lunes, 13 de abril de 2015

Datos inquebrantables

Por mucho que se empeñen los políticos en 'disfrazar' los datos macro-económicos de nuestro país, son muy tozudos (los datos) y yo diría inquebrantables.

Tenemos los datos principales que teníamos cuando dejó la presidencia de la nación el socialista José Luis Rodriguez Zapatero.

El número de parados era de 4.442.359 (la llamada herencia de Zapatero).

Ahora con datos al 31 de marzo de 2015, la cifra es de 4.451.939.

Otro dato que resulta significativo es el número de afiliados a la Seguridad Social. Al 31 de diciembre de 2011 eran de 17.229.992 y al 31 de marzo de 2015 es de 16.832.801.

Es claro que con la reforma laboral de Báñez ha traído una precarización del empleo en España; esto es que la reducción de los salarios traen como consecuencia un incremento de la pobreza y se han abierto unas brechas cada vez mayores en las desigualdades.

No cabe la menor duda que las políticas practicadas por indicación de la no desaparecida Troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo, y Fondo Monetario Internacional), han dado los resultados que todos conocemos.

Pero hay un dato que envuelve y acapara a la nación y no es otro que la corrupción.

La corrupción también es un dato inquebrantable y por supuesto muy tozudo, pues la ciudadanía sabe perfectamente que se han cometido robos mayúsculos y no han revertido a los ciudadanos para amortiguar esa desigualdad cada vez  más notoria entre los de 'arriba' respecto a los de 'abajo'.

Tenemos que hacer todo lo posible para que esa especie de fórmula que acuna todo lo anteriormente relatado, dejen de negar todas las fuerzas de que aquí no ha pasado nada. 

La realidad nos está diciendo a voces que esos  datos inquebrantables, hay que hacer todo lo posible para quebrarlos en beneficio de la ciudadanía.

4 comentarios:

  1. Tienes razón, como siempre, con tus acertados análisis. Y de lo que no hay duda es que esos datos se quebarán con otro gobierno, porque lo que es con el del PP, el actual y el que pudiera haber si es que los ciudadanos son tan masoquistas e ignorantes como para votarles no iremos a ninguna parte, Un enorme abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Luisa por tu comentario.
    Qué ganas tengo de quitarme esta losa inmensa de sinvergüenzas que nos han hundido.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. Amigo Javier, creo que la herencia recibida de Zapatero se va a quedar corta con la que recibiremos del Gobierno de Mariano Rajoy; tantas veces vilipendiada la herencia de ZP por los mismos de siempre del PPopular; convendría echar un vistazo a los datos para clarificar este asunto: a día de hoy sigue habiendo más paro que el que dejó ZP sin contar los más de 500.000 jóvbenes que han tenido que emigrar al extrtanjero en busca de una vida mejor. Hay que resaltar también los afiliados a la Seg. Social: con ZP había casi medio millón más de afiliados y cotizando.
    Como hemos visto, la herencia de Rajoy va a ser superior a la de Zapatero y sin embargo los socialistas no cacarean tanto (deberían de hacerlo, al PP buenos réditos han tenido con esta estrategia de la crispación contínua).
    Estamos en año electoral, los ciudadanos deberían de concienciarse y ser consecuente a la hora de echar el voto en las urnas. Estos gobernantes corruptos que, lo estamos viendo todos los días: ( el minisrtro ejemplar de la Transición Española era D Rodrigo Rato, ¡¡ vaya ejemplaridad!!) y otrros tantos como Blesa, inmune ante la justicia y se carga a los jueces que van a por él.
    No puede quedar así, tenemos que tomar conciencia y echar a los malos gobernantes, corruptos y ladrones a mansalva.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Nuestra crisis, ni de lejos ha terminado, como quieren hacernos ver, ni de lejos, para nuestra desgracia, este roto que nos han hecho va hacia el abismo. ¿Quién podrá arreglarlo?
    Un abrazo amigo Vicente

    ResponderEliminar