martes, 10 de diciembre de 2013

Futuro

Futuro, según una de las definiciones de (DRAE) Diccionario de la lengua española, es lo que está por venir; vamos según mi definición, es eso que todavía no ha ocurrido, más o menos ¿no?. Pues bien yo no estoy muy seguro que digamos. Me explico. Creo que lo que se dice futuro para mí, ya está ocurriendo sin lugar a dudas.

Por la magia de los Reales Decretos Leyes  publicados por el (BOE) Boletín Oficial del Estado, del actual Gobierno de España, el futuro ya no hay que esperarle, no existe esa especie de morbo del ¿qué nos deparará el futuro?, eso de qué ocurrirá en el futuro, está sucediendo ya.

Sólo con remontarnos a justo antes de la toma de posesión del actual Gobierno de España, después de celebradas las elecciones generales el famoso 20-N del año 2011. Mas que nos pese teníamos un futuro algo mejor que el que en principio podemos tener más adelante, pues el futuro ya está aquí. Es la realidad machacona que nos golpea todos los días.

Esto es: subida de impuestos, bajada de sueldos o su anulación directamente por expulsión del trabajo, y como poco también su correspondiente congelación de los mismos, con un alto porcentaje de que te hagan un ERE y 'a la puta calle'; subidón en las listas del paro, por mucho que se maquillen los datos, aunque imploremos a la Virgen del Rocío que parece ser no nos hace ni caso (Fátima Báñez); una nueva ley de educación  que nos retrasa a los años 50. Esto son muestras de que el futuro ya está aquí.

Por otra parte  la no libertad de actuación y en general una censura de los medios oficiales de comunicación como antaño en tiempos de la dictadura ocurría; volver a pagar por los medicamentos recetados; cada vez más exiguo plantel de médicos de la sanidad pública; pensiones que más se parecen a puras mínimas subvenciones para mal vivir.

Cero patatero para el colectivo de dependencia, que más parece indicar un genocidio oficial de personas; una justicia que cada vez es menos justa por las tasas que hay que pagar para emprender cualquier asunto judicial, amén de estar dirigida por el poder actual, sin ningún recato,  esto  es una Pesticia.

Y la Sanidad, solamente para personas pudientes, que puedan costearse una operación de cadera por ejemplo, en fin  el futuro, como se puede observar en vuestras propias carnes, el futuro, ya está aquí sin remedio.

Nos hemos quedado sin futuro.

4 comentarios:

  1. Nuestro futuro lo asesinaron el #20N de 2011. No fuimos suficientes los que nos opusimos a esa ignominia implícitamente anunciada. ¿Se habrán arrepentido muchos de los que de manera no demasiado consciente cooperaron en el asesinato?

    ResponderEliminar
  2. Espero que al menos se hayan dado cuenta de la gran falsedad que votaron, cada vez que lo pienso, me dan escalofríos casi 11 millones les votaron a esta caterva de genocidas. Tremendo, y tremendas las encuestas que salen...
    Un abrazo amigo Antonio

    ResponderEliminar
  3. Amigo Javier:
    Veo el futuro muy incierto, porque el futuro está en manos de un pueblo inmaduro (perdón por la expresión, así lo siento), digo inmaduro, por la cantidad de veces que el pueblo no ha sabido o no ha querido castigar la enorme corrupción de los políticos.
    Tampoco parece que vean todas las estratagemas que están haciendo nuestros gobernantes con las privatizaciones; me duele decirlo, pero, en mi tierra existe el claro ejemplo de lo que trato de explicar. ¡¡No puedo entender, que un simple jornalero, eche culebras por la boca en contra de los socialistas!!.
    Quisiera ver un futuro próspero para que nuestros hijos y nietos puedan vivir con dignidad, pero no lo veo. ¡¡Lo siento!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Vicente, la velocidad con la que estos desvergonzados que nos desgobiernan, hacen los Reales Decretos Leyes, me temo que no podremos volver siquiera a la etapa de Zapatero.
    Totalmente de acuerdo contigo, por desgracia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar