domingo, 4 de enero de 2015

Es difícil

Nos cuesta mucho trabajo entendernos, mucho y a veces es imposible lograrlo. Creo que en general somos muy egoístas, pues si fuera de otra manera tendríamos la posibilidad de tener grandes acuerdos en las cuestiones fundamentales.

Es difícil, sin duda alguna, entendernos nosotros mismos, que en nuestras luchas internas, con nuestras soledades en nuestras pesquisas inútiles, de nuestros caminos cómodos para llegar a tener instantes de alguna felicidad.

Es difícil, otear en el horizonte de algunas posibilidades, que al final casi siempre, se ahogan en lágrimas impertinentes que no queríamos que llegaran y nos abortan toda felicidad que en algún momento creímos intuir, para que nos llenara nuestra alma de placidez difícil de contener.

Es difícil, que si nuestros congéneres se empeñan en hacernos la vida imposible, cómo vamos a intentar siquiera esbozar una sonrisa pensando que esa dificultad terminará sucumbiendo en nuestro yo, que es a su vez, posiblemente otro imposible de cordura.

Es difícil, en definitiva, que nos acompañen en nuestras penurias que nadie quieren entender y que nosotros pretendemos ocupar en las mentes de los demás como si fuéramos cortesanos importantes en la Corte de la Vida.

Solo tendremos que plantear a esa Corte de la Vida, la insuficiencia e indolencia de muchos que  nos quieren succionar y así obtener néctares que ellos nunca podrán ni siquiera pensar en poseer.

Es difícil, que nuestras semblanzas agnósticas de las que a veces presumimos, nos tengan en sus oraciones.

Es difícil.

12 comentarios:

  1. Bueno he compartido con un comentario en facebook contradictorio al de google. He respondido al mundo de distinta manera a ti Javier.
    Yo a ti no tengo nada que decirte, nada es dificil.
    Yo he trascendido....Tu me has hecho trascender.

    TQ <8>
    ¿Me entiendes?

    ResponderEliminar
  2. Te entiendo perfectamente. Lo verdaderamente importante es que hayas trascendido y estés feliz con lo que haces.
    OQM <8> Te entiendo

    ResponderEliminar
  3. Siempre leo tus artículos en los que coincido normalmente, por eso rara vez hago otra cosa que compartirlos con los demás para su enriquecimiento personal, pero no quiero pasar este último para decirte que jamás me había sentido tan emocionado a la vez que triste en esta tu última reflexión, y que me produce bastante desasosiego, como tú muy bien dices ..qué difícil

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias amigo. Me alegro que compartas mis escritos. También me produce desasosiego todo lo que está pasando en el mundo, y creo que es por la terquedad soberbia de los que tienen el poder, que están borrachos de codicia.
    Una verdadera pena que millones de personas mueran por estos sinvergüenzas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Querido amigo nunca habia tenido la ocasion de ver sus publicaciones y puedo dar gracias por haberlo hecho, siga en esa linea de lucha ,para hacer mas facil a esta sociedad, lamentablemente poco dada a las preocupaciones de los que sufren, que algun dia se le abra los ojos y participen en luchar, contra esa minoria que oprime a la mayoria que padecen sus desmanes continuos sin que nadie lo impida, creo que cada vez esta mas cerca ese dia y quiera que tuvieramos la dicha de compartirlo,no defallesca nunca siempre hacce falta alguien como Vd. que nos recuerde que hemos de pensar mas en los que sufren que en nosotros mismo,

    ResponderEliminar
  6. Gracias Germán, por tus palabras sentidas afines a mis pensamientos y actitudes para con nuestros congéneres.
    Espero y deseo que algún día podamos ver a ese 1% explotador del 99% restante que esta desangrando a la humanidad, se cambie y sea al revés, al menos habremos conseguido algo por este paseo de la vida.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  7. Cuando no sabemos a dónde vamos, llegamos a ninguna parte con una facilidad asombrosa. Algunas "ningunas partes" se convierten en "in eternums" pero algunas hacen tocar fondo; es entonces cuando uno espabila, pone las condiciones necesarias para que la felicidad asome por algún lugar, y aparecen personas como Javier y algunas más (no abundan). Que suerte la mía el día en que, por azhar, leí el primer Clamores
    Seguimos ahí, campeón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguimos ahí, es verdad, lo demás no merece la pena. Seguimos, vosotros si sois campeones.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Buen argumento, Javier. Sin duda, comparto el matiz de tu reflexión, que al fin se deduce que esta sociedad humana de humanos tiene bien poco. Es desalentador pensar que es "difícil" que lleguemos a un entendimiento, no mientras prime la avaricia por encima de cualquier derecho o dignidad. Sólo el hecho de que, aunque sea una parte minoritaria la que consiga no contaminarse de tanta aberración, ya será algo. Como alguien dijo alguna vez, "nadie dijo que sería fácil". No creo que sea sólo cuestión de que cambien las tornas, más bien debe de haber un cambio desde la raíz... Sino, simplemente sería lo mismo, y la cuestión está en evolucionar, cambiar para mejor todo el conjunto de la sociedad. ¿Cómo? Ay, esa respuesta debe estar en las conciencias...
    Un placer leer tus sabias palabras.

    ResponderEliminar
  9. Clarisa, es algo que quería dejar plasmado a los cuatro vientos, pero la gente, casi siempre no entiende lo que quiero decir, pero tu lo has captado a la primera. Gracias, amiga mía, te lo agradezco de corazón. Y `por ese motivo te doy las gracias, muy sinceras.
    Un placer leer tus comentarios, sin duda alguna.

    ResponderEliminar
  10. Amigo Javier, siempre será dificil el entendimiento entre los hombres por diversas razones: por la soberbia, la avaricia y en definitiva, por el egoísmo dominante y avasallador de unos pocos que logran aplastar la voluntat de la mayoría.
    Por desgracia, ese 1 % sabe muy bien como sacar rédito de las flaquezas de esa mayoría; usan métodos muy tracicionales y "maquiabélicos", como son: la ignorancia de mucha gente, producto de la extrema pobreza, y también esa otra "ignorancia activa" que anida en los subordinados al poder.
    Sí, tienes mucha razon Javier, es muy dificil que el género humano encuentre algún día el camino de la razón; es tremendamente difícil, sólo veo una solución a muy largo plazo, para empezar, sería necesario erradicar el egoísmo de la faz de la Tierra, cosa que no va a suceder de inmediato, ya se encargan los malos políticos que, la educación no llegue a todos los niveles de la enseñanza. A los malos gobernantes nunca les ha gustado un pueblo culto que sean inteligentes y "piensen", ¡¡ para pensar, ya están ellos y deciden por nosotros lo que les conviene!!.
    Es muy difícil que reine la calma en una sociedad dominada por gente mala, gente corrupta. ¿ Cómo lograr dar la vuelta a la situación?, ya no se me ocurre nada mejor que lo expuesto. ¡¡Lo siento, es dificil pero no imposible, aún quedan esperanzas!!. El pueblo tiene la solución, debemos de confiar en la mayoría de edad de un pueblo cansado de tanta injusticia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Tienes toda la razón del mundo, toda. Pero permíteme decirte que yo sigo creyendo en la buena gente y algún día estas grandes diferencias serán algo menores y ese 1% que ocupan toda la riqueza, se vaya cambiando y empiecen a crecer en el otro lado el del 99% de los que menos tienen y se vaya equilibrando algo más esta deshonrosa balanza de la desigualdad.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar