domingo, 26 de enero de 2014

Claudio



Claudio Abbado, le gustaba que se dirigieran a él, por su nombre de pila Claudio y no quería que le llamaran "maestro". Jamás abandonó su izquierdismo, ya fuera dando conciertos en fábricas para obreros o involucrándose abriendo caminos aunando voluntades, ayudando a fomentar posibles talentos en la Joven Orquesta Gustav Mahler.

Estoy escribiendo estas líneas, gracias a mi amiga Angélica Pérez (en twitter @ballesterada), que me ha despertado en otro camino, el musical,  -muchas veces cansado de escribir sobre  política-  que nos deparan los sucesivos gobiernos en España.

Angélica en su blog "Al hilo de..." ha recordado a Claudio que con sus 80 años de vida nos ha regalado con su buen hacer profesional de la música, una cultura del sonido, perfección y virtuosismo inigualables, sobre todo en sus conciertos en la Filarmónica de Berlín.

Claudio dialogaba con la orquesta. Repasando su biografía me encuentro con algo que para mí supone un homenaje a su persona. En 2013 fue nombrado senador vitalicio por el Presidente de la República Italiana Giorgio Napolitano. Renunció al sueldo del cargo y lo donó a la Escuela de Música de Fiesole, en la Toscana.

El Sistema de Orquestas venezolano y su icono Gustavo Dudamel decía: "Para mi será siempre parte de ese excelso grupo de genios en la Historia del Arte. Su infinita generosidad y amor serán siempre unos de los más valiosos tesoros que guardaré en esta vida".

Descanse en paz una buena persona y gran artista Claudio.

10 comentarios:

  1. Celebro que te guste Mahler, Javier; es la repera. Empecemos a investigar si encontramos una buena biografía de este gran ejemplo de autodisciplina, sueño y tenacidad que era Claudio Abbado; además, tenía ese don de relativizar todo lo que se aparta de la dignidad humana. Gracias por este post a ti, y a tu amiga Angélica, por descontado. Saludos. Luis

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias amigo Luis. Me entusiasma Mahler y lo bien que lo interpretó Claudio Abbado. Gracias por leer mis escritos y encima que te gusten.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado este nuevo aire que le has dado al blog. No solo hay política en nuestras vidas. Ya tenemos suficiente con escuchar diariamente qué es lo que han robado estos chorizos que tenemos como políticos.
    Y se te da muy bien, Javier.
    Espero leerte más a menudo sobre otros temas y que despejes la mente a tus lectores.
    Felicidades.
    Un saludo:)

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias Marian. Es cierto que a veces es repetitivo mi blog, aunque procuro de vez en cuando darle un giro, pero es que me exasperan estos sinvergüenzas hasta más no poder.
    No tolero que toda esta gentuza solo mire su ombligo, cuando todos conocemos casos y cosas que no pueden permitirse en pleno siglo XXI.
    Procuraré salirme del guión más veces.
    Un abrazo y muchas gracias.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Javier. Me alegra todo esto que comentas. Me ocurría lo mismo que a ti; además, soy un catalán a quien le gusta ser lo más universal posible (imagínate, no quieres caldo? dos tazas). Gracias a mi propia suerte, que obtuve al crear las condiciones necesarias para ello, topé con un profesor de Madrid, y le expresé tu mismo comentario. A partir de ahi empecé el blog, empecé a ver las cosas de otra forma. Ahora veo que hay mucha mucha gente que ve y entiende las cosas de la política igual que tú o yo, pero no les exaspera. Puede que sea la teoría del caos, que por si mismo se ordena. Y esto me ha quedado estupendamente, así que escribiré sobre esta teoría. Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  6. Sabes que tus escritos me gustan mucho, así es que lo espero como agua de mayo.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  7. http://terricolensis.blogspot.com.es/2013/12/tecnicas-de-magia-aplicadas-la.html

    ResponderEliminar
  8. He dejado un comentario en el blog de este mago,
    Has sabido escoger perfectamente rasgos o retazos de mi alma
    Gragias amigo Luis.

    ResponderEliminar
  9. Amigo Javier, veo que amas el mundo del arte, tanto en la pintura como en la música, esto dice mucho y bien de tí; tengo que confesarte que, a mí, toda mi vida me ha gustado la buena música, por supuesto a los buenos clásicos ( Mahler, Bethovent, liz, Rossini, Mozart y muchos más). En mi juventud, he sido músico de la banda del pueblo aunque mi currículum es bastante pobre sobre la historia y la cultura musical.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Cuánta razón tienes Javier, la miserable política que nos amarga nos hace olvidar el arte, la música, la buena literatura. Antes solía escuchar música clásica mientras escribía, sobre todo a Beethoven, a los barrocos, a Verdi y a Wagner -siempre me negaré a identificar a ese genial músico con el nazismo como hacen tantos- pero últimamente el fragor de cuanto pasa parece que oculta todo. Gracias por este soplo de aire fresco sobre la Música, con mayúsculas. Abrazo de osa cansadísima por la mudanza :-)

    ResponderEliminar