martes, 7 de enero de 2014

Ilusión

Según el DRAE, una de las acepciones que nos muestra esta palabra es: esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo. Fijaros bien, esperanza, cumplimiento, que parece especialmente atractivo.

Paseando tranquilamente por este Madrid de mis entretelas, he notado en cada niño que veía, una ilusión en su cara, una expresión tan diáfana intentando emular -las más de las veces-  por establecer el equilibrio en si 'bici', ayudada por dos 'muletas' con ruedecillas, y no sé por qué me ha recordado a Juan Carlos I, si el de las muletas, que el día 5 cumplió años, y he tenido la sensación, sólo la sensación de ver por un momento la felicidad de esas muletas.

Cuando imagino que según la Casa Real del monarca, que ha trascendido en una entrevista del jefe de la misma a un medio de comunicación, para decir casi a gritos que ya estaba bien el martirio que estaba sufriendo dicha casa, por la instrucción  judicial del juez Castro a su yerno Urdangarín con el caso Nòos (y no de Vos) y que puede afectar a su hija Cristina.

A mí me parece patético que el el monarca, precisamente un señor inviolable haga fuerza de rey para que termine un proceso judicial. En realidad no es patético, es impresentable. Ilusión tengo de ver por fin a todos los corruptos sin distinción de raza, posición, condición, parentesco, ni nada de nada, que sean juzgados y sentenciados según la ley (que debe ser para todos igual).

Pero no, de nuevo la insensatez de la soberbia de la Casa real impera en España, que por cierto mucho debe a los españoles, por haber dejado que asentaran las posaderas la casa Borbón por designio de Franco.

No debería olvidar que está en donde está el monarca, por ese pacto que se hizo allá por los aledaños del comienzo de la Transición, mal llamada así, pues fue un camuflaje del miedo perpetrado en las dos españas, para que al final se llegara a la actual Constitución de 1978. Debería renunciar a la inviolabilidad, esa prebenda, sobre todo pensando que su familia no tiene -que yo sepa- esa prebenda de inviolabilidad.

Esta trasnochada monarquía parlamentaria, que dicen somos en esta democracia, debería ser más respetuosa con todos sus súbditos, que ellos si lo son con las leyes establecidas. Ilusión es la antesala de la posibilidad de ser felices, de tener algún momento de felicidad, que creo también nos merecemos por los sacrificios auténticos que siempre hacemos.

Ilusión debemos tener para conseguir al menos la situación en la que estábamos hace tres años; no creo que debamos permitir de ninguna manera que nos roben lo que se ha conseguido a base de muchos sacrificios e incluso vidas sacrificadas, que no quiero pensar que hayan ocurrido en balde.

Sería una aberración, pensar que los que nos han conducido hasta esta situación actual tan nefasta, se vayan, como vulgarmente se dice de rositas. Estoy harto, pero muy harto de ver a colectivos de muchas personas sufrir hasta llegar incluso al suicidio por esta especie de manto que nos inunda de sinvergüenzas inhumanos que no quieren entender de sufrimientos y penurias.

Me rebelo, pero ya, porque nos han quitado la ilusión.


4 comentarios:

  1. Amigo Javier, lo has bordado una vez más y cualquier cosa que yo escriba ahora mancha tan digno escrito, así que no voy a continuar. En tales condiciones sólo entran ganas de gritar. “ni dios, ni patria, ni rey”
    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Isidro, estoy contigo "ni dios, ni patria, ni rey", y añado la libertad del ciudadano para elegir un Sistema, verdaderamente participativo y que seamos realmente el pueblo soberano el que gobierne.
    SaludS

    ResponderEliminar
  3. La campana de Gauss tiene un listón, con el cual se juega según el profesor quiera el nivel de sus exámenes. Se me ocurre una analogía: al desplazar el listón vamos manipulando a la clase media de forma que algunos van saltando a la clase inmediatamente inferior, pero de manera que siempre quede el número suficiente dentro de la campana de Gauss para que todo esté bajo control (ej. analizar en las noticias del finde, las pistas de esqui). Saludos Javier. Es un placer leerte, siempre tan objetivo y dando que pensar.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Luis por tu tiempo y tu comentario siempre sagaz. Un abrazo

    ResponderEliminar