domingo, 5 de enero de 2014

El rey de la casa

Cuantas veces hemos exclamado los padres que el rey de la casa era el más guapo del mundo y no quiero contar la de veces que hemos mostrado una foto (a quien se nos ponía delante) del más pequeño de nuestros hijos, henchidos de alegría por enseñar a un conocido, como si fuera un orgulloso trofeo.

Hace tiempo que no oigo a ninguna abuela ni abuelo decir ay! el rey de la casa! o algo parecido. Me apuntan rápidamente que ahora es que hay muy pocos niños y muchos 'abuelos' huérfanos de nietos. Le digo que está equivocado, ahora  son un poco los abuelos necesarios para todos los niños.

En contra de lo que pueda parecer los abuelos en general son muy responsables, y sobre todo las abuelas, esas si que son estupendas, están acostumbradas al sacrificio desde que son madres y trasladan, cuando son abuelas ese amor inconfundible de una madre, y eso por mucho que se empeñe el ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón, el nunca ha sido madre y por eso no puede comprender, que ser madre tiene un componente imprescindible: nunca ha tenido en sus entrañas a un hijo.

Por eso las madres, ahora, cuando deciden tener un hijo son un poco abuelas, por eso en el fondo el niño siempre será el rey de la casa. 

Esta noche, en las casas que tengan a bien llegar los Reyes Magos de Oriente, que lleguen, aunque evidentemente habrá muchos hogares que no tendrán ni un sólo juguete para sus hijos. Aunque sea una corona de papel, que tengan algo, al menos un abrazo de sus abuelos.

Y  personalmente hago una petición, que seguramente no me aceptarán los implicados: dimisión total de este desgobierno absurdo, haciendo la vida imposible de los ciudadanos a los que debería de facilitar la vida y entregarse a ella para su mejora, no como lo está haciendo, cada vez más insoportable.

La sonrisa de un niño, bien vale la ilusión de los Reyes Magos, también  para los abuelos.

12 comentarios:

  1. Es que ahora lo de rey y reyna de la casa se ha cambiado por otras expresiones que reflejan esa importancia, por ejemplo tesoro y a veces otras más personalizadas. También, hoy día ha aumentado la libertad de expresar el afecto y al decir ¡cuanto te quiero! a esa persona la engrandecemos y fortalecemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi escrito, Elena, está también una irónica alusión al rey que no reina, sólo para su casa, ya sabes. En un principio iba a poner de título ay!, mi rey, haciendo un juego de palabras, pero al final me incliné por un homenaje a los abuelos, sobre todo a las abuelas que todo lo pueden.
      Muchas gracias por tu comentario y feliz 2014, si nos dejan...

      Eliminar
  2. Rey, tesoro, campeón y sobre todo una cosa que eche a faltar en mi infancia "te quiero hijo mio", expresiones que hoy se usan
    @fjavierde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes razón, en definitiva es mi homenaje a mi madre que fue una excelente abuela. Es mi homenaje a los abuelos en general y abuelas en particular.

      Eliminar
  3. Que el rey de la casa es el más pequeño, no hay ninguna duda, por muchos reyes magos que vengan. Amigo Javier, esperemos que a nuestros nietos en el dia de hoy, se porten bien los Reyes Magos y a nosotros nos dejen un año mucho mejor que el anterior.
    El mejor regalo para nosotros sería, que nos trajeran un nuevo gobierno que estuviera al servicio de todos.
    ¿Javier, has entrado en 2014 con buenos ánimos para la lucha cotidiana?. Yo, más que nunca!!.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Vicente, totalmente de acuerdo contigo.
      Mañana publico "He tenido un sueño"...empiezo suavemente pero no cejaré en la lucha por conseguir algo que nuestros nietos no tengan que reprocharnos...

      Eliminar
  4. Fui durante mi infancia la reina de la casa, sobre todo la reina de mi abuelo paterno, que fue un adorable abuelo que me llevaba en brazos al Museo del Prado y a otros. Yo no sé si hoy hay abuelos como los de entonces. Supongo que sí.

    Yo a los Reyes Magos les he pedido que nos libren de Raxoi y sus secuaces, así volveremos a ser reyes de nuestras vidas, en lugar de esclavos de la oligarquía como nos impone este impresentable. Y siendo mujer, reina de mi cuerpo, que aunque una no esté ya para traer nanos al mundo me siento concernida en ese afán de este Gobierno de beatos de ocupar nuestros ovarios.

    También los he pedido que nos traiga a todos los blogueros de la UPB ánimos, fuerza e inspiración para seguir dándoles a los explotadores y fascistas donde más les duela.

    Un abrazo, Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien escribes, que gusto todos los días leerte, es un verdadero placer.
      Gracias por haberte conocido, un verdadero lujo de mujer. Gracias.
      Y seguiremos luchando, galopando hasta llevarlos a la mar!!!

      Eliminar
  5. Esta abuela de cinco nietos, con los que disfruta enormemente estos días de reunión familiar, se suma a tu petición.
    Te envío un abrazo con los mejores deseos para 2014.

    ResponderEliminar
  6. Gracias inmensas por haberte conocido. Es un placer y estoy muy orgulloso de tenerte como amiga. Gracias, y disfruta de tus nietos que son siempre un tesoro.

    ResponderEliminar
  7. ¿Los reyes no nos han traído la dimisión del gobierno? Vamos que más que traer su dimisión nos han traicionado con su presencia. ¿Corporativismo aristocrático?

    Un abrazo

    ResponderEliminar