de ser contado, como siempre la vida misma. Por otra parte, aquí y ahora no es cuestión de remover posibles heridas.
Pero no quiero dar un paso a un nuevo mes,  Noviembre , sin referirme a  algo que para mí si es importante, al menos notorio.
Me refiero a lo que el ministro Wert protagonizó en el Congreso de los Diputados, sobre su reprobación .
Fue una declaración que recordareis, sobre la "españolización" de estudiantes catalanes.
Sabemos que la figura de la reprobación no está regulada, pero no me cabe la menor duda que un ministro  - sea del ramo que sea-  no debe "esconderse en su agenda".
Precisamente la altura de un ministro (que es ante todo un servidor público) no se mide por los centímetros de su estatura, sino por la forma de afrontar los hechos de unas declaraciones concretas, que al menos necesitan  una explicación.
El no acudir al Pleno del Congreso por razones de "agenda" dice muy poco de esa altura a la que me refiero.
Yo, que soy un simple ciudadano, le repruebo.
El sabrá por qué no acudió.
Ya es el día de Todos los Santos.


4 comentarios:

  1. "Si no fuera por amor, ¿cómo podría existir nada? Digno del Tenorio. Un saludo ;-))

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo segoviano por tu clamor de hoy ,te noto profundo me ha gustado como has enlazado el tema del libro para llevarnos al fondo a lo que debe ser un ministro de cultura , este es un mentecato, toda la razon ,gracias por tu clamor besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mentecato es poco, en fin.
      Un abrazo amiga canadiense, Jacqueline.

      Eliminar