viernes, 6 de diciembre de 2013

El último

Si, comienza por fin el último mes del año 2013. Y me encuentro de sopetón (como casi siempre) con una noticia verdaderamente increíble en este siglo XXI, si, XXI, no he cambiado los números romanos, pues la noticia viene del país italiano.

A 25 kilómetros de la preciosa Florencia, en un polígono industrial de la localidad de Prato, siete trabajadores chinos -dos mujeres y cinco varones- se han abrasado por culpa de un incendio el pasado día uno de diciembre.

Comienza, pues el último mes del año, con un hecho deplorable en esta Europa, que todo lo controla ¿todo?

¿Puede estar orgullosa Europa de todo lo que está haciendo? Me parece a mi que en pleno siglo XXI, no pasa nada ¿nada? Pasa que estos trabajadores chinos en Europa, ganan un (1) euro a la hora en esa nave industrial, fabricando prendas de moda y qué curioso, con el marchamo de 'Made in Italy'.

Italia debería tener un poco más de vergüenza y poner coto a esta esclavitud. Me diréis que eso también ocurre en más países de Europa, incluso en España. No lo dudo, se de talleres que confeccionan ropa en muy parecidas circunstancias, también en España.

Precisamente, por todo esto que estoy relatando, tendríamos que salir a la calle, para decir basta ya, también a esto de la esclavitud, pues si hacemos cuentas, en ese polígono industrial el trabajador gana, como he indicado un (1) euro a la hora; pero casi peor de lo que gana es que trabaja 16 horas al día y todos los días de la semana, es decir 1€ x 16 horas x 7 días = sale un pastón ¿verdad?, un total al mes, si no me equivoco de 448€; lo que se dice una verdadera 'fortuna'.

Sigo leyendo la noticia y dice que dicho polígono cuanta con 16.000 emigrantes orientales. Vivimos en un mundo de esclavos que trabajan como mulas de carga por una mísera cantidad de dinero. No le demos más vueltas, son esclavos, así como suena, en pleno siglo XXI: esclavos.

Nadie quiere darse cuenta que estamos asistiendo a una nueva esclavitud, que nada tiene que ver con aquella de la revolución industrial; esta es muy hiriente y mortal, mucho más; nadie quiere tomar el asunto para solucionarlo. No les interesa a los políticos de turno, no quieren ver nada, es molesto y también es un problema de las mafias organizadas, para que siga aumentando la esclavitud en un mundo sin escrúpulos.

Cuando la tragedia de Lampedusa, todo el mundo mostraba su pesar; vemos que una vez que ya los políticos sacaron su 'tajada', ya nadie habla de este tema, no quieren saber nada.

Con este lúgubre hecho, pasará lo mismo que con Lampedusa, una vez pasados algunos días, nadie hablará de estas muertes y lo peor de todo es que nadie solucionará nada.

Como dice un empresario del polígono de Prato:"Esto no es un barco pedido en alta mar, pero nadie lo ve, nadie se da cuenta".

Este mes es el último del año 2013, pero como estos acontecimientos,
en el próximo año, no será el último.

2 comentarios:

  1. Amigo Javier, por desgracia en el mundo sigue la esclavitud, un poco disfrazada pero, no ha variado mucho desde que existiera hace un par de siglos. Estamos perdiendo una guerra a pasos agigantados que nosotros no hemos empezado; el mundo capitalista nos está despojando a poco a poco de nuestro Estado de bienestar.

    Cada vez lo veo más claro, los gobernantes que tenemos forman parte de ese mundo capitalista depredador, sin escrúpulos y lo que tanto ha costado a nuestros antepasados, nos lo están arrebatando sin piedad. ¡¡Maldita sea toda esa gente cobarde y avariciosa, que nos quita la alegría!!. Si bien lo pensáramos, nos daríamos cuenta realmente de lo que está pasando. ¿ Será recuperable el Estado de bienestar que nos están robando los desalmados? . Esperemos a la buena providencia.......?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Espero que se pueda recuperar, aunque seguramente yo no lo vea...en fin esperanza siempre existe.
    Un abrazo, amigo Vicente

    ResponderEliminar