jueves, 30 de enero de 2014

Honor

Ciudad de las Artes en Valencia
¿Qué es el honor? Cada uno tendrá una idea, un ideal de lo que representa el honor. Por eso miro en el DRAE y lo primero que atisbo es: "Cualidad moral que lleva al cumplimiento de los propios deberes respecto del prójimo y de uno mismo"

El honor en nuestras vidas reposa fundamentalmente por las actuaciones que tenemos en nuestras vidas (la propia y de los que nos rodean), por eso pienso que debemos ser muy cuidadosos con nuestras actitudes en esas actuaciones y por supuesto por los silencios  que en algunos momentos dejamos caer, a ver qué es lo que piensan los demás.

Todos los días hacemos cosas  -no hace falta que seamos personas 'famosas'-, nos conocen los que nos cruzamos todos los días, los vecinos, el panadero, el que nos vende la prensa diaria, en fin somos gente corriente, que no salimos en la 'tele', ni hablamos en la radio, ni tertuliantes gritando sin dejar al otro que se exprese, ni salimos en los periódicos: somos gente corriente, normal pero también tenemos honor o se nos  presupone que lo tenemos, que cumplimos con nuestros deberes respecto a nuestras vidas y las de los demás.

Cuántas veces hemos dicho u oído decir 'es un honor haberte conocido' o también esta otra expresión 'me siento honrado por tu amistad'. Estas frases y algunas más, demuestran que cuando alguien creemos no tiene honor, podamos decirle por qué creemos no lo tiene.

Leyendo una noticia en el periódico 20.minutos.es de fecha 29-01-2014, me sorprende que una persona 'conocida' como el arquitecto Santiago Calatrava haya puesto una demanda a  Esquerra Unida (EU), por (supuestamente) haber perdido un contrato con el gobierno brasileño por al parecer, haberse hecho eco de la web de Esquerra Unida, donde informan convenientemente de contratos con el gobierno valenciano, entre otros.

El arquitecto Santiago Calatrava en dicha demanda pide el cierre de la web por ser 'denigrante' y de paso pide en dicha presentada en  el Juzgado de Primera Instancia nº 12 de Valencia,  "600.000 euros por daños a su honor". Está acostumbrado a minutar por todo lo alto.

Según el diputado autonómico Ignacio Blanco, todos los contenidos de dicha web "están acreditados documentalmente".

Sólo repito lo que dice el Drae: "Cualidad moral que lleva al cumplimiento de los propios deberes respecto del prójimo y de uno mismo".

Honor.

10 comentarios:

  1. Hace años que sigo a Calatrava, lo olvidamos sin saber que ha sido uno de los grandes expoliadores de nuestro Pais. Ha recibido cientos de millones por diseños sobre servilletas que jamas se realizaron, maquetas... Pero lo peor es su falta de responsabilidad y profesionalidad ante sus errores obvios.

    ¿Donde queda aquel orgullo de los diseñadores de catedrales? Este sujeto no conoce la definición de honor Javier, simplemente observa el crecimiento de sus extractos bancarios.

    Este junto muchos otros tambien deberian acabar siendo juzgados por este genocidio que sufrimos, empresarios de baja honorabilidad (por no decir nula).

    Lamentablemente sabemos donde ha acabado gran parte del empresariado o profesiones liberales unidas a la construcción, lamentable para quien admiramos esta profesión o Arte como magistralmente describias ayer.

    TQ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Necesitaba escribirlo. ¿qué burla es esta de esta gente? ¿con qué desfachatez piden se les indemnicen? ¿no es al revés? ¿no tenemos que pedirles lo que han robado? Además un buen profesional que se precie, lo que tendría que hacer es pedir perdón públicamente.
      Os quiero

      Eliminar
  2. Javier, añado este video, que me inspira tu entrada. Expresa, bajo mi punto de vista, algo de lo que tú acabas de escribir. Saludos. Luis
    http://www.youtube.com/watch?v=PT-HBl2TVtI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, Luis, has escogido bien el vídeo. Te lo agradezco.
      Una abrazo, amigo

      Eliminar
  3. Muy bueno Javier, a mi eso del honor me ha recordado palabras que siempre me han dado miedo por lo poco que significan para los que siempre las tienen en la boca. Alguna las aprendí en mis diez años en un colegio religioso, otras en mis prolongados, absurdos y paranoicos doce meses de militar y otra me la ha enseñado el discurrir de mi vida de conciencia política. Palabras como "resignación" (cristiana por supuesto), "honor" y "patriotismo" y como no "servidores públicos", te puedo asegurar que cada vez que las oigo o me dan ganas de empuñar un kalashnikov y que se resignen o encargo un uniforme de madera o me sujeto bien fuerte la cartera en el bolsillo, por si se me cae. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanvi, efectivamente cuando lo estaba escribiendo, me acordaba de la mili y de las payasadas que nos hacían hacer, y eso de todo por la patria y tal y cual, pero no he tenido más remedio que desviarme y decir ¿por qué no somos los ciudadanos los que pidamos una cantidad mayor, por todas las barrabasadas que nos hacen?
      Gracias por tu comentario
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Estoy completamente deacuerdo, Juan Vicente. Ahora puedo comprobar que no soy el único que así piensa. Además, a mi edad, ya puedo decir que estoy muy satisfecho de seguir creyendo en la dignidad......será que "lo otro", no forma parte de mi público. Además, nadie va a conseguir que hable u obre tal como no soy. Ni preguntas ni no preguntas....me sigo considerando libre, anti-preguntas obligadas y antienfados por causa de manipulaciones. Lamento haberme expresado así hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con los dos Luis y Juanvi. Totalmente

      Eliminar
  5. Esta clase de gente, amigo Javier, siempre han tenido la connivencia de la clase política dominante ( Zaplana, Camps y todos los que les han precedido en el poder). Calatrava, hace años que se mueve por estos derroteros, como pez por el agua junto con sus cómplices de negocios del PP. A esta genta no les hablemos de honor porque, no les interesa y no va con ellos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta clase, es una vergüenza para cualquier democracia que se precie. Por eso no tienen ningún honor, solo han ido y van a lo suyo nunca a lo público, una vergüenza
      Un abrazo, amigo Vicente

      Eliminar