miércoles, 4 de diciembre de 2013

Quiero hacer la ola

Si, me apetece, hoy estoy de muy buen humor y quiero hacer la ola a este Ejecutivo y sus aledaños, que cada día me sorprenden más y más.

Quiero hacer la ola, por lo bien que está llevando a su puerto, en primer lugar por lo estupendamente que ha resuelto la Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), pues la verdad es que quedó muy apropiado como fue retransmitida en directo la muerte ampliamente anunciada por el inefable presidente de la Genaralitat, el llamado Alberto Fabra, amparando la decisión de guillotinar a este ente que decidió suprimir el servicio público después, eso sí, de que los tribunales anularan el ERE (Expediente de Regulación de Empleo) y obligaran a readmitir al millar de empleados despedidos.

Aquí, tengo que hacer un inciso, para desde la cresta de mi ola particular, gritar con todas mis fuerzas a los cuatro vientos que la Justicia, es única e independiente y que una vez más los poderes hacen que parezca una Pesticia inmunda; desde otra cresta de otra particular ola, declaro que de nuevo la Justicia es una Pesticia; ya no se puede aguantar del mal olor que despide.

Y vuelvo a otra particular ola, para agradecer sinceramente al ministro de Interior Fernández por su magnífica Ley de Seguridad Ciudadana ¿seguridad ciudadana? que está a punto de lanzar, para que por fin volvamos a los años 50 y así no poder abrir la boca para nada.

Y como colofón de mi ola le doy la enhorabuena al ministro de Educación  por su ley, que ya se denomina Ley Wert, pues por fin volvemos a los años de aquella parte de nuestra historia de enseñar ciudadanía, que era aprenderse de memoria los 'fueros españoles', junto con aquella asignatura obligatoria que se denominaba Formación del Espíritu Nacional de gran abolengo para la 'Marca España'.

Ya habréis imaginado para que quiero hacer la ola.

6 comentarios:

  1. Amigo Javier, ¡ hoy si que has disfrutado haciendo la ola a cada uno de tus amigos queridos!. Imagino que en cada ola habrás mandado al fondo del mar a cada uno de los sujetos que nos desgobiernan, ¿ porque las olas eran olas, no hola? Ja ja ja ja ja. En el fondo del mar matarile, rile rile, en el fondo del mar los pondría a todos estos corruptos, sinvergüenzas que nos amargan la existencia cada día y se creen que son los dueños de España. ¡¡EN EL FONDO DEL MAR!!. Ja ja ja ja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si amigo Vicente, en el fondo del mar es en donde debieran estar.Un abrazo y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Una vez más me has hecho sonreir con tu sentido de la ironía, por mucho que trates asuntos tan dramáticos y dolorosos como los que nos imponen estos malvados. Y efectivamente, como dice Vicente Mira sería bueno mandarlos al fondo del mar, pero con una piedra al cuello bien grande, que ya se sabe que los excrementos, y estos lo son, flotan en el agua.

    Gracias de nuevo por la ironía con la que sabes tratar la actualidad siniestra que nos rodea. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta actualidad siniestra, tú la relatas con verdadera maestría y es por lo que todos los días recomiendo tus excelentes artículos. Si, tienes razón con una gran piedra atada al cuello, que la mierda flota.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. La gran ola llegara, las mareas tienen muchos motivos, para crear un tsunami.
    Y cada día que pasa estos parece que quisieran que de una vez que llegue, porque sino es inexplicable tanta desvergüenza y maldad

    ResponderEliminar
  4. Pues que llegue de una vez Charly, esto es insoportable.
    Un abrazo

    ResponderEliminar