jueves, 8 de noviembre de 2012

Pido perdón



Tribunal Constitucional

Si, me pido perdón a mi mismo. He dudado en más de una ocasión del fallo de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC), sobre el recurso que presentó en su día el Partido Popular contra la ley que auspició el anterior presidente Rodríguez Zapatero.
Personalmente, puedo estar de acuerdo o no con el matrimonio entre personas del mismo sexo. Para mí es irrelevante, ya que cada cual puede pensar y hacer lo que quiera, (que uno, en eso, todavía es libre y no me  llegó recorte alguno, de momento).
Lo que sí me parece relevante es que la máquina de la justicia ha necesitado un tiempo para dictar sentencia. 
Eso es lo que quiero resaltar.
Han tardado, nada más y nada menos que siete años, eso sí es  un hecho real, totalmente objetivo, se trate de este recurso concreto u otro cualquiera. Es como si el alto tribunal hubiera cursado una licenciatura de alguna carrera y hecho un doctorado de dos años.
Esto nada tiene que ver con mi ideología (que tampoco a nadie le interesa), lo digo por el tiempo que han necesitado, no por la sentencia dictada.

Desahuciados protestando

No es de recibo que la sociedad (gran parte de ella), esté indicando insistentemente y por distintas vías y plataformas, lo que tiene que hacer el ejecutivo, respecto a la trágica situación que muchas familias están sufriendo.
Tampoco es de recibo que esas personas (500 diarias) sean expulsadas de sus casas por no poder pagar sus hipotecas, aún entregando el piso al banco, que por cierto, fueron concedidas en su momento porque "vivían por encima de sus posibilidades".


Escrito, lo anterior, digo: ¿por qué no redactar un Real Decreto Ley, que sea fiel reflejo de lo que los ciudadanos están pidiendo?
No  se puede esperar a "llegar a un acuerdo" entre los partidos políticos.
No sean hipócritas y falsos, estamos hablando de personas.
No nos preguntaron si queríamos una subida de impuestos, ni recortes en sanidad y educación. No nos consultaron para nada, publicaron los Reales Decretos Leyes y ya está.
Pues señores del ejecutivo, publiquen uno más de esos decretos que tanto les gustan.
Y por favor no tarden tanto en pensarse las cosas, como el alto tribunal (TC).
Se trata de hacer Justicia.
Así de sencillo. 

4 comentarios:

  1. La maquina de la justicia es lenta, la de la injusticia, rápida. A veces, demasiado rápida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero amigo Ramiro, todo depende de las voluntades de las personas, que se instalan en la comodidad y asi vamos...

      Eliminar
  2. COMO SIEMPRE DE ACUERDO CON TU CLAMOR QUE UN TRIBUNAL CONSTITUCIONAL SE TIRE 7 AÑOS PARA LO QUE TODOS SABIAMOS QUE IBA A SER CONSTITUCIONAL, CREO QUE ES REIRSE EN NUESTRA CARA, Y EN LOS DESAHUCIOS POR LAS PRESIONES DE LOS BANCOS EL MUNDO JURIDICO VA MAS RAPIDO GRACIAS POR TU CLAMOR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Jacqueline, asi es por desgracia e inutulidad de las personas.
      Un abrazo

      Eliminar