viernes, 9 de noviembre de 2012

Princesa

Comienzo mi relato muy triste y a la vez muy, pero muy cabreado.
Tengo un afecto muy especial por el Hospital de la Princesa, que fue inaugurado por la reina Isabel II, en abril del año 1857. Para no cansaros con datos históricos nos vamos a la época de la promulgación de nuestra actual Constitución de 1978, cuando se crea el Ministerio de Sanidad y se emprende la modernización del centro, que culmina en 1984  con la publicación de la Ley General de Sanidad y pasa a ser un hospital enteramente público y en 1985 es transferido por la Administración del Estado a la Comunidad de Madrid, por cierto, por 1.813.657.400 de pesetas o lo que es lo mismo 10.900.300 de euros. Son 68.621 metros cuadrados y 14 plantas.
Cuenta con 16 Servicios con todas la especialidades médicas y quirúrgicas excepto de Obstetricia y Ginecología y Pediatría.
El Hospital de la Princesa tiene un marcado carácter universitario desde el año 1975 ya que en sus aulas se han formado más de 2.500 médicos especialistas y 2.000 profesionales de la enfermería.
La investigación es otra de sus líneas estratégicas, vertebrada por la Fundación de Investigación Biomédica y el Instituto de Investigación sanitaria.
En definitiva, un hospital , entre tres siglos y dos milenios, que ha sido capaz de sobrevivir y adaptarse a cuantos cambios políticos y tecnológicos se han producido sin perder sus valores más profundos.
Es un referente de la sanidad pública madrileña y quizás de España.
Y vuelvo a escribir como comencé, mi afecto por este hospital, viene entre otras cosas, por ser el centro en donde me diagnosticaron un cáncer y el 2 de diciembre de 2009, un magnífico equipo de médicos me intervinieron, incluido un posterior tratamiento de radio, y aquí estoy muy feliz de haber conocido a estas personas con verdadero afán de servicio público y entrega total a sus pacientes. Un lujo, que no he conocido en ningún hospital o clínica privada.
Y ahora llega un recién sustituto de la Presidenta (Esperanza Aguirre) de la Comunidad de Madrid, llamado Ignacio González y de un plumazo, convierte a este institución en un Geriatrico. Desaparece todo tipo de servicios que tiene, incluso el servicio de Urgencias.
Plano de situación
El hospital está en una zona muy poblada y céntrica de la Capital de España, esta querida España nuestra.
Ni quiero pensar a que lumbrera o lumbreras se les ha ocurrido hacer semejante barbaridad.
Lucharé con todas mis fuerzas (como lo hice con mi enfermedad) para que esta salvajada no se produzca.
Os pido que os animéis, dentro de vuestras posibilidades, a que esto no se lleve a cabo.
Hospital de la Princesa-Foto EFE


Podéis firmar en la plataforma creada al efecto "No al desmantelamiento del Hospital de la Princesa".
Muchas gracias.

3 comentarios:

  1. GRAN CLAMOR EL TUYO Y COMO TE ENTIENDO LA RESIDENCIA DONDE ME CONOCEN Y TENIAN TODO MI HISTORIAL DE ALERGIAS A MEDICAMENTOS CERRO Y AHORA TENGO CADA COSA EN UN SITIO ,COMPRENDO TU CLAMOR Y AHORA MISMO FIRMO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jaqueline, por tu firma, que en tu caso es muy importante. Hay que evitar que estos salvajes privaticen hasta nuestra alma,sinvergüenzas.
      Lucharé, dentro de mis fuerzas.
      Muchas gracias y cuídate mucho.

      Eliminar
  2. Tu lucha te enaltece Javier. El descaro y las prisas con que van tomando medidas solo es indicativo del enorme miedo que tienen de perder el poder. Pretenden dejar todo ... Atado y bien atado... Cuenta con mi apoyo, incondicional, a tu lucha.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar