miércoles, 18 de diciembre de 2013

Prohibir

Es el verbo más utilizado desde que el actual Ejecutivo del Gobierno de España está frente de los destinos de nuestro país.

Hablamos de corrupción, otro término que últimamente en cualquier conversación, está en boca de todos.

En el último Consejo de Ministros celebrado el el 13-12-13, por fin, el Plan Anticorrupción que Rajoy empezó a hablar de él, allá por las fechas en que saltó el caso Bárcenas -ya han pasado más de diez meses- para que al fin salga a escena en forma de dos anteproyectos de ley.

La vicepresidenta del ejecutivo lanzó lo siguiente :"Ninguna entidad de crédito podrá condonar nada a un partido, ninguna cuantía".../..."Tampoco se podrán hacer renegociaciones de la deuda de los partidos a tipos de interés por debajo del mercado"

Pero con tanto bombo y platillo, se deja una puerta abierta para seguir haciendo lo que se ha venido realizando hasta ahora. ¿Por qué? Muy sencillo el anteproyecto de ley no dice nada de las donaciones que se podrán hacer a las fundaciones vinculadas a los partidos. Blanco y en botella. A esto lo llamo ser una pillería legislativa.

Otra 'novedad' que Santamaría destaca por su importancia, no es otra que la de los condenados por delitos de terrorismo, que no podrán ser cargos de la Administración General del Estado. En principio, bien está, pero existe otra puerta de salida muy exclusiva. ¿Cual? Pues que este anteproyecto no dice nada de prohibir a los cargos de las autonomías. Relevancia  tiene esto, por ejemplo en Euskadi, pues si en un futuro salen de prisión líderes, como por ejemplo Arnaldo Otegui, aunque haya cumplido su condena, no podrá ser alto cargo "mientras no se cancelen los antecedentes penales".

Prohibir lo que se dice prohibir, es y mucho, lo que lleva prohibido el Ejecutivo de este gobierno del Partido Popular. Nos estamos acercando con bastante peligro a que poco a poco a base de prohibiciones y recortes de derechos ciudadanos, no podamos ni respirar; repito nos estamos acercando peligrosamente hacia una dictadura disfrazada de democracia.

Es cuestión de prohibir.

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. No lo prohíben, pero lo manipulan y distraen, sino jamas hubiera existido esta mayoría absoluta

      Eliminar
  2. Con respecto a lo de los condenados por terrorismo, se excluye del terrorismo a los pro capitalistas? Es que acaso aun estas mentes preclaras, no se han percatado que el mas criminal de todos los terrorismos es el capitalismo?

    ResponderEliminar
  3. No quieren tener ni idea, pues precisamente es su catecismo...

    ResponderEliminar
  4. Amigo Javier, este gobierno nos prohíbe mucho a los,ciudadanos, pero a ellos ¿ quién les prohibe que roben y hagan todas las corruptelas descaradamente?, nadie.
    ¿ Cuándo van a pagar por todos los delitos que han cometido?, nunca. Más claro, el agua. Deseo de todo corazón que, esta pesadilla, termine pronto y haya justicia; me temo que no va a ser así, tendremos que esperar hasta que termine la legislatura y veremos como reacciona el pueblo español.
    Hace tiempo que voy diciendo: "tenemos los políticos que hemos eligido, y los gobernantes es el fiel reflejo de nuestra sociedad". No sé si me he pasado, pero lo cierto es que los corruptos no vienen de fuera, son producto de la sociedad en que vivimos.
    Si no queremos tener corruptos en nuestros gobernantes, ¿ cómo lo vamos a solucionar, prohibiéndolo a quién?. ¡¡Las prohibiciones son para nosotros "los plebeyos", para la casta dominante no hay prohibiciones!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar