viernes, 24 de abril de 2015

Extremadura

Del libro "El alma de los árboles"
De Miguel Herrero Uceda.
Ilustrado por Antonio Herrero Uceda
Nota (*)
El imperio griego nos dejó tantas cosas que no somos capaces de agradecerles, es más con esto del invento de la Troika, encima les consideran unos apestados.

El imperio griego en Kerasus ya usaban ciertos frutos como métodos depurativos y esos frutos los denominaban kerasus, que más tarde evolucionó a cerasus hasta que finalmente se llamaron cerezas, aunque como muchas cosas, gracias a los árabes las empezaron a plantar en el Valle del Ebro y más concretamente en la zona del Jerte.

Podemos disfrutar de la jugosa carne roja de sus diferentes variedades, a saber: cerezas dulces, cerezas ácidas o más conocida como guinda, por último la picota.

Personalmente a mi la picota es la que más me gusta. Este magnífico fruto se da sobre todo en Extremadura, Aragón y Cataluña, sobre todo en la variedad de cereza dulce.

Pero no puedo olvidar que la picota más conocida y apreciada se obtiene en el Valle del Jerte.

En Extremadura tenemos unos maravillosos paisajes, monumentos y sobre todo -como suelo decir- buena gente.

En Ceclavín se encuentra al Suroeste de la comarca de las Vegas del Alagón y destaca por ser el municipio con más ermitas de su comarca.
Rollo de Cleclavín
También se conserva en perfecto estado el rollo jurisdiccional de la villa de estilo manuelino(gótico tardío de influencia portuguesa) que consta de basa, fuste (decorado con bolas entre helicoides) y cuatro brazos en cruz figurando cabezas de animales.

Extremadura, es mucha Extremadura.

(*) Os dejo la web de unos magníficos editores, originarios de Ceclavín.
www.elam-editores.es 

4 comentarios:

  1. No tengo nada que objetar sobre lo que dices de Extremadura amigo Javier, sé que es la tierra de las buenas y dulces cerezas y sobre todo que hay muy buena gente, pongo por ejemplo a nuestra querida amiga: Cata Pacheco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto, nuestra amiga Catalina, es un ejemplo de 'buena gente'
    Un abrazo amigo Vicente

    ResponderEliminar
  3. Poco antes de casarse mi hija, fuimos con su novio y ella a recorrer el Valle del Jerte (era capicho de mi futuro yerno), y la verdad que pasé unos días muy buenos.
    Completamente de acuerdo en lo referente a Cata, gran amiga, y "buena gente".

    ResponderEliminar
  4. Es cierto, muy buena gente, sin duda y una gran región en todos los aspectos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar