miércoles, 22 de abril de 2015

Asunto particular

Llamaron a la puerta de madrugada, vi unos señores que me dijeron eran de Aduanas, y que venían a hacer un registro.

Empezaron a registrar mis cosas, esas que siempre he considerado que eran objetos sin valor alguno.

Miraban y remiraban y volvían a revisar una agenda que tengo de color rojo y que yo aprecio mucho. Veía que repasaban mis anotaciones en las diferentes páginas con sus diferentes días.

Estaba alucinado, pues se centraron en esa agenda roja, en donde anoto fechas de cumpleaños, aniversario cosas que han sucedido antaño y temas de esa guisa. A veces anoto cosas aparentemente sin sentido, como que hace tantos años pasó algo  en mi vida y que yo me empeño en recordar y no sé porqué.

Pensé entonces que los que  revisaban esas páginas que yo era  un poco masoquista, empeñado en recordar malos momentos. Sentí un empujón de uno de los funcionarios y fue cuando  me desperté agitado y sudoroso con el corazón a punto de estallar.

Me pellizqué por si era cierto que había sido un sueño  o no y que estaba en la vida real o seguía en esa visita inesperada e intempestiva.

Por fin me percaté que había sido un sueño, respiré hondo varias veces y ya tranquilo me dirigí a la ducha, para sentir que estaba en mi rutina diaria. De todas formas cuando me vestí y me disponía a tomar mi desayuno, mis pies se pusieron a andar de forma automática, sin pensar donde se dirigían y entonces tomé en mis manos la agenda roja, dí un repaso rápido por si faltaba alguna hoja.

Recordé que había anotado en la fecha pertinente, debía acudir a Hacienda, pues en su momento recibí un requerimiento (esa palabra no me suena a querer) puesto que quería ver el expediente antes de hacer alegaciones o aportar documentos a la liquidación provisional que me presentaban en ese escrito.

Inmediatamente me vino a la memoria que ese requerimiento debía de ser un 'asunto particular' como apuntó en su día la secretaria general del Partido Popular María de los Dolores Cospedal refiriéndose a la detención de Rodrigo Rato, exdirector general del Fondo Monetario Internacional y exvicepresidente del Gobierno con José María Aznar.

El presidente de la Agencia Tributaria Santiago Menéndez en comparecencia en el Congreso de los Diputados, entre otras cosas dijo: "No puedo referirme a ningún contribuyente, pero la Agencia vela por el cumplimiento de la legalidad. La agencia investiga con discreción y sigilo constantemente" Me he quedado muy tranquilo con sus palabras, aunque mi sueño me alteró. 

Debe ser que mi caso es un asunto particular.

2 comentarios:

  1. Sí amigo Javier, hay que ver con que prontitud, se han puesto todos los mandatarios del PPopular de acuerdo para decir todos a una que: el "caso Rato" es un asunto particular.
    Sí, el caso Rato, no tiene nada que ver con la política ni con el PPopular. ¡¡ Qué cara más dura tienen y qué cínicos son, quieren hacernos creer que el ex vicepresidente Rato, el ex Gerente de FMI, el que hizo el milagro económico en el gobierno de Aznar, el causante de la burbuja inmobiliaria y el gran ministro de Economia, resulta que todo queda en un "asunto particular"; como si hubiese pasado por el PPopular de casualidad!!.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, qué razón tienes y que bien me has interpretado 'mi sueño'.
    Es muy particular como nos han dejado sin pasta!!!
    Un brazo amigo Vivcente

    ResponderEliminar