sábado, 14 de diciembre de 2013

Por si me preguntan


Acabo de leer un artículo de Elvira Lindo en el diario El País del 11-12-2013; lo titula "Constitución", y se pregunta si todos nos hemos leído la Carta Magna de 1978, que de momento, rige nuestras vidas más o menos.

Tengo mis dudas sobre el espíritu que llegó a plasmar esa ley máxima que durante 35 años ha marcado la convivencia de todos nosotros.
Tengo mis dudas que lo que dicen algunos artículos, se cumple a rajatabla.
He escrito en alguna ocasión que sólo los más importantes artículos que se refiere a la educación, sanidad y trabajo (ese triunvirato que se antoja primordial para no tirarnos los trastos a la cabeza), digo que he escrito y dicho que no se cumplen en absoluto, si acaso a duras penas y parcialmente.

Yo no se si tengo las ideas claras sobre la Constitución del 78, pero creo saber con alguna certeza lo que no tengo claro. Ya desde el preámbulo, tengo serias dudas y dice así:

Don Juan Carlos I, Rey de España.
Atodos los que la presente vieren y entendieren, sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y el Pueblo Español ha ratificado la siguiente Constitución:
La Nación Española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de:
Garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las Leyes conforme a un orden económico y social justo.
Consolidar un Estado de Derecho que asegure el imperio de la Ley como expresión de la voluntad popular.
Proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones.
Promover el progreso de la cultura y de la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida.
Establecer una sociedad democrática avanzada, y
Colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la Tierra.
En consecuencia, las Cortes aprueban y el pueblo español ratifica la siguiente Constitución.

A partir de la lectura pausada de este preámbulo, que aparentemente está claro que somos una Nación, que se desea garantizar la convivencia democrática, que se quiere consolidar un Estado de Derecho, que por supuesto se quiere proteger a todos los españoles y pueblos de España en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones, que también se quiere promover el progreso de la cultura y de la economía, para asegurar a todos una digna calidad de vida. Y ya no sigo más, pues con estas claras premisas, podemos dar un somero repaso.

El artículo 1, dice textualmente:
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.
2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.

No es que haya que renovar la Constitución, que también, pero lo que hay que hacer es preguntar por qué esto es Un Estado de Derecho, pero ¿de qué derecho hablamos? ¿derecho a expresar libremente las ideas?Esto es como estar jugando a los barcos: ¡agua! ¡tocado! ¡hundido!

¿Que si conocemos la Carta Magna? Lo suficiente para ver que si predica en su letra escrita que todo ciudadano tenga derecho a tener una vivienda digna, pues eso otra vez ¡hundido!

¿Que si conocemos la Constitución, pues nos pasamos por donde dice que todo ciudadano tiene derecho a una educación pública sin distinción de razas, creencias y posiblidades (dineros); pues de nuevo ¡hundido!

¿Que si conocemos nuestra Carta Magna?. Pues algo sabemos que tenemos derecho a un trabajo digno. Respuesta: ¡hundido!.

Creo que puedo decir como contestación a mi admirada Elvira Lindo, que si, que conocemos la Constitución, que aunque algunos párrafos los hemos leído muy rápidamente, otros nos hemos detenido y releído varias veces y nos hemos quedado con la cantinela y por eso soy de los que piensa que si no se quiere renovar de arriba abajo la Constitución habrá que hacer una nueva y por supuesto con el consenso de que queremos un Sistema distinto y hay que preguntar a los ciudadanos con una consulta adecuada y con todas las garantías.

Por cierto son 169 artículos, 4 disposiciones adicionales, 9 disposiciones transitorias, 1 disposición única derogatoria y 1 única disposición final.

Por si me preguntan.

4 comentarios:

  1. Javier, ya el preámbulo, eso de Rey de España..... anula mi interés por esa Constitución.Si algo no puedo soportar es esta monarquía borbónica (en minúsculas) impuesta por un Dictador. Mi pregunta es: ¿Es esta Constitución válida en la época y en el mundo en que vivimos en la actualidad?

    ResponderEliminar
  2. La respuesta, creo que la tienes en mi escrito:
    'por eso soy de los que piensa que si no se quiere renovar de arriba abajo la Constitución habrá que hacer una nueva'
    Muchas gracias, amigo Miguel Ángel

    ResponderEliminar
  3. Buenas respuestas Javier. La realidad es que esta Constitución, hecha bajo el miedo a los sables y al frufú de las sotanas, y con la introducción del artículo 135 que puso los intereses de los bancos por encima de los de los ciudadanos es un papel mojado que no garantiza nada. Necesitamos una nueva, hecha por el pueblo y para que garantice los derechos de la gente, no los de una monarquía, como poco, obsoleta, una banca ladrona y una ley electoral que privilegia el bipartidismo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Amigo Javier, suscribo todas tus palabras, estoy de acuerdo. Como tú muy bien dices, al final tendremos que hacer una Constitución nueva. Una Constitución que emane del consenso de todo el pueblo español, sin distinción alguna.
    La Constitución de 1978 heredada del antiguo régimen, a parte de todas las imperfecciones que tiene, está obsoleta. ¡¡ Se necesita más que una reforma, un cambio!!.
    Un saludo.

    ResponderEliminar