viernes, 18 de marzo de 2016

Escuchar



Me vais a decir que soy obsesivo en lo referente a decir, comunicar y publicitar que tenemos que escuchar.

Escuchar no es simplemente oír, hay que entender lo que el otro está expresando, para poder después hacer la asimilación correspondiente de lo que se está escuchando, y así poder comenzar un diálogo.

Ya sabemos que, si uno no quiere, dos no se entienden, estaremos en lo de siempre, estaremos sordos, por mucho que leamos lo que nos han escrito en negro sobre blanco.

Los temas hay que discutirlos y discutir no es poner trabas, es todo lo contrario, es convencer con razonamientos concretos, lo que queremos explicar y así poder convencer al otro.

Sí, estoy obsesionado con la palabra escuchar, y es porque pienso que lo primero que hay que hacer es saber escuchar, y después saber explicar, lo que pienso (razonablemente) de lo que antes he escuchado, para a continuación, dar los puntos de vista que yo tengo sobre el tema, e ir poniendo en negro sobre blanco los hitos con los que puedo razonar y convencer al otro, y eso es en definitiva, saber dialogar.

Si de entrada decimos que no podemos tener ningún punto en común, entonces estaremos echando al traste toda posibilidad de encuentro alguno.

Ya sé que el otro tiene objetivos distintos a los míos, pero la gran verdad del ser humano, es  saber razonar, que es lo que nos distingue de los otros seres vivos, aunque a veces pienso que existen algunos animales, que pueden tener mejor raciocinio que algunos humanos.

Haced la prueba y empezad a dialogar desde el plano imprescindible de saber escuchar.

2 comentarios:

  1. Unavez más tengo que decirte que, estoy totalmente de acuerdo contigo amigo Javier.

    ¿Será este el gran problema que tienen nuestros representantes políticos?, quizás sea así, porque no se explica lo que está pasando.

    Reitero lo que te dije en cierta ocasión: "me siento defraudado con el comportamiento del líder de la nueva formación política PODEMOS"; no creo que la situación de bloqueo en la que nos encontramos, sea la de no saber escuchar, creo que no, estoy convencido de que hay otros intereses que, no son precisamente servir al bien común.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo, amigo Vicente. Mucha defraudación de aquel germen del 15-M.
    Un abrazo

    ResponderEliminar