martes, 14 de abril de 2015

Maniobras ocultas

Cuando era joven, un poco más joven que ahora, oír la palabra 'maniobra' suponía que en esos interminables meses de 'servicio a la patria', era salir al campo y que no haríamos lo que llamaban 'instrucción cerrada'.

Por cierto ahora recordando esos años de juventud entiendo por qué se llamaba 'instrucción cerrada', puesto que hacíamos una serie de movimientos muy al milímetro para que cuando desfiláramos, fueran perfectos, pero cerrados normalmente en un patio de un cuartel.

Después de este pequeño paseo de la memoria en formación cerrada, ahora toca mirar desde otro prisma muy diferente, pero en donde es necesario emplear la palabra maniobraHabréis adivinado a qué clase de maniobras me refiero; sí, esas que seguramente estáis pensando.

Estamos como estamos, en el pistoletazo de salida de las elecciones de las CCAA y municipales a celebrar el día 24 de mayo, no cabe la menor duda que después del ensayo efectuado en las adelantadas elecciones andaluzas, todas las formaciones antiguas y nuevas, están tomando buena nota de las innumerables encuestas de intención de voto.
Mientras, determinados políticos intentan aliviar los estrepitosos fracasos de algunas formaciones.

Ello les ha empujado a hacer movimientos de fuerza para que que no se les caiga el sombrajo y se queden al pairo de un posible y temido paro.

Resulta que existe otra palabra que me inunda de cabreo y mucha rabia a la par que indignación y no es otra que 'corrupción'.

No entiendo como algunas formaciones tienen en sus listas personas que están imputadas -aunque ahora lo llaman de otra forma- y en las intenciones de voto siguen en el 'candelero'.  No lo entiendo.

Es como si Blesa, por decir algo, fundara un banco y se llevara muchos clientes y volviera a las andadas.

Me quedo pensando en un titular en primera página de El País (10-04-2015), que dice:
"Griñán: En los ERE no hubo un gran plan. pero sí un gran fraude".

Esto lo dijo ante el Tribunal Supremo, naturalmente exculpándose de su responsabilidad. Sostiene que cuando se produjo el fraude, él estaba al frente de la Consejería de Economía y Hacienda y no en la de Empleo.

Estaba probablemente de lo que yo llamo de maniobras ocultas.

4 comentarios:

  1. Me encanta tu posteo, admiro tu capacidad de analizar con sentido del humor y en pocos párrafos la realidad de un país y de unos políticos que maniobran para permanecer en el poder riéndose de todos nosotros. Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Javier, está claro que no todo el mundo ve en el tema de la corrupción, "la imputación", porque unos siguen imputados continuando en sus cargos políticos y otrros son separados inmediatamente de la política al ser imputados.
    No comprendo como el PSOE no aparta de sus cargos a Chaves y Griñán cuando todo el mundo sabe que, tenían responsabilidad en el fraude de los ERE.
    Estos días paados hemos visto el caso del exministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar, Sí, hemos visto como Pedro Sanchez salía a la palestra reivindicando el buen hacer político que era: apartar inmediatamente de la escena política al exministro canario por el caso del supuesto "maltrato a su mujer", sin que haya sido denunciado por su exmujer si mal no recuerdo.
    Claro está, hay dos varas der medir. ¡¡No todos son iguales!!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Amigo Vicente, aquí, en este país hay varias varas de medir, siempre fue así.
    Un abrazo

    ResponderEliminar