sábado, 11 de enero de 2014

Dos euros

Vicente Ferrer, ahora lo impregna todo, es como un 'cid' ganando batallas después de su fallecimiento. Esto sí que es seguir viviendo y seguir aprendiendo de la vida y de las cosas que según nos damos la vuelta en rededor, vemos también.

Solo necesitamos seguir siendo aprendices.

Si solamente, una ínfima parte de los más ricos (que en el mundo representan el 1%) cedieran, por ejemplo dos euros a los  más pobres ( el 99%), se empezaría a arreglar esta desigualdad enorme que tenemos en este globo terráqueo.

Dos euros es lo que se necesita, según Manuel Orozco (un seguidor de Vicente Ferrer) para nutrir todo el año a un niño en la India.

Inmediatamente paso a lo que tengo más cerca, que es mi país, mi entorno, mis vecinos, mi buena gente, como me gusta decir, y veo que si los más ricos de mi país dieran sólo uno o dos euros, podríamos dar de comer todos los días del año a muchos niños en nuestro país, que la única comida que hacen es la del colegio público al que tienen algunos la fortuna de asistir.

Tanta concentración de riqueza en tan pocas manos es verdaderamente un hecho obsceno. ¡Cómo tiene la desfachatez este Gobierno de España de lanzar a los cuatro vientos, que crea empleo, que sus políticas están dando frutos (serán para sus amigos), que todo va mejor o muy bien según dicen, en la senda adecuada y que nuestra vida empieza a ser jauja!. ¡Ja!

Si que puedo decir que soy un privilegiado; desayuno, como y ceno todos los días del año. Pero muchos niños no tienen este privilegio en mi país.

Dos euros.

14 comentarios:

  1. Amigo Javier, vivimos en un mundo cruel, un mundo donde reina la miseria, el hambre y florecen las desigualdades; es evidente que las desigualdades podrian disminuir si, verdaderamente hubiera voluntad por parte de los gobernantes.

    Mientras sigan en el poder los mismos de siempre, no hay posibilidad de cambio alguno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Vicente, pues tenemos que dar la lata a quien sea y donde sea, esto no puede seguir así, yo no me conformo, lucharé como sea y en donde sea, pero los niños nu pueden estar en estado de pobreza severa, no puede ser...
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  3. Verdaderamente ¿somos privilegiados poque desayunamos,comemos y cenamos? ¿No es algo triste? Deberíamos ser privilegiados si pudiésemos ver que desayunan,comen y cena tantos y tantos que no pueden hacerlo. Esos que ven cómo sus niños languidecen de hambre.
    ¿Que deberíamos hacer para poder cambiar esta vergüenza?
    Si los que deberían hacerlo no saben o NO QUIEREN, debemos ser nosotros, la sociedad la que les obligue a hacerlo, o a cambiarlos por otros que no sean como ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón.... triste, triste, triste que tener cubiertas las necesidades mínimas sea un privilegio... ¿qué hemos hecho y qué estamos haciendo? ¿cómo es posible que lo consintamos? Triste España y triste sociedad... Yo me apunto a obligarlos.

      Eliminar
    2. Querida Cata, triste es que lo mínimo sea un privilegio, tendremos que unirnos todos para desenmascarar esta atrocidad...y...

      Eliminar
  4. Querido Miguel Ángel, está claro que es la sociedad la que soluciona las cosas, no estos pajaritos picoteadores que nos desgobiernan. Sólo les importamos para seguir estrujándonos al límite. Habrá que echarlos de una vez, pero ya.

    ResponderEliminar
  5. Amigo Javier, con pocas palabras los has dicho todo. Realmente lo que ocurre en el mucho capitalista, que según sus defensores es el mejor sistema económico existente y posible, es una gran obscenidad.

    Uno se pregunta una y otra vez que mierda hay en el cerebro de esos individuos ladrones capaces de almacenar riqueza sólo con el único fin de hacer desgraciados a la mayoría de sus congéneres. Son repugnantes, despreciables, impresentables como lo son nuestros políticos, unos personajes viles y traidores.

    Ningún ser humano tiene nada contra los ricos que viven bien y proporcionan reparto y bienestar a sus congéneres colaborando en el reparto de la riqueza que generan utilizando la mano obrera, pero son tan pocos y tan mal vistos por sus colegas egocéntricos que ayudan al repartió de la riqueza, que su generosidad queda en entredicho y difuminada. Hay de todo entre los ricos por lo que no voy a generalizar criminalizándolos, pero ganan los miserables, los ruines, los traídos, los que estafan sin misericordia por el simple placer de hacer daño. Esas castas malvadas, despreciables y sin ningún tipo de escrúpulos son las que tenemos en todas las instituciones: políticos, monarquía, banqueros, grandes empresarios y no tan grandes, sindicalistas y otros mafiosos. Esta gentuza ha arruinado al pueblo español.

    El pueblo español, la gran mayoría, los que no son ricos, son gente generosa capaz de, no sólo un euro o dos, para evitar el hambre a esos niños que no pueden alimentarse, son capaces de aportar mucho más, pero la desconfianza se está generando hasta el punto de que el ciudadano desconfía ya de cualquier medio recolector para paliar este problema de hambre y miseria. Ya no podemos confiar en las ONG´s puesto que los ladrones campan a sus anchas en sus administraciones, sus dirigentes también son corruptos, salvo algunas honrosas excepciones. Las aportaciones de los ciudadanos con buenos sentimientos se pierden por el camino y no llegan a su destino. Podría poner cientos de ejemplos, el reciente es el generado por la familia real, que de real tiene lo que yo de cura que soy ateo, me refiero al caso Nóos.

    Se han perdido lodos los valores éticos, morales y cívicos. Estos sinvergüenzas que nos han gobernado y los que ahora nos gobiernan lo han conseguido, han destruido la sociedad española, ¡bastardos de mierda!

    Conozco a mucha gente que siempre ha estado dispuesta a colaborar con ONG´s y otros medios para ayudar a las gentes que no tiene nada, pero empiezan a desconfiar y mantenerse al margen. Esto es lo que logran estos hijos de puta, crear una sociedad carente de ética y moral para continuar robando miserablemente sin necesidad alguna. Me dan asco, pero hay tantos que no me dejan espacio para vomitar. Lo más asqueroso de todo es tener que tragarse el vómito, porque la gente está acobardada, alienada y completamente analfabeta desde el punto de vista político, de eso si se ha cuidado muy bien nuestros miserables políticos.

    Saludos y suerte, Javier.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por tu comentario, Isidro. Corroboro todo lo que dices, estoy totalmente de acuerdo con todo.
    Saluds, amigo Isidro.

    ResponderEliminar
  7. Dignidad Humana: http://www.youtube.com/watch?v=9qx0reogtrU Saludos, Javier.

    ResponderEliminar
  8. Como siempre Javier, se puede decir mas alto pero no mas claro. Abrazos....

    ResponderEliminar
  9. Los Vicentes Ferrer, MSF, Cáritas y tantas ONGs que están maquillando el incremento de las desigualdades tienen su mérito pero como acabo de decir sólo conseguirán eso MAQUILLAR la realidad social. El CAPITALISMO ha de ser, al menos, REGULADO democráticamente también a nivel GLOBAL, pero mientras ello ocurre y puede tardar muchísimo en ocurrir e incluso no ocurrir jamás, cada país o asociación de países debe intentarlo con la mejor voluntad y acierto posible.
    Si dejamos que la jungla capitalista campe a sus anchas las desigualdades irán en aumento y solo merecerá la pena vivir si perteneces a ese 1% de privilegiados super-ricos.
    Que te sea propicio lo mucho que aun queda de año. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendremos que seguir luchando amigo Antonio, al menos desde nuestras pequeñas atalayas, queda dicho... Un abrazo

      Eliminar